Lectura del Día

Lecturas



31 enero del 2020

31 viernes
Blanco

Memoria, SAN JUAN BOSCO, Presbítero
MR pp. 671 y 901 [686 y 940] / Lecc. I p. 550

En Turín, Italia, siendo sacerdote, dedicó toda su vida a los jóvenes del pueblo, aunque sus aspiraciones se extendieron más allá de esa región italiana. Fundó la congregación de los salesianos y la de María Auxiliadora, que se pondrían al servicio de la juventud del mundo entero (1815-1888).

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sir 45, 20

El Señor lo eligió para ser su sacerdote, a fin de que le ofrezca un sacrificio de alabanza.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que suscitaste a san Juan Bosco, presbítero, como padre y maestro de la juventud, concédenos que, inflamados por un amor semejante al suyo, busquemos el bien de las almas y vivamos entregados a tu servicio. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

PRIMERA LECTURA

[Pon a Urías en el sitio más peligroso, para que lo maten.]
Del segundo libro de Samuel 11, 1-4a. 5-10a. 13-17
En la época del año en que los reyes acostumbraban salir a la guerra, David envió a Joab con sus oficiales y todo Israel contra los amonitas. Los derrotaron y pusieron sitio a Rabbá. David se había quedado en Jerusalén. Un día, al atardecer, se levantó de dormir y se puso a pasear por la terraza del palacio; desde ahí vio a una mujer que se estaba bañando. Era una mujer muy hermosa. David mandó preguntar quién era aquella mujer y le dijeron: “Es Betsabé, hija de Eliam, esposa de Urías, el hitita”. David mandó unos criados a buscarla. Se la trajeron a su casa y durmió con ella. La mujer quedó embarazada y le mandó decir a David: “Estoy encinta”. Entonces David le envió un mensaje a Joab: “Haz que venga Urías, el hitita”. Joab cumplió la orden, y cuando Urías se presentó a David, el rey le pregunto por Joab, por el ejército y por el estado de la guerra. Luego le dijo: “Ve a descansar a tu casa, en compañía de tu esposa”. Salió Urías del palacio de David y este le mando un regalo. Pero Urías se quedó a dormir junto a la puerta del palacio del rey, con los demás servidores de su señor, y no fue a su casa. Le avisaron a David: “Urías no fue a su casa”. Al día siguiente, David lo convido a comer con él y lo hizo beber hasta embriagarse. Ya tarde, Salió Urías y se volvió a quedar a dormir con los servidores de su señor y no fue a su casa. A la mañana siguiente escribió David a Joab una carta y se la envió con Urías, En ella decía: “Pon a Urías en el sitio más peligroso de la batalla y déjalo solo para que lo maten”. Joab, que estaba sitiando la ciudad, puso a Urías frente a los defensores más aguerridos. Los sitiados hicieron una salida contra Joab y murieron algunos del ejército de David, entre ellos, Urías, el hitita. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL del salmo 50, 3-4. 5-6a. 6bc-7. 10-11

R. Misericordia, Señor, hemos pecado. Por tu inmensa compasión y misericordia, Señor, apiádate de mí y olvida mis ofensas. Lávame bien de todos mis delitos y purifícame de mis pecados. R. Puesto que reconozco mis culpas, tengo siempre presentes mis pecados, contra ti solo pequé, señor, haciendo lo que a tus ojos era malo. R. Es justa tu sentencia y eres justo, Señor, al castigarme. Nací en la iniquidad, y pecador me concibió mi madre. R. Haz que sienta otra vez jubilo y gozo y se alegren los huesos quebrantados. Aleja de tu vida mis maldades y olvídate de todos mis pecados. R.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Cfr. Mt 11, 25

R. Aleluya, aleluya. Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla R. Aleluya

EVANGELIO

[El hombre siembra su campo, y sin que él sepa cómo, la semilla germina y crece.]
Del santo Evangelio según san Marcos 4, 26-34
En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: “El Reino de Dios se parece a lo que sucede cuando un hombre siembra la semilla en la tierra; que pasan las noches y los días, y sin que él sepa cómo, la semilla germina y crece; y la tierra, por si sola, va produciendo el fruto: primero los tallos, luego las espigas y después los granos en las espigas. Y cuando ya están maduros los granos, el hombre echa mano de la hoz, pues ha llegado el tiempo de cosecha”. Les dijo también: “¿Con qué compararemos el reino de Dios? ¿Con qué parábola lo podremos representar? Es como una semilla de mostaza que, cuando se siembra, es la más pequeña de las semillas; pero una vez sembrada, crece y se convierte en el mayor de los arbustos y hecha ramas tan grandes, que los pájaros pueden anidar a su sombra”. Y con otras muchas parábolas semejantes les estuvo exponiendo su mensaje, de acuerdo con lo que ellos podían entender. Y no les hablaba si no en parábolas; pero a sus discípulos les explicaba todo en privado. Palabra del Señor.

REFLEXIÓN: • David comete primero adulterio con Betsabé y luego homicidio con su marido Urías. En ambos pecados, además de una gran injusticia, hay un flagrante delito contra la vida. La lección que nos deja esa triste experiencia es que ninguno, cualquiera que sea su posición, está confirmado en gracia. De cualquier forma, aún del pecado Dios puede sacar algún bien. Sí, mañana la liturgia nos hablará del ejemplar arrepentimiento de David, pero hoy él –el elegido de Dios– se nos presenta como el ocioso y prepotente soberano que aplasta al justo indefenso… • San Marcos concluye hoy el discurso parabólico de Jesús, con las parábolas de «la semilla que crece sola» y con la del «grano de mostaza». Ambas coinciden en la enseñanza de que el Reino de Dios viene con toda seguridad –sin indebidas prisas y, normalmente, a través de medios pobres– porque ya ha irrumpido en el mundo en la persona y en el mensaje de Jesús. El Señor no suele utilizar mediaciones extraordinarias o aparatosas, cuando puede realizar lo mismo valiéndose de actuaciones humildes y discretas.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Dios todopoderoso, suplicamos humildemente a tu majestad que así como los dones ofrecidos en honor de san Juan Bosco manifiestan la gloria del poder divino, de la misma manera nos alcancen el fruto de tu salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Mt 28, 20

Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo, dice el Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Alimentados con santos manjares, concédenos, Dios todopoderoso, seguir constantes los ejemplos de san Juan Bosco, servirte con generosa entrega y amar a todos con caridad infatigable. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Felicidades a nuestros Sacerdotes Michel Figueroa Héctor ·

Lectura de día



Lectura del miércoles,
19 de febrero de 2020

Agenda Litúrgica 2020



Agenda litúrgica 2019-2020 en PDF

Visitas de la Virgen



Ver más...

CEM



Conferencia del Episcopado Mexicano

Circulares y Comunicados

1.Com. Notificación
2.Com. Estadística Anual
3.Com. Jornada Mundial del Enfermo
4.Com. Preseminarios 2018
Ingresos Diocesanos
Colectas Especiales


Ingresos Diocesanos


Colectas Especiales

Directorio - Horario de Misas



Directorio - Horario de misas

Eventos



Ver más...

Ministros Extraordinarios



Ingresa...


Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 52 (33) 3614-5504, 3055-8000 Fax: 52 (33) 3658-2300
© 2018 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis