Lectura del Día

Lecturas



4 Julio del 2020

4 sábado
Blanco / Azul

Memoria, NUESTRA SEÑORA DEL REFUGIO o SANTA ISABEL DE PORTUGAL +
MR pp. 744 y 867 [768 y 906] / Lecc. II p. 528

Esta imagen de la Santísima Virgen ha infundido un gran fervor en el pueblo cristiano y ha ocasionado la conversión de muchos pecadores. Por eso se le comenzó a llamar “Refugio de los pecadores”. En ella expresa la Virgen María su protección maternal. La imagen actual es una copia, hecha en 1709, de una imagen muy venerada en Italia.

ANTÍFONA DE ENTRADA

Dichosa tú, Virgen María, que llevaste en tu seno al creador del universo; diste a luz al que te creó, y permaneces Virgen para siempre.

ORACIÓN COLECTA

Dios todopoderoso y eterno, que has constituido a la Santísima Virgen María como refugio y auxilio de los pecadores, concédenos su poderosa ayuda, para que, arrepentidos de nuestros pecados, alcancemos de tu misericordia la eterna felicidad. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

PRIMERA LECTURA

[Haré volver a los cautivos de Israel y los plantaré en su suelo.]
Del libro del profeta Amós 9, 11-15
Esto dice el Señor: “Aquel día renovaré la casa de David convertida en ruinas, taparé sus brechas, levantaré sus muros y la reconstruiré como era en otros tiempos, para que entre en posesión de lo que queda de Edom y de todas las naciones donde se invocó mi nombre”. Esto dice el Señor y Él se encargará de cumplirlo. “Días vendrán, dice el Señor, cuando el que ara alcanzará al segador y el que pisa las uvas, al sembrador; de los montes brotará vino y correrá por las colinas. Entonces haré volver a los cautivos de Israel: reconstruirán las ciudades destruidas y las habitarán, plantarán viñas y beberán de su vino, cultivarán huertos y comerán de sus frutos. Los plantaré en su suelo y ya no serán arrancados de la tierra que yo les di”, dice el Señor, tu Dios. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL del salmo 84, 9. 11-12. 13-14

R. Escucharé las palabras del Señor. Escucharé las palabras del Señor, palabras de paz para su pueblo santo y para los que se convierten de corazón. R. La misericordia y la verdad se encontraron, la justicia y la paz se besaron, la fidelidad brotó en la tierra y la justicia vino del cielo. R. Cuando el Señor nos muestre su bondad, nuestra tierra producirá su fruto. La justicia le abrirá camino al Señor e irá siguiendo sus pisadas. R.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Jn 10, 27

R. Aleluya, aleluya. Mis ovejas escuchan mi voz, dice el Señor; yo las conozco y ellas me siguen. R. Aleluya.

EVANGELIO

[¿Cómo pueden llevar luto los amigos del esposo, mientras él está con ellos?]
Del santo Evangelio según san Mateo 9, 14-17
En aquel tiempo, los discípulos de Juan fueron a ver a Jesús y le preguntaron: “¿Por qué tus discípulos no ayunan, mientras nosotros y los fariseos sí ayunamos?”. Jesús les respondió: “¿Cómo pueden llevar luto los amigos del esposo, mientras él está con ellos? Pero ya vendrán días en que les quitarán al esposo, y entonces sí ayunarán. Nadie remienda un vestido viejo con un parche de tela nueva, porque el remiendo nuevo encoge, rompe la tela vieja y así se hace luego más grande la rotura. Nadie echa el vino nuevo en odres viejos, porque los odres se rasgan, se tira el vino y se echan a perder los odres. El vino nuevo se echa en odres nuevos y así las dos cosas se conservan”. Palabra del Señor.

REFLEXIÓN: • La profecía de Amós se cierra con una perspectiva radiante y esperanzadora para quienes –no obstante todas las vicisitudes y contratiempos– supieron permanecer fieles. El día en que Dios «visitará» a su pueblo todos los pecadores perecerán, pero el «resto» de Israel disfrutará de la clemencia del Señor. Ese reino mesiánico estará lleno de paz y prosperidad para todos. Lo será ahora, con la posesión de la tierra prometida, y más definitivamente cuando, unido a «su» Dios por una alianza eterna, llegue a disfrutar plenamente de su salvación... • Según san Mateo, son los discípulos del Bautista quienes introducen el tema. Los otros evangelistas no identifican a los autores de tal pregunta (Cfr. Mc 2, 18 y Lc 5, 33). Esta alusión al «Novio» –relacionándolo con el Mesías– fue también obra del precursor, mientras presentaba a Jesús a los discípulos (Cfr. Jn 3, 28s). Jesús les recuerda que ellos no están bajo la disciplina normal y ordinaria del «ayuno», sino que se mueven en la libertad que brota de la «amistad». Esa incompatibilidad es lo que acentúan las dos breves parábolas del «remiendo» de tela nueva en vestido viejo y del «vino» nuevo en odres viejos.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Al venerar la memoria de la Madre de tu Hijo, te rogamos, Señor, que la ofrenda que te presentamos nos transforme, por la abundancia de tu gracia, en ofrenda permanente. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Lc 1, 49

Ha hecho en mí grandes cosas el que todo lo puede. Santo es su nombre.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Ya que nos has concedido participar de la redención eterna, te rogamos, Señor, que, quienes celebramos la conmemoración de la Madre de tu Hijo, no solo nos gloriemos de la plenitud de tu gracia, sino que experimentemos también un continuo aumento de salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

+ SANTA ISABEL DE PORTUGAL
MR pp. 744 y 928 [769 y 968] / Lecc. II p. 528

Isabel de Aragón (1271-1336), esposa del rey Denís de Portugal, fue una esposa y una madre muy atribulada. Su licencioso marido la despreciaba. Perdió a su hija y a su yerno y vio cómo su hijo se rebelaba contra su padre, el rey. En medio de todos aquellos dolorosos conflictos, Isabel oraba, ayunaba y trataba de restablecer la paz. Ya viuda, se hizo terciaria franciscana.

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 111, 9

Al pobre da con abundancia, obra siempre conforme a la justicia; su frente se alzará llena de gloria.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, autor de la paz y amante de la caridad, que otorgaste a santa Isabel de Portugal la gracia admirable de reconciliar a los enemistados, concédenos, por su intercesión, trabajar por la paz, para que podamos ser llamados hijos de Dios. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acoge, Señor, las ofrendas de tu pueblo, para que, al celebrar la obra de la caridad inmensa de tu Hijo, seamos confirmados en el amor a ti y al prójimo, a ejemplo de santa Isabel de Portugal. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. Jn 13, 35

En esto reconocerán todos que ustedes son mis discípulos: en que se aman los unos a los otros, dice el Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Alimentados con este sacramento de salvación, suplicamos humildemente a tu bondad, Señor, que, haciéndonos imitadores de la caridad de santa Isabel de Portugal, participemos también de su gloria. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Felicidades a nuestros Sacerdotes González Palacios Sergio Guadalupe · López Carrillo Anacleto · Ramírez Hernández Fernando ·

Lectura de día



Lectura del lunes,
13 de julio de 2020

Agenda Litúrgica 2020



Agenda litúrgica 2019-2020 en PDF

Visitas de la Virgen



Ver más...

CEM



Conferencia del Episcopado Mexicano

Circulares y Comunicados

1.Com. Notificación
2.Com. Estadística Anual
3.Com. Jornada Mundial del Enfermo
4.Com. Preseminarios 2018
Ingresos Diocesanos
Colectas Especiales


Ingresos Diocesanos


Colectas Especiales

Directorio - Horario de Misas



Directorio - Horario de misas

Consulta de causas



Ver más...

Ministros Extraordinarios



Ingresa...


Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 52 (33) 3614-5504, 3055-8000 Fax: 52 (33) 3658-2300
© 2020 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis