Documentos Diocesanos

Boletín Eclesiástico

2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022

Volver Atrás

Libro de Visita de fray Antonio Alcalde, 1776

16ª parte

 

La importancia del centro metalúrgico más relevante de la Nueva España

queda descrito al tiempo que le visita el prelado

bajo cuya jurisdicción estaba en lo eclesiástico,

ámbito en el que destaca presencia del clero regular.[1]

 

Villa de la Purificación, Real y Minas del Fresnillo[2] [Al margen]

 

En el día sábado seis de abril de mil setecientos setenta y seis años: Su Señoría Ilustrísima el Obispo mi señor, en prosecución de su actual y general visita, como a las siete horas de la mañana salió Su Señoría Ilustrísima de la ciudad de Zacatecas, acompañado del Cura Rector y Vicario in capite, Juez Eclesiástico de ella, bachiller don José Antonio Bugarín, del Corregidor, Alcaldes ordinarios y Regidores de dicha nobilísima ciudad, la cual se despidió a distancia de tres leguas; y continuando su camino, como a las once y media horas de la mañana llegó al puesto nombrado Oquillas, en jurisdicción de la Villa de la Purificación Real y Minas del Fresnillo, donde comió, y habiendo tomado un rato de siesta, como a las tres de la tarde salió acompañado del bachiller don José Xavier Cam-- // --bero, Cura Beneficiado, y Vicario Juez Eclesiástico de dicha villa, y del cabildo, justicia y regimiento de ella, que le salió a cumplimentar a dicho rancho, que dista de la cabecera como a tres leguas y media, a donde llegó como a las cinco de la tarde, y en la puerta de la Iglesia parroquial fue recibido conforme a lo dispuesto por el Ritual Romano por el expresado Cura Beneficiado, y habiendo entrado y hecho oración, dio su bendición al pueblo, y luego se retiró a la pieza y casa que estaba preparada para su hospedaje y habitación.

 

Órdenes [Al margen]

 

Y el día lunes ocho de abril celebró Su Señoría Ilustrísima órdenes particulares extratémporas en la sala (particular) principal de dicha casa; y confirió el sagrado orden de subdiácono al bachiller don José María Díaz a título de capellanía, al bachiller don José Apolinario Vizcarra a título de patrimonio, al bachiller José Alejandro Fernández de Palos a título de capellanía y de patrimonio, y a los // Reverendos Padres fray José Gallardo, fray Francisco Rouset y fray Luis Gómez, Religiosos del Colegio Apostólico de Propaganda Fide de Nuestra Señora de Guadalupe, Zacatecas; y también al bachiller don José Félix Flores, a título de administración; el sagrado orden de Diácono, al bachiller don José María de Silva a título de capellanía, al bachiller don Domingo Caval a título de patrimonio, al bachiller don José Joachín Rodero a título de capellanía, y al bachiller don José María Urruchúa a título de capellanía y patrimonio; y a los Reverendos Padres fray Antonio Montoya, fray Miguel Montes, fray Rafael Ximénes, fray José María Vejarano, fray Ignacio Unsueta y fray José María de Reina, Religiosos del orden de San Francisco de la Provincia de Zacatecas; y últimamente el sacramento de Presbítero a los Reverendos Padres fray Francisco Antonio de Alba y fray Luis Aldrete Religiosos del expresado Colegio Apostólico; y al Reverendo Padre fray Manuel Palomera del orden de San Francisco de la citada Provincia de Zacatecas, todos en virtud de las patentes que presentaron de sus respectivos Prelados; y mandó Su Señoría Ilustrísima que ínterin // se les despachen los correspondientes títulos, se les dé una certificación autorizada en conveniente forma.

 

Auto general de visita [Al margen]

 

En la villa de Purificación, Real y Minas del Fresnillo, en nueve días del mes de abril de mil setecientos setenta y seis años: Su Señoría Ilustrísima y Reverendísima el Señor Maestro don fray Antonio Alcalde del sagrado Orden de Predicadores, Obispo de Guadalajara, Nuevo Reino de la Galicia y de León, del Consejo de Su Majestad, etcétera, mi Señor; Habiendo llegado a esta villa en prosecución de su actual y general visita, hoy día de la fecha, pasó a la iglesia parroquial de ella, a efecto de visitar lo local, y habiendo entrado, se revistió y celebró el Santo Sacrificio de la Misa, la cual acabada, en presencia de los Alcaldes ordinarios, regidores, vecinos principales y demás concurrentes, con capa blanca, visitó el Sagrario y depósito del Santísimo Sacramento, donde halló un vaso con formas, la custodia de plata sobre- // dorada, y el rural, todo en conveniente forma y con la debida decencia, dio a adorar al pueblo a Su Divina Majestad y lo volvió a depositar en el mismo Sagrario.

Visitó la lámpara que está delante del mismo Sagrario, y la halló ardiendo con aceite de olivo.

Visitó el altar mayor y todos los que hay en la Iglesia con sus aras, colaterales y demás paramentos, y todos los halló con bastante adorno, aseo y limpieza. Pasó al bautisterio y visitó la pila bautismal, que halló con buenas cerraduras y su concha de plata e igualmente las crismeras de plata que halló bien proveídas y en conveniente forma.

Y luego con capa negra dio la conmemoración a los fieles difuntos y responsos acostumbrados; con lo cual se retiró a la casa de su habitación y hospedaje.

 

Personal del Cura Beneficiado [Al margen]

 

Inmediatamente el bachiller don José Francisco Xavier Camberos presentó el Real título de su provisión al Beneficio Curado de esta villa, su colación y títulos de // Cura Beneficiado y Vicario Juez Eclesiástico, despachados en conveniente forma y refrendado el de Vicario por Su Señoría Ilustrísima, y asimismo el de Examinador Sinodal de este Obispado, los dio Su Señoría Ilustrísima por visitados y pasados en esta visita general, mandando se le devolviesen originales, como se le devolvieron para su resguardo.

 

Libro de Gobierno [Al margen]

 

Presentó el Libro de Gobierno en que se copian los edictos, cartas pastorales y otros despachos superiores; e igualmente una copia de las constituciones sinodales de este Obispado, pidiendo se le dé testimonio íntegro a los aranceles de Real de Minas, por hallarse el que tiene cuasi ininteligible, así en lo perteneciente a los derechos parroquiales como en los tocantes a la Vicaría, y mandó Su Señoría Ilustrísima se le dé autorizado en debida forma, y que de él ponga una copia en la iglesia parroquial, para que los feligreses sepan lo que deben pagarle por sus obvenciones. Juntamente // presentó los libros de su administración, en que se contienen las partidas de los que se bautizan, casan y entierran en esta iglesia parroquial, y reconocidas por menor desde la última visita hasta la presente, las dio Su Señoría Ilustrísima por visitadas, y proveyó en cada uno los autos que tuvo por convenientes.

 

Padrón de 10 955 personas [Al margen]

 

Presentó igualmente el padrón de sus feligreses de confesión y comunión, que con inclusión de los párvulos hacen el número de diez mil novecientos cincuenta y cinco personas; y así mismo un plano o lista puntual de todas las haciendas, ranchos y puestos de que se compone esta feligresía, con expresión de las distancias y vientos en que se hallan respecto a la cabecera y número de familias que las habitan, y mandó Su Señoría Ilustrísima que quedándose con una copia del padrón que formare en cada un año, remita el original a la Secretaría de Cámara y Gobierno de Su Señoría Ilustrísima con su certificación de si cumplieron o no con el precepto anual de Nuestra Santa Madre Iglesia de confesión y comunión. //

 

Fábrica [Al margen]

 

Don Juan Antonio Gómez de Cosío, Alcalde ordinario de primer voto de esta villa y vecino de su comercio, como actual Mayordomo de la fábrica espiritual de esta iglesia parroquial presentó sus libros y cuentas de ella, y reconocidas con los ajustes y liquidaciones que de ellas ha hecho el bachiller don José Xavier Camberos Cura y Vicario, y el último en que consta haber tenido de recibo 6 847 pesos, 3 reales y de gasto en el culto de la Iglesia 922 pesos 3 ½ reales, por lo cual resultaron sobrantes 5 924 pesos, 7 ½ reales, los aprobó Su Señoría Ilustrísima declarando por legítimo el citado alcance, y dándole las gracias al citado don Juan Antonio Cosío por el esmero y actividad con que se ha manejado en esta administración, a quien con respecto a lo pedido en forma de tal Mayordomo de la fábrica, como en efecto se le despachó, encargándole procure su mayor aumento; y mandó Su Señoría Ilustrísima // que rebajándose lo necesario para los gastos precisos, la restante cantidad se introduzca en la arca de tres llaves, ínterin que haya finca segura sobre que se imponga a réditos de cinco por ciento.

 

Archicofradía del Santísimo Sacramento [Al margen]

 

Visitó Su Señoría Ilustrísima los libros y cuentas de la Archicofradía del Santísimo Sacramento, sita y fundada en esta iglesia parroquial, presentados por su Mayordomo don Xavier María Oriozolo, quien en las últimas cuentas resulta alcanzado en 4 511 pesos, 3 ½ reales, que se hallan en la arca de tres llaves.

Los libros y cuentas de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Piedad, cuyo Mayordomo don Bartholomé Rodríguez alcanzó en 723 pesos, 5 reales, a la Cofradía, y ésta no tiene más fondos que las limosnas con que contribuyen los fieles.

Los de la Cofradía del Gloriosísimo Patriarca Señor San José, cuyos fondos son un mil pesos de principal, y el bachiller don Antonio Felipe Sánchez Martínez, su Mayordomo, en las últimas cuentas salió alcanzado en 201 pesos, 3 reales.

Los de la Cofradía de las Benditas Ánimas del Purgatorio, fundada // en esta Iglesia parroquial, cuyos fondos son únicamente las limosnas que dan los fieles, y doña María Teresa Carriedo, su Mayordoma, en las últimas cuentas salió alcanzada en 2 705 pesos, 4 ½ reales.

Los de la Cofradía de la Purísima Concepción de Nuestra Señora, cuyo Mayordomo, don Joachín Pérez de Arenaza, salió alcanzado en 629 pesos, 2 ½ reales.

Los de la Cofradía de San Nicolás, fundada en esta iglesia parroquial, que presentó don Nicolás de Águila y Olivas, quien en las últimas cuentas resultó alcanzando a la cofradía en 135 pesos, 5 ½ reales, por haber tenido de recibo 166 pesos, 7 ½ reales y de gasto 302 pesos, 5 reales, los cuales se le mandaron satisfacer.

Los de la Cofradía de Nuestra Señora del Tránsito, sita en su propia capilla en este Real, de que actualmente es Mayordoma doña Petra Antonia Díaz de Tagle, quien en sus últimas cuentas fue alcanzada en 140 pesos, 4 ½ reales, a favor de la cofradía, la cual no tiene más fondos que las limosnas que ofrecen // los fieles.

Los de la Cofradía de Señora Santa Ana, de que han sido Mayordomos y lo son actualmente doña Brígida Rafaela Rodríguez, don Francisco y don Joachín Barrón, quienes en sus últimas cuentas salen alcanzados en 59 pesos 0. ½ reales a favor de la cofradía.

Los de la Cofradía de Nuestro Señor Crucificado, que con el título de Plateros se venera en su Santuario, distante de esta villa poco más de una legua, y su último Mayordomo, don Felipe Díaz de los Ríos, salió alcanzado en 2 243 pesos, 4 reales, que hay existentes a favor de ella.

Y los de la Cofradía del Santísimo Nombre de Jesús Nazareno, sita en su propia capilla en la iglesia parroquial, que presentaron sus actuales Mayordomos doña Brígida Rafaela Rodríguez, don Francisco y don Joachín Barrón, los cuales en sus últimas cuentas salieron alcanzados en 2 646 pesos, 7 ½ reales.

Y los de la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores, fundada en la misma iglesia parroquial, que presentó don Juan José Fernández, su actual Mayordomo, el cual // en sus últimas cuentas salió alcanzado en 3 520 pesos, ½ real, a favor de esta cofradía. Y reconocidos los ajustes y liquidaciones que de las cuentas ha hecho el Vicario Juez Eclesiástico bachiller don José Xavier Camberos, los aprobó Su Señoría Ilustrísima y declaró por legítimos los alcances, que quedan relacionados, mandando que sacándose lo necesario para los precisos gastos de cada cofradía, la restante cantidad se guarde en las arcas de tres llaves, ínterin que hay finca segura sobre que imponerlos a (censo redimible) y réditos de cinco por ciento, que solicitarán los respectivos Mayordomos, con anuencia e intervención del Vicario Juez Eclesiástico, en inteligencia de que la persona que solicitare algún principal ha de ocurrir a la Secretaría de Cámara y Gobierno de Su Señoría Ilustrísima con los instrumentos de propiedad de la finca que para su seguro ofreciere hipotecar, // para que en su vista se tome la providencia conveniente: y dio Su Señoría Ilustrísima las gracias a los nominados Mayordomos por el esmero y actividad con que se han aplicado al servicio de dichas cofradías, encargándoles procuren su mayor aumento y conservación.

Y en atención a lo representado por el Cura Beneficiado y Vicario Juez Eclesiástico, mandó Su Señoría Ilustrísima que dé cuenta de la fábrica, se haga junto a la iglesia parroquial una sala, una recamarita y una cocinita, para que en ella viva el Teniente de Cura que estuviere en semana, a fin de que los que ocurrieren por confesión sepan dónde vive, y allí ocurran derechamente; y que de las mismas rentas de la fábrica se le aumenten dos pesos más al Sacristán de la iglesia parroquial, dándosele doce pesos cada mes, por el mucho trabajo que tiene en el aseo y cuidado de la referida iglesia. Igualmente mandó Su Señoría Ilustrísima que por la Misa cantada con responso, que tiene cada semana la cofradía de Animas, se pague al Cura Beneficiado la limosna de cinco pesos, y el mismo // estipendio se le pague por la misa cantada con responso que tiene cada semana la cofradía de Nuestra Señora de los Dolores; como también por las misas de mes de la cofradía de Nuestra Señora de la Concepción, y por las de cada mes que igualmente tiene la cofradía de Jesús Nazareno, por las cuales se le han pagado veinte reales, y por todas las antecedentes tres pesos por cada una, como aparece de las respectivas cuentas; y asimismo mandó que por el Mayordomo de la cofradía de Ánimas se le paguen al Cura y Vicario ocho pesos en cada un año por la vista y aprobación de sus cuentas, como se ha acostumbrado en las demás cofradías. Igualmente mandó Su Señoría Ilustrísima que llevándose a debido efecto la imposición a réditos de los sobrantes que actualmente tienen las citadas cofradías, de los sobrantes que en lo de adelante tuvieren sacándose los precisos gastos, pueda tomar el Cura // Beneficiado lo que importare el dorado colateral de Señor San José y el de Nuestra Señora del Rosario, y las vidrieras correspondientes, para el cual efecto pueda tomar en la misma conformidad los sobrantes que en lo de adelante tuviere la fábrica espiritual y para el mismo fin aplicaba, y los tres reales con que mensualmente contribuyen los comerciantes cada mes, por razón de la licencia que se les concedió para comerciar en días de fiesta, de manera que acabado uno y otro dorado y las citadas vidrieras, se contribuya como hasta aquí con la citada limosna a la Archicofradía del Santísimo Sacramento.

 

Testamentos [Al margen]

 

Visitó Su Señoría Ilustrísima el testamento so cuya disposición falleció don Francisco de Campos, nombrando por sus albaceas al bachiller don Antonio Sánchez Martínez y a doña María Rosa Sánchez, y a ésta por heredera.

El que otorgó doña Petra Fernández de Castro, vecina que fue de esta villa, instituyendo por sus albaceas a Antonia Arciniega Cano y a Vicente del Valle sus hijos, y también por herederos. //

El de doña María Gertrudis de Castañeda, quien instituyó por sus albaceas al bachiller don Agustín Bruno de Palacios y a don Joachín de Arenaza, y por herederos a sus hijos.

El de don Salvador Fernández Jaraquemada, quien nombró por sus albaceas a don José Fernández y a Domingo Cano Marroquín, y por herederos a sus hijos.

El de Miguel Ángel de Ávila, quien instituyó por sus albaceas y herederos a José Miguel de Ávila y Juan Montañez y a su esposa María Guadalupe Saldaña.

El de don Nicolás Gustio, en que instituyó por sus albaceas a doña Antonia Rosalía Gómez y al bachiller don Juan José Bazán, y por herederos a sus hijos legítimos.

El que otorgó don Miguel de Castro y Camacho, en que instituyó por su albacea al bachiller don Juan José Bazán y por heredera a su esposa doña Leonor de la Fuente.

            El que otorgó // dicho bachiller Bazán, en virtud de poder, que le confirió su tía doña María Bazan, instituyéndolo por albacea y heredero; y reconocidas sus clausulas y recibos presentados declaró Su Señoría Ilustrísima los referidos testamentos por cumplidos y pagados en cuanto toca a la jurisdicción eclesiástica.

 

Licencias y títulos de Capellanía [Al margen]

 

El bachiller don Juan José Bazan, clérigo presbítero domiciliario de este Obispado y vecino de esta villa, presentó sus licencias corrientes de decir Misa y asimismo de predicar y confesar hombres y mujeres, y un título de capellán propietario de la que fundó don Pedro de Medina, vecino que fue de esta villa, de 2 mil pesos impuestos sobre la hacienda nombrada San Pedro del Río de Medina, con cargo de cincuenta misas rezadas en cada un año; otro de la que mandó fundar don Nicolás de Campos de 1 284 pesos de principal, impuestos sobre casas que fueron del fundador en este Real, con obligación de veinte misas rezadas; y otro de la que mandó fundar el bachiller don Gerónimo de Campos, de 2 mil pesos de principal, impuestos sobre casas en este Real, con cargo de treinta y siete misas rezadas en cada un año.

El bachiller don Agustín Bruno de Palacios, también presbítero, presentó sus licencias de decir Misa, y asimismo // de predicar, confesar y administrar sacramentos en lengua castellana, corrientes en su término, y un título de capellán propietario de la que fundó Cristóbal Jaques, cuyo principal no se expresa.

El bachiller don Cristóbal Eusebio de Vergara presentó sus licencias de predicar, confesar y administrar sacramentos, corrientes.

El bachiller don Antonio Basilio Gustio presentó sus licencias absolutas de decir Misa y asimismo de predicar, confesar y administrar sacramentos y un título de capellán propietario de la que fundó don Diego Gómez de Herrera, de 2 mil pesos impuestos sobre casas que fueron del fundador en este Real, con cargo de doce misas rezadas en cada un año.

El bachiller don Andrés Martínez de Murguía presentó sus licencias de decir misa y asimismo de predicar, confesar y administrar sacramentos en lengua castellana corrientes en su término; y un título de capellán propietario de la que fundó doña María Magdalena // de Casares, de cuatro mil pesos de principal, impuestos sobre la hacienda nombrada Nuestra Señora de la Soledad de Ábrego, en esta jurisdicción, con cargo de treinta misas rezadas.

El bachiller don Thomás de Ocampo, presbítero, presentó sus licencias de decir Misa y asimismo de predicar, confesar y administrar sacramentos, absolutas.

El bachiller don Ignacio Fernández de Estrada presentó sus licencias de decir Misa, y asimismo de predicar y confesar en lengua castellana.

El bachiller don Antonio Felipe Sánchez Martínez presentó sus licencias de decir Misa, y asimismo de predicar, confesar y administrar sacramentos en lengua castellana, absolutas.

El bachiller don José Anacleto Rodríguez, presbítero, Teniente de Cura de esta feligresía, presentó sus licencias corrientes de decir Misa y asimismo de predicar, confesar y administrar sacramentos.

El bachiller don Antonio Fernández presentó sus licencias de decir Misa y asimismo de predicar y confesar hombres y mujeres en lengua castellana, y por estarse acabando su término, habiendo sido exami-- // --nado y aprobado, mandó Su Señoría Ilustrísima se le refrendasen, como se le refrendaron por el tiempo de cuatro años y sin perjuicio del derecho parroquial; asimismo presentó un título de capellán propietario de la que fundó don Salvador Fernández, vecino que fue de este Real, de cuatro mil pesos de principal, impuestos sobre casas en él pertenecientes a dicho fundador, con cargo de cincuenta misas rezadas en cada un año; con cuyas cargas declararon los respectivos capellanes bajo de juramento que hicieron in verbo sacerdotis tactu pectore haber cumplido puntualmente, y en su vista dio Su Señoría Ilustrísima por visitados los citados títulos, y pasados en esta visita general, como también las licencias de decir Misa en las capillas de las haciendas nombradas Nuestra Señora de la Soledad de Ábrego y San Pedro del Río de Medina, sitas en esta ju-- // --risdicción, y por cuanto por parte de los dueños de las haciendas nombradas San Pedro Regalado del Marquete, San Juan de Trujillo, Nuestra Señora de los Dolores de la Zanja y San Juan del Rancho Grande, se pidieron nuevas licencias para decir Misa en las citadas capillas, por haberse confundido las que tenían, y haber certificado el Cura y Vicario que se hallan con decencia y ornamento correspondiente, mandó Su Señoría Ilustrísima les despachasen con la calidad de que se explique la Doctrina Cristiana en la conformidad que se previene en el despacho general de cordillera, por el tiempo de la voluntad de Su Señoría Ilustrísima, y sin perjuicio del derecho parroquial.

Igualmente dio Su Señoría Ilustrísima por visitado y pasado en esta visita general el título de Notario Público de esta feligresía que presentó don Juan José Medina, por estar despachado en conveniente forma. Y por cuanto hasta ahora han pagado al mencionado Cura tres pesos por cada una de las Misas pertenecientes a la Cofra-- // -- día de Nuestra Señora del Tránsito, la cual se halla con igual aumento en sus fondos, mandó Su Señoría Ilustrísima que por cada una de las misas expresadas se le dé al mencionado Cura lo de adelante el estipendio de cinco pesos.

Juntamente mandó Su Señoría Ilustrísima se observe lo prevenido en los autos de visita de los Ilustrísimos Señores sus predecesores en cuanto a que se administre por viático en el rural a los enfermos de fuera de la cabecera el Santísimo Sacramento de la Eucaristía, sin que sea necesario que lo pidan cuando llamaren; y también sobre que no se permita a ningún eclesiástico decir misa en enramada, sea secular o regular; y que así el actual Vicario como sus sucesores cuiden de recaudar la limosna correspondiente a las Misas de cuarta funeral de testamentos y memorias, las cuales por derecho tocan a la Sagrada Mitra, y la impor-- // --tancia de lo que colectare la remita oportunamente a manos de Su Señoría Ilustrísima.

 

Casos de moral [Al margen]

 

Y por cuanto en este Curato y su feligresía hay suficiente número de eclesiásticos para su mejor aprovechamiento, mandaba y Su Señoría Ilustrísima mandó que a lo menos una vez cada semana, en el día, hora y lugar que más cómodo le pareciere, el Cura Beneficiado y Vicario Juez Eclesiástico haga se junten y que cada uno alternativamente, resuelva las dudas que se propusieren en la Doctrina Moral, presidiendo el mismo Cura y Vicario, y por su ausencia o enfermedad presida el dicho caso el sujeto que el propio Cura nombrare, cuidando de que no falten si no es con justo impedimento.

Y habiéndose reconocido las alhajas, ornamentos, ropa blanca y demás paramentos sagrados, se hallaron muy decentes, aseados y suficientes para la celebración de los Divinos oficios, principalmente los más inmediatos al // altar, por lo cual se dieron las gracias al precitado Cura y Vicario, a quien concedió Su Señoría Ilustrísima su especial comisión y facultad para que conozca del negocio pendiente sobre las casas que pretende permutar don Sebastián de Unsaín, vecino de esta villa, por las de la Archicofradía del Santísimo Sacramento, y encargándole procure la mayor utilidad de la Archicofradía.

 

Indulgencias plenarias [Al margen]

 

Y concedió Su Señoría Ilustrísima tres indulgencias plenarias a todos los fieles de uno y otro sexo, que han de ganar en esta forma: la primera el día de la festividad del Santísimo Cristo que llaman de Plateros; la segunda el domingo infraoctavo de Corpus; y la tercera el día de los Apóstoles san Pedro y San Pablo, asistiendo a la Iglesia parroquial con-- // --fesados y comulgados y verdaderamente arrepentidos y haciendo la oración acostumbrada.

Y por cuanto habiendo reconocido los pliegos e informaciones matrimoniales de españoles, mestizos, mulatos y demás castas, se advirtió en las de los viudos que no declaran los testigos con especificación en que modo les consta la viudez; mandó Su Señoría Ilustrísima que en lo de adelante den razón de su dicho expresando donde, qué tiempo ha, y en qué modo le consta la viudez, de manera que no declarando de vista a lo menos dos testigos fidedignos, no se proceda a la celebración del matrimonio hasta que se presente la partida de entierro del marido o la mujer de quienes son viudos; y en cuanto a los de fuera, aunque tengan cuatro o más años de vecindad en esta jurisdicción, una vez que conste por sus declaraciones haber salido de // su patria en edad competente para contraer matrimonio, libre requisitorio para que sean amonestados en la parroquia de su origen.

 

6 864 confirmados [Al margen]

 

En los días que Su Señoría Ilustrísima celebró el Santo Sacramento de la confirmación, lo confirió a seis mil ochocientos sesenta y cuatro personas, que se asentaron en un cuaderno y firmado de Su Señoría Ilustrísima se entregó al citado Cura para que lo ponga en los demás de su administración.

Se hizo la visita secreta, de que no resulto cosa digna de especial corrección o reforma. Y para el cumplimiento de todo, mandó Su Señoría Ilustrísima se le notifique al Cura y se ponga testimonio de él en el libro de Gobierno. Y así lo proveyó, mandó y firmó.

 

Fray Antonio, Obispo de Guadalajara [Rúbrica]

 

Ante mí

Joseph de Frutos [Rúbrica]

Secretario de visita.

 

En // la villa de la Purificación, Real y Minas del Fresnillo, a once de abril de mil setecientos setenta y seis años. Notifiqué el auto antecedente al bachiller don José Camberos, Cura Vicario Juez Eclesiástico de esta villa, quien entendido de contenido, Dijo lo oye, obedece y que cumplirá con lo que se le manda, y lo firmó, de que doy fe.

 

Joseph Camberos [Rúbrica]

 

Blas de Silva [Rúbrica]

Notario mayor. //

 



[1] Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Guadalajara, Sección Gobierno, Serie Visitas Pastorales, caja 6. La transcripción es de Antonio Gutiérrez Cruz. La paleografía de esta parte comienza en la foja 190f y concluye en la 203f.

[2] Ciudad y cabecera municipal de Zacatecas, donde viven más de 300 000 habitantes hoy en día, se localiza a 60 kilómetros al norte de la capital de esa entidad y es célebre desde su fundación por la riqueza argentífera de su subsuelo. La fundó Francisco de Ibarra en el ojo de agua del Fresnillo, en 1566, casi a la par del mineral de Plateros. En 1568 su nombre será Minas del Fresnillo y se estableció para su resguardo un presidio. En 1585 se le dará el rango de Real de Minas de Fresnillo, compuesto por dos barrios de indios, el de Tonalá y el Tlaxcalteca. En 1592 se erigirá el hospital de la Purísima Concepción y se dio a la población el rango de Villa de Nuestra Señora de la Purificación del Real de Minas de Fresnillo. Alcanzará la categoría de ciudad en 1830 y el anticatolicismo gobiernista del siglo pasado convertirá su nombre oficial, en 1920, en Fresnillo de González Echeverría.



Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 33 3614-5504, 33 3055-8000 Fax: 33 3658-2300
© 2022 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis