Documentos Diocesanos

Boletín Eclesiástico

2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022

Volver Atrás
CIRCULAR 1/2020


Falleció el Señor Presbítero don Bernardo Arroyo Soltero (1923-2019)

A toda la comunidad diocesana:

Les saludo con un saludo fraternal en Jesucristo para informarles del fallecimiento de nuestro hermano sacerdote don Bernardo Arroyo Soltero, quien ya descansa en la paz de Dios.

Don Bernardo Arroyo Soltero nació en Tenamaxtlán, Jalisco, el 20 de agosto de 1923, ingresó en el Seminario Conciliar de Guadalajara el 13 de noviembre de 1940 y recibió la Ordenación Sacerdotal el 1° de noviembre de 1952. Desempeñó su ministerio como vicario cooperador en las parroquias de la Yesca, Nayarit, y de Atoyac, Jalisco. Fue capellán de Huejotitán, en la parroquia de Jocotepec, y después vicario cooperador de Magdalena, Jalisco, donde permaneció por 41 años.

Desde octubre del 2013 vivía en el Albergue Trinitario Sacerdotal, desde donde pasó a la vida eterna el 28 de diciembre del 2019, habiendo alcanzado la edad de 96 años de edad y 67 de ministerio ordenado. El padre Bernardo fue un eclesiástico humilde, piadoso, agradecido, obediente, dócil, cumplido, abnegado, servicial, modesto, franco y apostólico. Siempre en comunicación con sus compañeros en el albergue y con los señores obispos, solía decir que “la voluntad del superior es la voluntad de Dios”, y la acató con gusto.

Sobrellevó con entereza y fe cristiana la enfermedad de la osteoartritis y las secuelas de un accidente de tránsito.

Que Jesús, nuestro Salvador, reciba en la asamblea celestial a don Bernardo y le otorgue el premio de los servidores leales.

Invito al Presbiterio a ofrecer la Santa Eucaristía y oraciones de sufragio por nuestro hermano difunto, y a todos, a encomendarlo en sus plegarias.

Guadalajara, Jalisco, a 7 de enero del 2020

Pbro. Dr. Javier Magdaleno Cueva
Secretario Canciller


CIRCULAR 2/2020


Falleció el Señor Presbítero don Juan Ibarra Martínez (1953-2020)

A toda la comunidad diocesana:

Los saludo fraternalmente, deseando que Cristo, el Emmanuel, los aliente en su vida y en sus responsabilidades, y les notifico el deceso de nuestro hermano sacerdote el señor presbítero don Juan Ibarra Martínez.

Don Juan nació en Encarnación de Díaz, Jalisco, el 8 de agosto de 1953. Ingresó a la formación sacerdotal en septiembre de 1971, al primero de secundaria. Recibió la Ordenación Sacerdotal el 7 de junio de 1987 en la parroquia de San Bernardo, de esta ciudad.

Desempeñó su ministerio sacerdotal como vicario cooperador de las parroquias de Chimaltitán, Jalisco; de San Onofre, y del Sagrado Corazón (Decanato de Analco). En 1993 recibió el nombramiento de Asesor de Movimientos Juveniles Diocesanos. Fue vicario parroquial en Matatlán de la parroquia de Zapotlanejo, Jalisco. Fue vicario fijo y posteriormente primer párroco de Huejotitán, Jalisco. Después fue Párroco de San Roberto Belarmino, capellán de El Sagrado Corazón de la parroquia Santa Cruz de la Huertas, Tonalá; capellán Auxiliar de Nuestra Señora de las Mercedes. Párroco de Buenavista, Jalisco. De nuevo, fue enviado como Capellán Auxiliar en Nuestra Señora de las Mercedes. Primer Cuasipárroco de Nuestra Señora de la Candelaria en la Estancia de los López, Nayarit. Vicario parroquial en San Antonio de Padua, Tlajomulco.

El Padre Misericordioso le llamó a su presencia el día 5 de enero de 2020, a los 66 años de edad y 32 de ministerio sacerdotal.
El padre Juan Ibarra Martínez fue un sacerdote sencillo, trabajador, puntual, educado y ordenado, hombre de oración y cuidadoso de las celebraciones litúrgicas. Un Pastor dedicado a la oración y a la vez sensible a los acontecimientos de la sociedad.

Que Jesucristo conceda a nuestro hermano sacerdote gozar de la felicidad eterna, para que unido a los Santos en el Cielo, alabe para siempre al Cordero inmolado por nuestra salvación.
Les invito, hermanos, a ofrecer intenciones de Misa y oraciones por nuestro hermano sacerdote.

Guadalajara, Jalisco, a 14 de enero del 2020

Pbro. Dr. Javier Magdaleno Cueva
Secretario Canciller


CIRCULAR 3/2020


Falleció el Señor Presbítero don Adalberto Macías Llamas (1925-2020)

A toda la comunidad diocesana:

Ruego al Señor que conserve a todos ustedes en buena salud corporal y espiritual, y escribo para comunicarles del fallecimiento del señor presbítero don Adalberto Macías Llamas.

Don Adalberto Macías Llamas nació en Apozol, Zacatecas, el 25 de junio de 1925 e ingresó al Seminario de Guadalajara, a la edad de 16 años, en noviembre de 1941. Fue ordenado Sacerdote el día 1° de noviembre, Solemnidad de todos los Santos, de 1952. Desempeñó su ministerio como Auxiliar en la Ciudad de los Niños, vicario cooperador en Jesús, María, Jalisco. Luego sería capellán en Temacapulín, y capellán y después primer párroco de San Juan Cosalá, donde permaneció en el cargo por espacio de 21 años. También estuvo encargado de las capellanías especiales en la Arquidiócesis: asilos y hospitales.
Es llamado a la vida eterna el día de la Epifanía, 6 de enero de 2020, a sus 94 años de edad y 67 años de vida sacerdotal.

Don Adalberto Macías Llamas fue un sacerdote incansable y carismático, emprendedor, activo y creativo, que se dejó cautivar desde su primera experiencia sacerdotal por la atención a los más pequeños. Fue un hombre de carácter firme y de buena índole, piadoso, servicial, modesto y franco. Tuvo una intensa vida ministerial al servicio de los niños y jóvenes más pobres; fundó la obra social llamada, precisamente, “Niños y Jóvenes”. Fundó varias escuelas de distintos niveles: jardín de niños, primaria, secundaria y preparatoria; internados y academias para jóvenes y señoritas, una escuela para niños con problemas y un Instituto de Ciencias de Teológicas.

Fue un pastor incansable que puso su ministerio en las manos de Dios. Decía: “Tengo toda la vida trabajando así y no me ha fallado un solo día la Divina Providencia; no creo que ahora, después de tantas vivencia, tenga yo que detenerme, ¿por qué desconfiar del cariño divino?” Tuvo el anhelo de una Universidad para los que no tienen recursos; de suyo ayudó a graduarse a muchos jóvenes a nivel técnico y profesional. Llegó a atender en estas actividades a más de mil personas. Era su gran anhelo educar a la niñez y a la juventud desde la samaritana cercanía “Vivimos entre los muchachos, no con un horario en la mano, sino usando toda la vida. Nos ven comer, vestir, trabajar, descansar y vivir para ellos; nos sienten que rezamos con ellos y para ellos”. Mantuvo siempre la convicción de que “el que educa a una niña educa a un pueblo”.
Que Cristo resucitado reciba en la Asamblea de los Santos a nuestro hermano don Adalberto y le otorgue el premio de los servidores leales. Les invito, hermanos sacerdotes, a celebrar la Santa Eucaristía en favor de nuestro hermano, y a toda la comunidad diocesana a elevar sus plegarias con la misma intención.

Guadalajara, Jalisco, a 14 de enero de 2020.

Pbro. Dr. Javier Magdaleno Cueva
Secretario Canciller


CIRCULAR 4/2020


Falleció el Señor Presbítero don Melesio Rojas Pérez (1932–2020)

A toda la comunidad diocesana:

Los saludo fraternalmente, deseando que Cristo, quien vive eternamente, los aliente en su vida y en sus labores cotidianas, y les notifico el deceso de nuestro hermano sacerdote don Melesio Rojas Pérez, sea suya la felicidad perdurable.

Don Melesio Rojas Pérez nació en Amacueca, Jalisco, el 26 de julio de 1932. Recibió la Ordenación Sacerdotal el día 3 de junio de 1963. El 28 de abril de 1983 deja Ciudad Guzmán, Jalisco, para iniciar el proceso de incardinación en la Arquidiócesis de Guadalajara. Posteriormente desempeñó su ministerio sacerdotal como vicario cooperador de las parroquias de Temastián y de Santa Ana Acatlán, Jalisco. Fue nombrado el 24 de julio de 1986 cura párroco de Jesús Niño, en Guadalajara; ahí mismo también se desempeñó como representante ante el Consejo Presbiteral. Fue párroco del Sagrado Corazón, en la Colonia Atlas, y posteriormente de la Divina Providencia,del decanato de San Felipe.

El Padre de la Misericordia le ha llamado a su presencia el 27 de enero de 2020, a sus 87 años de vida, y 56 de ministerio sacerdotal.
El Padre Melesio fue un sacerdote alegre, responsable, honesto y creativo; en su trato con todos fue amable, cordial y atento con sus hermanos sacerdotes y con los fieles. Siempre se mantuvo informado y preocupado por los aspectos sociales, denunciado con valentía las injusticias. Sufrió con paciencia sus padecimientos y enfermedades, lo que no impidió que fuera un hombre trabajador y servicial.

Que Jesucristo, Rey de misericordia, haga recrearse a nuestro hermano Melesio en la contemplación eterna del Amor verdadero, para que unido a los Santos en el Cielo alabe para siempre al Cordero inmolado por nuestra salvación.
Les invito, hermanos sacerdotes, a ofrecer sus intenciones de Misa, a las Comunidades Religiosas y a toda la comunidad diocesana, a elevar sus oraciones por nuestro hermano.

Guadalajara, Jalisco, a 30 de enero de 2020

Pbro. Dr. Javier Magdaleno Cueva
Secretario Canciller


CIRCULAR 5/ 2020


Domingo de la Infancia Misionera (DOMINF) Domingo 16 de febrero de 2020

A toda la comunidad diocesana:

Les envío un afectuoso saludo, pidiéndole al Señor que renueve nuestro vigor misionero.
El domingo 16 de febrero celebraremos, con el favor de Dios, la Jornada de la Infancia y Adolescencia Misionera. Esta obra trata de formar la conciencia misionera en los niños y adolescentes para que sepan compartir la fe con los niños y adolescentes de todo el mundo, al tiempo que constituye una verdadera red de solidaridad humana y espiritual entre los niños de todos los continentes. Con su oración, los niños ponen su granito de arena para transformar el mundo y se va creando en ellos una conciencia misionera y de caridad, experimentando ser pequeños misioneros en salida desde su oración e interés en la evangelización, que dé a conocer a Jesucristo en el mundo entero. En esta Jornada pido a los párrocos y rectores de templos, casas religiosas y Seminarios que celebren el Domingo de la Infancia y Adolescencia Misionera el 16 de febrero en sus respectivas comunidades, promoviendo sus objetivos: • Ayudar a los niños y adolescentes a encontrarse con Jesucristo, Palabra eterna del Padre.

• Promover un espíritu misionero entre los niños, niñas y adolescentes en las escuelas, los centros de catecismo y otros grupos parroquiales. • Presentar la Infancia y Adolescencia Misioneras (IAM) en las comunidades como un instrumento valioso y efectivo para la animación, formación y cooperación misionera.

• Identificar maneras de integrar el servicio misionero de la IAM en la pastoral parroquial.

• Difundir la celebración del DOMINF y realizar una colecta especial que deberá entregarse en el Arzobispado.

Que la Santísima Virgen María, Madre de Dios, dé fortaleza a todos los misioneros en el mundo, y su intercesión nos aliente a ser solidarios con nuestros bienes materiales y espirituales para ayudar en la misión Ad Gentes.

Guadalajara, Jalisco, a 28 de enero de 2020

José Francisco Card. Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara

Pbro. Dr. Javier Magdaleno Cueva
Secretario Canciller


CIRCULAR 6/ 2020


Semana de Cáritas Diocesana (23 al 28 de marzo). Colecta Anual (domingo 29 de marzo)

A toda la comunidad diocesana:

Que el amor misericordioso del Señor les otorgue el don de la paz.
La Iglesia comprometida con la paz y las causas sociales es una de las iniciativas que los Obispos de México han sugerido en el Proyecto Global de Pastoral 2031-2033. En el documento nos recuerdan que el don de la paz es el corazón del Reino de Dios. El shalom bíblico comprende mucho más que la ausencia de guerra o de violencia; en ella se alcanza todo el bienestar y la concordia que Dios proporciona a sus hijos para vivir en una sana armonía con Él, con los demás hermanos, consigo mismo y con toda la creación. En nuestra patria, construir una paz firme y duradera se ha convertido en una necesidad inaplazable y en un compromiso que ha de ser acogido en la vida de cada día por todos los creyentes y las instituciones que formamos parte de la Iglesia (cfr. PGP 174-175).

Considerando que es urgente trabajar por construir la paz, Cáritas Diocesana de Guadalajara se suma al esfuerzo por restablecer las condiciones de justicia, igualdad y solidaridad que construyen la paz. Para alcanzar este propósito deseamos animar la vivencia de la fraternidad, como fundamento y camino de la paz. La fraternidad tiene necesidad de ser descubierta, amada, experimentada, anunciada y testimoniada, pero sólo el amor dado por Dios nos permite acoger y vivir plenamente la fraternidad (cfr. Mensaje de la XLVII Jornada Mundial de la Paz del 2014).

Solicito a los señores párrocos, rectores de templos y a toda la comunidad diocesana a organizar y participar en la Semana de Cáritas del 23 al 28 de marzo. Al mismo tiempo, pido que el domingo 29 de marzo se realice la Colecta Anual de Cáritas, para colaborar como Iglesia a la ayuda solidaria de nuestros hermanos en necesidad.

Lo que se recabe se entregará en la caja del Arzobispado o en la caja de Cáritas Diocesana de Guadalajara. Las parroquias y capellanías que cuenten con grupo de Cáritas, pueden disponer del 25% del total de la colecta para promover las obras de ese grupo en su comunidad.

Que la caridad con nuestros hermanos haga explícita la fe que creemos y profesamos.


Guadalajara, Jalisco, a 28 de enero de 2020

José Francisco Card. Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara

Pbro. Dr. Javier Magdaleno Cueva
Secretario Canciller



Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 33 3614-5504, 33 3055-8000 Fax: 33 3658-2300
© 2022 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis