Documentos Diocesanos

II Sínodo Diocesano para la Nueva Evangelización

Vicaría de pastoral, comisiones diocesanas e institutos teólogicos pastorales

I. ILUMINACION

721- La Iglesia tiene la misión de hacer llegar el mensaje evangélico a todo el hombre y a todos los hombres, de tal manera "que ponga a Cristo en el corazón y en los labios de todos" (SD, "Discurso inaugural", 5). La Iglesia particular está llamada a vivir el dinamismo de la comunión-misión. La comunión y la misión están íntimamente unidas entre sí, se enriquecen y se implican mutuamente (SD, 55). Por esto, es indispensable "impulsar procesos globales, orgánicos y planificados que faciliten y procuren la integración de todos los miembros del pueblo de Dios, de las comunidades y de los diversos carismas, y los orienten a la Nueva Evangelización, incluida la misión ad gentes" (SD, 57).

722- Todos los agentes implicados en el proceso de la Nueva Evangelización deben estar atentos y conocer los caminos por los que transitan hoy los hombres y mujeres de nuestro tiempo. Especial énfasis se ha de poner en la actitud de los pastores que, a imitación de Cristo, han de ir delante de las ovejas (DP, 74, 692). Las realidades religiosas, culturales, sociales, económicas o políticas, conocidas más de cerca en el contexto de una Iglesia particular, deben ser iluminadas y transformadas desde dentro con la fuerza del Evangelio (EN, 19).

723- De esa compleja realidad vivida, brotan infinidad de desafíos que interesan e interpelan grandemente a la Iglesia local, puesto que influyen necesariamente en el ser y actuar de las diversas comunidades que la conforman. En esas comunidades concretas en las que se encarna la diócesis, tiene ella la "misión de prolongar la presencia y acción evangelizadora de Cristo" (SD, 55). Ahora bien, las respuestas pastorales que exigen esos desafíos superan, con mucho, las posibilidades de las comunidades menores. Por ello, la pastoral territorial necesita encontrarse y complementarse con esa otra forma de evangelizar llamada pastoral funcional.

Vicaría de pastoral

724- La vicaría episcopal de pastoral es el organismo del obispo que, en su nombre y con su autoridad, promueve, anima y coordina la acción pastoral global en su diócesis. Es el instrumento a través del cual el obispo discierne la problemática y da respuestas pastorales, con sus directrices y determinaciones a la vida pastoral de la Iglesia que le ha sido confiada. Al frente de esta vicaría está el vicario episcopal de pastoral quien, como todo vicario episcopal, está íntimamente ligado a la persona del obispo diocesano. En nuestra diócesis el vicario episcopal de pastoral suele ser, además, obispo auxiliar.

725- Dependen directamente del vicario episcopal de pastoral las comisiones diocesanas con sus secciones, el instituto diocesano de pastoral, el centro diocesano de pastoral y la librería. Los demás institutos bíblico-teológicos existentes en nuestra diócesis, lo mismo que otros que las necesidades del tiempo aconsejaran instituir, quedarán también bajo la responsabilidad y supervisión de la vicaría episcopal de pastoral. La comisión de formación integral del presbiterio, la de pastoral de religiosos y la de pastoral del seminario, no dependen directamente de la vicaría, pero procurarán apoyarse y coordinarse recíprocamente, en todo lo que atañe al bien común y general de nuestra Iglesia diocesana.

726- Para que la vicaría de pastoral pueda realizar su función de manera efectiva se requiere la integración de un equipo que dé cauce a los acuerdos tomados, que trabaje los proyectos que se vayan presentando y cuide se cumplan las funciones señaladas. Es necesario que el obispo auxiliar, vicario episcopal de pastoral, cuente con el auxilio de un secretario ejecutivo dentro de la vicaría de pastoral.

Vicario episcopal de pastoral

727- El vicario episcopal de pastoral está en la línea de los vicarios episcopales; por lo mismo, todo lo señalado para los vicarios episcopales vale para este servicio en el campo pastoral, pero elevado a la dimensión no de una zona particular, sino a la totalidad de la diócesis. Como presencia vicaria del obispo en este campo, toca al vicario episcopal de pastoral promover, animar y coordinar las tareas comunes de pastoral en la diócesis y ofrecerle los apoyos adecuados.

728- Promover la pastoral integral y orgánica comporta, entre otras tareas:

• Recoger la realidad diocesana y analizarla a la luz de la fe.
• Detectar los vacíos de nuestra pastoral en los diferentes niveles, ambientes y servicios: agentes de pastoral, estructuras, tareas fundamentales, destinatarios prioritarios, recursos.
• Proponer caminos para responder a los vacíos más apremiantes detectados en los diferentes niveles, ambientes y servicios pastorales.

729- Animar la pastoral en la diócesis comporta:
• Mantener informado al obispo sobre la realidad pastoral y los requerimientos importantes que ésta va exigiendo.
• Asegurar la información pastoral oportuna en los diferentes niveles y responsabilidades pastorales.
• Cuidar y programar la capacitación específica de los responsables de las diferentes instancias y servicios pastorales.
• Implementar y fortalecer el proceso pastoral con las orientaciones que va dando el Magisterio y con las aportaciones de acontecimientos eclesiales supradiocesanos.
• Vigilar que no falten los recursos y estímulos necesarios a los responsables de las instancias y servicios pastorales.

730- Coordinar la acción pastoral pide:
• Vigilar que todas las instancias y servicios diocesanos de pastoral realicen fielmente su encomienda apoyando, directa o indirectamente, la misión de la parroquia.
• Instrumentar la aplicación del Plan diocesano de pastoral, con la programación anual en las diferentes instancias y organismos de pastoral.
• Realizar encuentros periódicos con los coordinadores y asesores de las comisiones para asegurar los criterios comunes, propiciar la interrelación y apoyo mutuo.
• Promover la unidad de criterios y la complementación en los diferentes centros e institutos de formación pastoral.
• Preparar la realización de las jornadas o asambleas diocesanas de pastoral, en coordinación con los vicarios episcopales de zona.

731 El servicio a la comunión y a la evangelización integral exige a la vicaría de pastoral tareas globales fundamentales:
• Impulsar la misión profética, sacerdotal y regia de Cristo a la luz de la Nueva Evangelización y de las acentuaciones que va proponiendo el Magisterio.
• Animar la formación integral de agentes asegurando la unidad de criterios fundamentales.
• Relacionar entre sí los diversos sectores y organismos pastorales de la diócesis en vistas a su caminar orgánico.
• Promover y animar la aplicación del Plan diocesano de pastoral como el instrumento concreto para impulsar la comunión y la evangelización integral.
• Promover la revisión de recursos, tanto humanos como materiales, en vistas a su mejor aprovechamiento y eficacia.
• Fortalecer la información pastoral como instrumento de comunión y participación.

732- La vicaría episcopal de pastoral, normalmente, realiza su cometido ordinario y permanente a través de las comisiones e institutos teológico-pastorales, lo mismo que a través de otro tipo de organismos, transitorios o permanentes, por medio de los cuales sale al encuentro de las necesidades que le reclaman los más diversos campos de la vida pastoral de nuestra diócesis, principalmente el apoyo a las parroquias y a los movimientos laicales.

Las comisiones

733- Las comisiones diocesanas son estructuras creadas para dar respuesta a problemas específicos más allá de cualquier circunscripción territorial. Mediante estos organismos el obispo cuida que los aspectos fundamentales de la acción pastoral, especialmente el profético, el litúrgico y el social, no falten, crezcan y se fortalezcan.

734- Las diversas comisiones tienen como presupuesto común algunos criterios bien definidos:

Tener un conocimiento claro de la realidad y discernirla a la luz del Evangelio.

Promover una evangelización que libere y transforme íntegramente al hombre.

Suscitar y acompañar procesos más que acciones aisladas.

735- Tarea de todas las comisiones es asumir el Plan diocesano aprobado por el obispo, para que así, desde un objetivo común y definido, se prevea y programe el propio trabajo específico (SD, 57). Prioridad de toda comisión es proporcionar capacitación apropiada a los agentes de pastoral "conforme a la eclesiología del Vaticano II y Magisterio posterior" (SD 57). Otra de sus encomiendas es llegar efectivamente con su apoyo, orientación y acompañamiento hasta la comunidad más alejada, por geografía o mentalidad. Finalmente, todas ellas han de buscar el trabajo orgánico y de conjunto, tanto hacia el interior como hacia el exterior, para lograr una mayor eficacia (SD, 55.57). La actitud de comunión, la actitud de servicio y la actitud misionera, han de quedar de manifiesto en todas las actividades e iniciativas de las comisiones, instituidas por el obispo para estimular las tareas fundamentales a lo largo y ancho de la diócesis (DP, 1302-1305).

736- En la diócesis de Guadalajara existen nueve Comisiones, a saber:

1.- La Comisión de Pastoral profética con cuatro secciones: l Catequesis l Apostolado bíblico l Educación y cultura l Misiones.
2.- La Comisión de Pastoral litúrgica con tres secciones: l Liturgia l Arte sacro l Música sacra.
3.- La Comisión de Pastoral social con cuatro secciones y un equipo: l Cáritas l Pastoral penitenciaria l Pastoral del trabajo l Pastoral de los derechos humanos l Equipo para la enseñanza de la Doctrina social de la Iglesia.
4.- La Comisión para la Promoción integral del presbiterio con tres secciones: l Formación permanente l Previsión social l Espiritualidad.
5.- La Comisión de Laicos con tres secciones: l Familia l Jóvenes l Diversos.
6.- La Comisión para la Pastoral de los religiosos y religiosas.
7.- La Comisión para la Pastoral del seminario.
8.- La Comisión para la Promoción vocacional.
9.- La Comisión para la Pastoral de la salud.

737- Dependen directamente de la diócesis tres Institutos para la formación de agentes: el Instituto bíblico católico; el Instituto diocesano de pastoral; el Instituto de ciencias teológicas.

Los institutos teológico-pastorales

738- Los institutos teológico-pastorales son centros de formación superior para agentes de evangelización. Su finalidad es generar procesos formativos que logren que el agente evangelizador se constituya realmente en un agente de cambio, pastoralmente apto para la misión (DP, 719; SD, 240). Para ello deben cuidar no sólo la formación doctrinal y espiritual, sino también los aspectos humanos, sociales y apostólicos (DP, 794). Una formación de agentes según esos lineamientos del Magisterio debe ser prioridad en toda la diócesis (CL, 57; SD, 56-57).

II. DESAFIOS DE LA REALIDAD

739- La integración de equipos eclesiales responsables de las diferentes comisiones y secciones, con el personal adecuado y provistas de suficientes recursos económicos.

740- Garantizar el trabajo integral y orgánico de cada una de las comisiones, secciones e institutos, logrando una mayor comunicación e interrelación y cuidando la capacitación específica de los coordinadores de cada una de ellas.

741- Dar respuesta, a través de las comisiones ya existentes o de algunas por crear, a los ingentes problemas que se presentan en el campo de la promoción humana, tales como la salud y la vida, el trabajo, la ecología, y otros problemas propios de la cultura urbana.

742- Buscar respuesta, a través de la pastoral profética, a dos grandes desafíos actuales: la inculturación del Evangelio en la cultura emergente y la invasión de las sectas o de los nuevos grupos y movimientos religiosos.

743- Afrontar con creatividad y visión, desde la comisión de laicos, el reto que representan, positiva y negativamente, los medios masivos de comunicación social, y buscar formas adecuadas para evangelizar el mundo estudiantil y universitario.

744- Que las comisiones e institutos logren una auténtica coordinación dentro de la vicaría episcopal de pastoral.

745- Hay muchos sacerdotes y parroquias que no se interesan en enviar agentes de pastoral para capacitarse en los institutos diocesanos.

III. LINEAS PASTORALES

746- Buscar la comunicación necesaria de las diversas comisiones entre sí y hacia todas las instancias de la diócesis, para propiciar una acción pastoral integral y orgánica.

747- Lograr una mayor eficacia en el trabajo de las comisiones y cuidar que su función llegue a todos, dentro y fuera de la ciudad episcopal.

748- Proveer a las comisiones de personal capacitado, con el tiempo necesario y justamente remunerado; renovar periódicamente a los responsables principales; prever, con responsabilidad y visión, la formación y capacitación de personas que den continuidad y actualización al trabajo.

749- Impregnar los programas de formación laical con el espíritu evangélico de comunión eclesial con los religiosos, con los sacerdotes, con el obispo y con los diferentes organismos, que lo auxilian en su tarea de pastor.

750- Proyectar la misión del laico hacia el exterior de la Iglesia en las diferentes actividades temporales. Formalizar e intensificar, dentro de la comisión de laicos, en su sección de jóvenes, la pastoral universitaria.

751- Favorecer la especialización de laicos comprometidos con la tarea de evangelizar, que proyecten su influencia tanto al interior de la Iglesia como hacia el exterior es decir, en los ambientes cívico-políticos, económicos y culturales.

752- Intensificar el trabajo de base en la comisión de liturgia, con sus respectivas secciones, ofreciendo esmerada atención a los equipos zonales, decanales y parroquiales.

753- Establecer o fortalecer, dentro de la pastoral social, las secciones de pastoral del trabajo, cooperativismo, derechos humanos y ecología.

754- Formar un equipo dedicado exclusivamente a potenciar, orientar y purificar la religiosidad popular.

755- Se propone que los institutos organicen cursos superiores de formación de agentes con diplomado y licenciatura, apoyándose, si es necesario, en instituciones católicas de enseñanza superior.

IV. DISPOSICIONES

162- Se elaborará y difundirá un Manual actualizado de funciones, aprobado por el obispo, que explicite las tareas y los criterios del decanato, de la zona pastoral y de la vicaría episcopal de pastoral, de las comisiones y de los institutos, para que sea conocido y asumido por el presbiterio y las comunidades parroquiales en general.

163- En la vicaría episcopal de pastoral se establecerá un departamento especializado en la evaluación y jerarquización de los proyectos pastorales urgentes, de manera que se canalicen hacia ellos, más adecuadamente y con sentido prioritario, los recursos materiales y económicos suministrados por la diócesis.

164- Es competencia directa y prioritaria de la vicaría episcopal de pastoral, lograr que los institutos para la formación de agentes a nivel superior, sobre todo de agentes insertados en la acción pastoral de las parroquias, sean verdaderos centros actualizados de formación permanente, atentos a las necesidades reales de las comunidades, y promotores de una evangelización integral, humana y cristianamente cualificada.

165- Es necesario que se establezca y funcione el Colegio de asesores de los diferentes organismos laicales, con el fin de potenciar su impacto evangelizador en nuestro ambiente social en forma más significativa.

166- Establézcase un encuentro anual de los sacerdotes asesores de organismos apostólicos laicales con el Señor Arzobispo para compartir criterios y definir líneas comunes de acción.

167- Conviene que los miembros de las nuevas Directivas de los organismos laicales, reciban un curso de formación e información pastoral organizado por la comisión de laicos, a fin de introducirlos convenientemente en el fondo y la forma de nuestro caminar diocesano.

168- Establézcase la comisión para los medios de comunicación social con sentido eclesial. El empleo amplio e intenso de los medios de comunicación ha de ser un camino privilegiado para impulsar los esfuerzos por la Nueva Evangelización en nuestra diócesis.

169- La vicaría de pastoral ofrezca periódicamente información actualizada sobre servicios, cursos y subsidios para todas las áreas de la pastoral diocesana, sobre todo a través de su boletín Información pastoral.

Felicidades a nuestros Sacerdotes

Lectura de día



Lectura del domingo,
17 de diciembre de 2017

Agenda Litúrgica



Agenda litúrgica 2017-2018 en PDF

Visitas de la Virgen



Ver más...

CEM



Conferencia del Episcopado Mexicano

Circulares y Comunicados

36.Cir.Promoción Vocacional 2017-2018
37.Cir.Asamblea Bíblica Diocesana
38.Cir.Escuelas Bíblicas Parroquiales
39.Cir. DOMUND

Ingresos Diocesanos

Ingresos Diocesanos

Horario de Misas



Entra ahora para ver el horario de misas...

Eventos



Ver más...

Ministros Extraordinarios



Ingresa...


Tels. 52 (33) 3614-5504, 3055-8000 Fax: 52 (33) 3658-2300
© 2017 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by Powered by paxomnis