Documentos Diocesanos

Boletín Eclesiástico

2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022

Volver Atrás

Libro de Visita de Fray Antonio Alcalde, 1776

30ª parte

 

La perla de las parroquias de la zona de los Altos era la de Teocaltiche,

de lo cual da fe la detallada descripción que aquí se ofrece.[1]

 

 

Visita a Teocaltiche[2]

 

En el día sábado cuatro de mayo de mil setecientos setenta y seis años, en prosecución de su actual y general visita, salió Su Señoría Ilustrísima de la villa de Gutierre de la Águila, como a las tres de la tarde poco más, para la hacienda de Nuestra Señora de Guadalupe de la Quemada, que dista dos leguas, a donde llegó como a las cuatro y media de la tarde, y al día siguiente dijo misa y celebró el Santo Sacramento de la Confirmación, confiriéndolo a setenta y cinco personas. Y el día domingo //[3] cinco del mismo, como a las tres de la tarde, salió Su Señoría Ilustrísima de dicha hacienda para la del Malpaso, distante ocho leguas de la feligresía de dicha villa Gutierre, a donde como llegó a las cinco y media de la tarde, y celebrando el Santo Sacramento de la Confirmación, lo administró a 318 personas; y el día siguiente lunes, como a las seis de la mañana, salió Su Señoría Ilustrísima de la expresada hacienda para el Colegio Apostólico de Nuestra Señora de Guadalupe de Zacatecas, que dista ocho leguas de buen camino, al cual llegó como a las diez del día, allí comió y durmió esa noche.

El día siguiente, martes siete del corriente, salió Su Señoría Ilustrísima del expresado Colegio como a las cinco y media de la mañana para la hacienda nombrada de San Diego, de la feligresía de Ojocaliente, distante nueve leguas, a la cual llegó como a las diez del día, y habiendo hecho confirmaciones, se confirmaron 258 personas.

El día miércoles ocho del mismo mes, como a las cinco de la mañana, salió Su Señoría Ilustrísima de la expresada hacienda //[4] de San Blas del Pabellón, feligresía del pueblo de San José de Gracia, donde confirmó un mil y trescientas personas.

El día jueves, como a las cinco de la mañana, salió Su Señoría Ilustrísima de esta hacienda para la villa de Aguascalientes, que dista siete leguas, a donde llegó como a las ocho y media de la mañana, allí se mantuvo ese día y el siguiente viernes en que hizo confirmaciones y administró este Santo Sacramento a ___ personas. Y el día siguiente, sábado once de mayo, a las cinco de la mañana poco menos, salió Su Señoría Ilustrísima de la expresada villa para el puesto que llaman de Belén, feligresía del pueblo de Teocaltiche, distante diez leguas, y habiendo comido y tomado un rato de siesta, como a las dos y media de la tarde llegó al expresado pueblo de Teocaltiche, distante cinco leguas, y en la puerta de la Iglesia parroquial fue recibido conforme a lo dispuesto en el ceremonial Romano; y habiendo entrado y hecho oración, dio //[5] su bendición al pueblo, y luego se retiró a la casa que estaba prevenida para su hospedaje y habitación.

 

Auto general de visita [al margen]

 

En el pueblo de Nuestra Señora de los Dolores y San Pedro de Teocaltiche, en doce días del mes de mayo de mil setecientos setenta y seis años: Su Señoría Ilustrísima y Reverendísima el señor Maestro don fray Antonio Alcalde del Sagrado Orden de Predicadores, Obispo de Guadalajara, Nuevo Reino de la Galicia y de León, del Consejo de Su Majestad, etcétera, mi Señor; habiendo llegado a este pueblo el día de ayer, en prosecución de su actual y general visita, hoy día de la fecha, como a las siete y media, pasó Su Señoría Ilustrísima a la Iglesia parroquial acompañado del licenciado don Juan Manuel Rodríguez del Castillo, Cura propio y Vicario Juez Eclesiástico de este pueblo, y de los Eclesiásticos de él y demás vecinos principales; y habiendo entrado en ella y hecho oración //[6] , se revistió y celebró el Santo Sacrificio de la Misa, la cual acabada en presencia de todo el concurso visitó el Sagrario y depósito del Santísimo Sacramento, que halló con toda decencia y aseo, dio a adorar al pueblo a su Divina Majestad y lo volvió a depositar en el mismo Sagrario, donde se hallan dos vasos con formas, la custodia de plata sobredorada, y los rurales, todo en conveniente forma. Visitó la lámpara que está delante del mismo Sagrario, y la halló ardiendo con aceite de ____.

Visitó el altar mayor y demás que hay en la Iglesia, con sus aras y paramentos sagrados, que se hallan en la forma debida y con la decencia necesaria. Pasó al bautisterio y en él visitó la pila bautismal, que halló con buenas cerraduras, concha y crismeras de plata, las cuales se reconocieron bien proveídas, con lo cual se retiró a la casa de su habitación.

Incontinenti el dicho licenciado don Juan Manuel Rodríguez del Castillo presentó la Real Provisión de su presentación al //[7] Beneficio curado de este pueblo y feligresía, el auto de su colación y título de que en su virtud despachó, por lo tocante a la jurisdicción eclesiástica, de tal Cura Beneficiado, y así mismo el de Vicario Juez Eclesiástico de este pueblo y su jurisdicción, con las instrucciones que formó el Ilustrísimo señor Parada, de buena memoria; y últimamente el título de Examinador sinodal de este Obispado, todo en conveniente forma refrendado por Su Señoría Ilustrísima, quien lo dio por visitado y pasado en esta visita general, y mandó se devolviese al expresado Cura para su resguardo, a quien se le devolvió.

Presentó los libros de su administración en que se contienen las partidas de los que se bautizan, casan y entierran en esta Iglesia parroquial y en la del señor San José, su ayuda de parroquia, e igualmente las informaciones de libertad y soltura de los indios de pueblo que se casan en este Curato, y reco--/--nocido[8] uno y otro, proveyó Su Señoría Ilustrísima en cada uno de los autos que tuvo por convenientes.

Presentó asimismo el libro de Gobierno en que se copian los edictos, cartas pastorales y otros despachos de los Ilustrísimos Señores Obispos e igualmente las Constituciones Sinodales de este Obispado; y una copia del despacho general de cordillera librado por el Ilustrísimo señor Parada, de buena memoria, en que se contienen los Aranceles común del obispado, de Indios de Pueblo que no dan tasación, y el de rotura de tierra con sus declaraciones hechas por el Ilustrísimo Señor, lo cual dio Su Señoría Ilustrísima por visitado, y mandó que del citado Arancel se ponga copia autorizada en debida forma en la iglesia parroquial donde todos los feligreses vean lo que deben pagarle por razón de sus obvenciones parroquiales.

 

Padrón [al margen]

 

Juntamente presentó el Padrón de todos sus feligreses de confesión y comunión de todas calidades y de dos años para arriba, tiene el número de 15 544 personas; y asimismo exhibió un plan o mapa de los pueblos y //[9] haciendas de que se compone este Curato, con expresión de las distancias y vientos en que se hallan respecto a la cabecera y número de personas que los habitan; lo cual dio Su Señoría Ilustrísima por visitado y mandó que quedándose el citado cura con una copia del padrón que formare en cada un año, remita los originales a la Secretaría de Cámara y Gobierno de este Obispado, como está mandado en la décima de las Constituciones Sinodales de este Obispado, con su certificación al pie de si cumplieron o no con el precepto anual de Nuestra Santa Madre Iglesia de confesión y comunión.

 

Fábrica [al margen]

 

Don Juan Ignacio Díaz de Sandi, vecino de este pueblo, presentó los libros y cuentas de la fábrica espiritual de la iglesia parroquial; y reconocidos los ajustes y liquidaciones que de ellas se han hecho por el dicho licenciado don Juan Rodríguez del Castillo, por la últi--/--ma[10] cuenta formada por el referido Mayordomo, resulta alcanzado en favor de la fábrica en 573 pesos, 1 real, que se hallan depositados en el arca de tres llaves, cuyo alcance declaró Su Señoría Ilustrísima por legítimo, aprobando los referidos ajustes, y dando las gracias al citado Mayordomo por su celo y aplicación al culto Divino; y mandó Su Señoría Ilustrísima que exhibiendo el enunciado Mayordomo los un mil pesos que se hallan en su poder, y redimió don Antonio Mejía se guarden en la misma arca, ínterin que hay finca segura donde puedan imponerse, que solicitará el mismo Mayordomo con anuencia del Vicario, en inteligencia de que la persona que los pretendiere haya de ocurrir ante Su Señoría Ilustrísima con los documentos que acrediten la propiedad, valor y libertad de la finca que para su seguro ofreciere hipotecar; y encargó al citado Mayordomo procure el cobro de lo que se debe a la fábrica, y el aumento del culto Divino, mandando que no se haga //[11] gasto extraordinario cuyo costo exceda de veinte pesos sin especial licencia in scriptis de Su Señoría Ilustrísima.

 

Archicofradía del Santísimo [al margen]

 

·      Visitó Su Señoría Ilustrísima los libros y cuentas de la cofradía del Santísimo Sacramento fundada en esta iglesia parroquial, que presentó el bachiller don Joaquín de Argüelles, su Mayordomo, quien en sus últimas cuentas sale alcanzado en 22 pesos a favor de la Archicofradía, la cual tiene en su arca 450 pesos y de fondos dos casas en este pueblo y las tierras que nombran el Salto de Santa Inés.

·      Los de la cofradía de las Ánimas, sita en la misma Iglesia parroquial, que presentó don José María Espinosa de los Monteros, su Mayordomo, cuyos fondos existentes son 475 pesos en varios principales, y 370 en cuatro vales, unas casas, medio sitio de tierra nombrado Cerro Blanco, y 1503 pesos, 3 ½ reales, existentes en la arca de tres llaves.

·      Los de la cofradía del gloriosísimo Patriarca Señor San José, sita en la Iglesia parroquial, //[12] que presentó el bachiller don Miguel Ramírez, su actual Mayordomo, quien salió alcanzado en 4 pesos, 1 real, a favor de la cofradía, y ésta no tiene más fondos que una caballería de tierra, un principal de cincuenta pesos impuesto, y otro de ochenta y cinco pesos existentes en la arca.

·      Los de la cofradía de Jesús Nazareno, sita en su propio Santuario e Iglesia de este pueblo de que es patrono, y Mayordomo el bachiller don José María Urruchúa, clérigo diácono, de cuyas cuentas que se reconocieron sin distinción de lo que su cofradía y lo tocante al Santuario, ni menos los principales que corresponden a uno y otro, resulta que el gasto excede al recibo en las últimas 428 pesos, 3 reales.

·      Los de la hermandad de San Sebastián, fundada en la capilla de este pueblo, cuyos fondos son 30 reses, 104 ovejas de vientre, 54 cabras de vientre y 3 burros.

·      El de la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, fundada en la iglesia parroquial, cuyos fondos son 169 ovejas, 23 cabras y chivos y 4 burros.

·      El de la cofradía del Arcángel San Miguel, fundada en la misma parroquia, cuyos fondos //[13] son únicamente 13 cabezas de ganado mayor, 9 bestias caballares, un burro y una burra.

·      El de la cofradía de Nuestra Señora de San Juan, sita en la Iglesia Hospital de este pueblo, la cual tiene de fondos 52 ovejas, 4 cabras, 5 vacas, una burra y dos burros.

·      El de la cofradía de Nuestra Señora de la Concepción, sita en el mismo Hospital, cuyos fondos son 178 reses de fierro arriba, 45 bestias caballares, 6 mulas y machos, 5 burros y 9 ovejas.

·      El de la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, fundada en la Iglesia y Hospital del pueblo de Güejotitlán, que tiene sólo de fondos 13 reses, 11 bestias caballares y una mula.

·      El de la cofradía de Nuestra Señora de la Concepción del mismo Hospital, cuyos fondos son 59 reses, 48 bestias caballares y 5 mulares; y de Nuestra Señora de San Juan, 4 vacas, 6 burros, 150 cabezas de ganado menor, 34 cabras de vientre.

·      El de la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad de Mechoacanejo, la cual tiene en su arca 33 pesos y de //[14] fondos 17 reses, 36 ovejas, 5 caballares y una mula.

·      El de la cofradía de Nuestra Señora de la Concepción del pueblo de Teocaltitlán de esta feligresía, la cual tiene de fondos doscientos y siete, digo ciento noventa y una reses, cuarenta y nueve rejegas, cuatro caballos mansos, 10 burros y burras y uno manadero, y en su arca 62 pesos.

·      Y el de la cofradía de Nuestra Señora de la Concepción del pueblo de Mechoacanejo, cuyos fondos son 263 reses, 72 bestias caballares, 4 mulares, 9 burros y 368 ovejas.

 

Y reconocidos los ajustes y liquidaciones, que de sus respectivos cuentas han hecho en cada un año, por el Vicario Juez Eclesiástico de esta feligresía, los aprobó Su Señoría Ilustrísima, declarando por legítimos los alcances que de ellos resultan, y dando las gracias a sus respectivos Mayordomos por el esmero con que se han aplicado a servir a estas cofradías, a quienes ha encargado cuidasen de su mayor aumento, y mandó que de los sobrantes que cada una tiene se mantengan en depósito en sus arcas ínterin que hay finca segura sobre que se puedan imponer, la cual se solicita por los //[15] Mayordomos con anuencia e intervención del Vicario Juez Eclesiástico de esta feligresía, en inteligencia de que hayan de ocurrir ante Su Señoría Ilustrísima en la conformidad que queda prevenida; y que los sujetos que reconocen algunos principales sólo con el seguro de vales simples procedan a otorgar las correspondientes escrituras de obligación y reconocimiento. Y por lo tocante a la de Jesús Nazareno, mandó Su Señoría Ilustrísima que como está prevenido en el auto de visita del Ilustrísimo Señor Tejada, se formen con separación las correspondientes a la cofradía y las pertenecientes al Santuario, para que se venga en conocimiento de lo que a cada una pertenece, a cuyo fin se pongan por cuerda separada los principales y rentas del Santuario formándose inventario de sus escrituras y bienes. Y por lo perteneciente a las de los Indios, mandó Su Señoría Ilustrísima que no se les admitan //[16] en descargo los gastos excesivos o superfluos que hicieren, sino los que fueren útiles a las cofradías, y arreglados a sus constituciones, ni menos de las reses que vendiesen, enajenasen o mataren sin especial licencia in scriptis del Vicario Juez Eclesiástico, a quien encargo Su Señoría Ilustrísima cuide de que la elección de Priores y demás oficiales se verifique en sujetos de quienes por sus buena conducta se pueda esperar que no disipen los bienes que se encomendaren a su cuidado, sino que procuren su conservación y mayor aumento.

 

Personal de los eclesiásticos de este pueblo [al margen]

 

·      El bachiller Daniel Espinosa de los Monteros, clérigo Presbítero domiciliario de este Obispado y Teniente de Cura de este pueblo, presenta sus licencias de decir misa, y asimismo de predicar, confesar y administrar sacramentos, absolutas.

·      El bachiller don Miguel Antonio Ramírez, también Teniente de Cura de este pueblo, presenta sus licencias de decir misa, y asimismo de predicar, confesar y administrar sacramentos, corrientes en su término. Y asimismo tres títulos de capellanía, el uno de la que fundó Pedro González de la Barrera, y María Jimé--//--nez[17] de Padilla, de 2 mil pesos de principal, impuestos 1500 en la plaza pública de este pueblo y 500 sobre una labor en esta jurisdicción, con cargo de 25 misas rezadas en cada un año, que juró haber celebrado. Otro de la que mandó fundar el bachiller don José González de la Barrera, de 200 pesos de principal, impuestos sobre casas en este pueblo, con obligación de tres misas; y otro en que se contienen dos ramos de a 500 pesos cada uno, fundado el primero por Luis Jiménez de Alvarado y doña María Delgadillo, impuestos sobre tierras de esta jurisdicción, con cargo de 5 misas; y el segundo por Nicolás Zepeda, también en tierras de esta feligresía, con obligación de ocho misas rezadas en cada un año.

·      El bachiller don Fernando Martínez de Sotomayor, asimismo Teniente de Cura de este pueblo, presentó sus licencias de decir misa, y asimismo de //[18] predicar, confesar y administrar sacramentos en lengua castellana, corrientes en su término.

·      El bachiller don Pedro Álvarez Tostado, Presbítero vecino de este pueblo, presentó sus licencias de predicar, confesar y administrar sacramentos, corrientes.

·      El bachiller Francisco Javier Pérez Maldonado presenta asimismo sus licencias de decir misa, y asimismo de predicar, confesar y administrar sacramentos, corrientes; y dos títulos de capellanía, el uno de la que mando fundar don Marcos Álvarez de 1 780 pesos impuestos sobre la labor nombrada Los Charcos y Joconostle, y otras tierras en esta jurisdicción, con cargo de veinte y dos misas rezadas; y otro de la fundó el licenciado don Juan Pérez Maldonado, de 2180 pesos de principal, impuestos sobre casas en esta jurisdicción que fueron del instituyente, esto es los un mil; y los 500 restantes sobre cuatro haciendas de don José Guerra Gallardo, en jurisdicción de Lagos, con cargo de veinte y dos misas rezadas cada año; en cuyo título se contiene otro ramo de la que fundó Francisco Pérez Maldonado //[19] de 400 pesos de principal, impuestos sobre casas en este pueblo que fueron del instituyente, con cargo de doce misas cada año; con todas las cuales declaró juramentado haber cumplido.

·      El bachiller Joachín de la Espriella Argüelles, Presbítero Capellán Mayor del Santuario de Jesús Nazareno, presentó sus licencias de decir misa, y asimismo de predicar, confesar y administrar sacramentos en lengua castellana, corrientes; y un título de capellán propietario de la que mandó fundar doña Josefa Serrano y fundó don Lucas López de Fonseca, de 60 pesos de principal, impuestos sobre la hacienda nombrada San Blas del Pabellón, que hoy es de doña Josefa Marmolejo, con cargo de 60 misas rezadas en cada un año en la iglesia del Santuario de Jesús Nazareno.

·      El bachiller don Juan José de la Helguera, Presbítero, segundo Capellán del mismo Santuario, presentó sus licencias de decir misa, y asimismo de //[20] predicar, confesar generalmente hombres y mujeres, corrientes en su término, declarando que aunque goza de una capellanía de dos mil pesos a más del empleo de capellán del Santuario, se halla concursada la finca sobre que están impuestos, y el título presentado en el concurso.

·      El bachiller don Miguel Martín del Campo, Presbítero ordenado a título de dos capellanías de a dos mil pesos cada una, la primera fundada por Miguel Martín del Campo, cuyo principal se halla impuesto sobre las haciendas nombradas el Frasco y la Tinaja, con obligación de veinte y cinco misas rezadas; y la segunda fundada por el mismo y por doña Margarita de Nava, su mujer, cuyo principal se halla sobre cinco casas en este pueblo, con cargo de treinta y cuatro misas rezadas en cada un año.

·      El bachiller don Juan José Enríquez, Presbítero vecino de este pueblo, presentó sus licencias de decir misa, y asimismo de predicar, confesar y administrar sacramentos en lengua castellana, corrientes en su término; todas las cuales la dio Su Señoría Ilustrísima por visitadas y pagadas en esta visita general, como también las de decir misa en //[21] las capillas de las haciendas Señor San José de Ajojucar, Malagana, San Isidro de las Juntas, Tepusco y Tepoca, sitas en esta jurisdicción; y el título de Notario Público de este pueblo y su feligresía, que presentó don José María Helguera; mandando se use de ellas según su expresión y forma, y con la misma condición que constan refrendadas por Su Señoría Ilustrísima.

 

Testamentos [al margen]

 

·      Visitó el testamento so cuya disposición falleció don Manuel de Tejeda, vecino que fue de este pueblo, instituyendo por sus albaceas a don Antonio Mejía y a doña Petra Romo de Vivar y don José de Olmos, y por herederos a sus hijos legítimos.

·      El que otorgó doña María González de Hermosillo, instituyendo por albaceas a don Casimiro Villalobos su hijo, y a su yerno don José Antonio de Alva, y por sus herederos a sus hijos legítimos.

·      El de doña Catarina Romo de Vivar, en que instituyó por sus albaceas a don Tomás González de Hermosillo, y por herederos a sus hijos //[22] legítimos.

·      Y el que otorgó Luis Cornejo por medio de un poder que dejó a don Idelfonso Cornejo y doña María Liseria de Estrada, instituyéndolos por albaceas y declarando que de lo que quedare líquido de su caudal se impusiese un ramo de capellanía, que según consta quedaron 719 pesos, 1 ½ reales.

 

Y reconocidas sus cláusulas y recibos presentados, declaró Su Señoría Ilustrísima por cumplidos y pagados los tres primeros en cuanto toca a la jurisdicción eclesiástica; y por lo tocante al último, mandó Su Señoría Ilustrísima que el Cura y Vicario notifique a los albaceas procedan a cumplir con lo prevenido por el testador, y en caso de haber fallecido los albaceas, por haber pasado treinta años, proceda contra la persona o personas en cuyo poder se hallaren los bienes, como por menor se expresa en el auto prevenido a continuación del referido testamento, que original se le entregó al relacionado Cura y Vicario.

Y habiéndose procedido a la visita de las alhajas, ropa blanca, ornamentos y demás paramentos de la //[23] iglesia y sacristía de este Curato, reconocidos por el orden del inventario, se hallaron acordes y estar la citada iglesia y sacristía suficientemente proveída de todos los necesarios para celebrar con decencia los Divinos oficios.

Igualmente se procedió a la visita de la Iglesia y Santuario de Jesús Nazareno, y de sus ornamentos, alhajas, ropa blanca, que igualmente se reconocieron por el orden de su inventario, y se hallaron muy decentes, y la Iglesia con el adorno correspondientes. Y últimamente en la Iglesia del Señor San José, ayuda de parroquia, se reconocieron los ornamentos, hallándose los necesarios para celebrar sin indecencia los Divinos oficios.

Y por cuanto es necesario que se ponga una persona eclesiástica en la iglesia y sacristía de conducta e inteligencia, informado Su Señoría Ilustrísima de que en la persona //[24] del bachiller don Juan José de la Helguera concurren las buenas partes y circunstancias que para el efecto se refieren, le nombró Su Señoría Ilustrísima por Sacristán mayor de la Iglesia Parroquial, para que cuide del aseo de los vasos sagrados, alhajas, ornamentos y demás sagrados paramentos, manejándolos con la decencia que corresponde, con la obligación de cuarta ocupación en la administración de los Santos Sacramentos, a beneficio y utilidad de los feligreses, bajo del pacto y composición que ha celebrado con el Cura Beneficiado, y por menor se expresa en el título que se le despachó.

Asimismo mandó Su Señoría Ilustrísima que se //[25] observe lo mandado en los autos de visita delos Ilustrísimos Señores Obispos de esta Diócesis en cuanto a la enseñanza de la Doctrina cristiana y oraciones a los indezuelos e indezuelas, por medio del Fiscal, todos los días; y también en cuanto a que se administre el viático a los enfermos de fuera de la cabecera, sin que sea necesario que lo pidan cuando llamaren, y también en cuanto a que no permita a ningún eclesiástico decir misa en enramada. Y que así el actual Vicario como sus sucesores cuiden de cobrar y recaudar la limosna corres--/--pondiente[26] a las misas de cuarta, y la importancia de lo que colectare la remita oportunamente a manos de Su Señoría Ilustrísima.

Últimamente se procedió a la visita particular y secreta en la forma regular, de que no resultó cosa digna de especial corrección o reforma.

En los días que se ha mantenido en este pueblo y ha celebrado el Santo Sacramento de la Confirmación, lo confirió a 9 563 personas, que se asentaron en un cuaderno, y firmado de Su Señoría Ilustrísima se entregó al citado Cura, a quien mandó Su Señoría Ilustrísima se le notifique este auto y se ponga testimonio de él en el libro de Bautismo. Y así lo proveyó, mandó y firmó.

 

Fray Antonio, Obispo de Guadalajara [rúbrica]

 

En //[27] el pueblo de Teocaltiche a diez y siete de mayo de mil setecientos setenta y seis años: notifiqué el auto que antecede al licenciado don Juan Manuel Rodríguez del Castillo, Cura propio y Vicario Juez Eclesiástico de este pueblo, quien entendido de su contenido dijo lo oye, obedece y que cumplirá con lo que se le manda, y lo firmó, de que doy fe.

 

Blas de Silva [rúbrica]

Notario mayor //[28]



[1] Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Guadalajara, Sección Gobierno, Serie Visitas Pastorales, ff. 313r - 325v, aquí separadas con //; caja 6. La versión paleográfica del licenciado en Historia Antonio Gutiérrez Cruz.

[2] Comarca de tecuexes y caxcanes –la Gran Cazcana–, que iba de lo que hoy denominamos Zacatecas hasta Durango, el asiento primitivo de su cabecera se situaba en la banda occidental del río de Teocaltiche, al pie del cerro de los Antiguos, que allí reconocieron los primeros exploradores peninsulares y sus aliados, con Cristóbal de Oñate y Manuel de Ibarra a la cabeza (1530). Evangelizaron la zona Fray Martín de la Coruña, Fray Antonio de Segovia y Fray Miguel de Vadillo.

[3] F. 313r.

[4] F. 313v.

[5] F, 314r.

[6] F. 314v.

[7] F. 315r.

[8] F. 315v.

[9] F. 316r.

[10] F. 316v.

[11] F. 317r.

[12] F. 317v.

[13] F. 318r.

[14] F. 318v.

[15] F. 319r.

[16] F. 319v.

[17] F. 320r.

[18] F. 320v.

[19] F. 321r.

[20] F. 321v.

[21] F. 322r.

[22] F. 322v.

[23] F. 323r.

[24] F. 323v.

[25] F. 324r.

[26] F. 324v.

[27] F. 325r.

[28] F. 325v.





Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 33 3614-5504, 33 3055-8000 Fax: 33 3658-2300
© 2022 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis