Documentos Diocesanos

Boletín Eclesiástico

2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021

Volver Atrás

Libro de Visita de fray Antonio Alcalde, 1776

12ª parte

 

Aquí se da cuenta del estado de urbanización de páramos yermos

conquistados a la agricultura y la ganadería

a base de tenacidad y esfuerzo.[1]

 

 

Pueblo de San Sebastián de Agua del Venado[2]

 

En el Re-- // --al y minas de San Matías Sierra de Pinos en trece días del mes de marzo de mil setecientos setenta y seis años ante Su Señoría Ilustrísima y Reverendísima el señor maestro don fray Antonio Alcalde del Sagrado Orden de Predicadores, Obispo de Guadalajara, Nuevo Reino de Galicia y de León, provincias del Nayarit, Californias, Coahuila y Texas, del Consejo de su Majestad, etcétera, mi Señor; estando en su actual y general visita, compareció el licenciado don Asencio Palomera, Cura Beneficiado y Vicario Juez Eclesiástico del pueblo de San Sebastián Agua del Venado, a efecto de ser visitado, en virtud de la corta misiva que se le escribió de orden de Su Señoría Ilustrísima, a cuyo fin presentó el Real Título y Provisión de presentación a dicho Beneficio Curado, la colación, y en su virtud se le confirió, y el título que se le despachó de tal cura beneficiado por lo tocante a la jurisdicción eclesiástica y su título de vicario juez eclesiástico de dicho pueblo, y del Real de Charcas y Valle de Matehuala,[3] todos despachados en conveniente forma, por lo cual los dio // Su Señoría Ilustrísima por visitados, y mandó se le devolvieran originales para su resguardo, a quien se le devolvieron.

 

Libros parroquiales [Al margen]

 

Presentó los libros parroquiales de su administración, en que se asientan las partidas de los que se bautizan, casan y entierran así en la iglesia parroquial de dicho pueblo del Venado como en la de San Gerónimo de la Hedionda, y en la capilla de la hacienda nombrada San Juan Zapehuanamé, su ayuda de parroquia, en los cuales proveyó Su Señoría Ilustrísima los autos que tuvo por convenientes.

Presentó asimismo el Libro de Gobierno, en que se copian los edictos, cartas pastorales y otros despachos superiores, y en él las constituciones sinodales de este Obispado, y una copia de los aranceles común del Obispado, de indios de pueblos que no dan tasación y el de roturas de tierra, lo cual se dio por visitado y pasado en esta visita general.

 

Padrón 4 646 personas [Al margen]

 

Presentó igualmente el padrón de feligreses de confesión y comunión he-- // --cho en el presente año, con expresión de las haciendas, ranchos y puestos de que se compone su jurisdicción, sus distancias y vientos en que se hallan respecto a la cabecera y número de personas que las habitan, y mandó Su Señoría Ilustrísima que quedándose el citado cura una copia del padrón que formare en cada un año, remita el original a la Secretaría de Cámara y Gobierno de la ciudad de Guadalajara, con su certificación al pie de si cumplieron o no los que debieron con el precepto anual de confesión y comunión, que manda Nuestra Santa Madre Iglesia, y que del citado arancel ponga una copia autorizada en la iglesia o sacristía de su curato para que sus feligreses vean lo que deben pagarle por sus obvenciones.

 

Informaciones de Indios de Pueblo [Al margen]

 

Igualmente presentó un libro y un cuaderno en que se hallan las informaciones de libertad y soltura de los indios de pueblo que se casan en aquel curato, y reconocidas, mandó Su Señoría Ilustrísima que en lo de adelante se exprese la edad de cada uno de los testigos, y el tiempo que éstos tienen // de conocer a los pretendientes; y en cuanto a los pliegos e informaciones matrimoniales de españoles, mestizos y demás castas de que se han reconocido varios legajos, mandó Su Señoría Ilustrísima que en las de los viudos, los testigos declaren el modo en que les consta la viudez, si de vista o de oídas, de modo que habiendo enviudado fuera de aquella jurisdicción y no declarando de vista al menos dos testigos fidedignos, no se proceda a la celebración del matrimonio hasta que se presente la partida de entierro del marido o la mujer de quien son viudos. Y por lo que respecta a los que se presentan siendo de fuera, mandó Su Señoría Ilustrísima que sin embargo que tengan cuatro o más años de vecindad en aquella jurisdicción, una vez que conste por sus declaraciones haber salido de su patria en edad competente para contraer matrimonio u otro impedimento canónico, libre // requisitorio para que sean amonestados en la parroquia de su domicilio, y siendo éste en ajeno obispado, remita las diligencias a Su Señoría Ilustrísima o a su Vicario General para su aprobación, y que se determine lo conveniente.

 

Fábrica [Al margen]

 

Presentó así mismo el libro y cuentas de la fábrica espiritual de aquella iglesia parroquial, que corre a su cargo desde el 18 de noviembre del año próximo pasado de 769 hasta el presente, y reconocido consta haber recibido 1 619 pesos, 3 reales, y de gasto 1 622 pesos, por lo que alcanza la fábrica en 2 pesos, 5 reales, y reconocidas las que fueron de cargo del doctor don José Dávila, desde 27 de septiembre de 759 hasta 29 de marzo de 67, resulta el alcance de 1 529 pesos, 6 reales, a favor de la fábrica, los cuales mandó Su Señoría Ilustrísima se cobren por el actual cura, y que forme la cuenta correspondiente a los dos años y meses corridos desde marzo de sesenta y siete hasta noviembre de 69, y haciendo cargo de su recibo a la persona que la administró en ese tiempo, le // oirá sus descargos siendo justos y arreglados, cobrando el alcance que resultare a favor de la fábrica, de quien dará cuenta a Su Señoría Ilustrísima, y así mismo mandó que en lo de adelante no se asienten por mayor las citadas cuentas, sino por menor y con toda individualidad y expresión del día, mes y año, y del precio de cada cosa, para evitar confusiones.

 

Archicofradía del Santísimo [Al margen]

 

Visitó Su Señoría Ilustrísima el libro y cuentas de la Archicofradía del Santísimo Sacramento, sita en la iglesia parroquial de dicho pueblo del Venado, cuyo último prioste, Antonio Cipriano, salió alcanzado en 127 pesos, 6 reales, y tiene de fondos 6 110 pesos, 5 reales, en varios principales.

El de la cofradía de Nuestra Señora de la Concepción, sita en la misma parroquia, cuyo último prioste, Cristóbal García, alcanzó a la cofradía en 47 pesos, 4 reales, y tiene de fondos 8 946 pesos, ½ real, en varios principales.

El de la cofradía de San Diego, sita en su parroquia // capilla de aquel pueblo, cuyos fondos son tan solamente 1 574 pesos en dos principales, y su último prioste salió alcanzando a la cofradía en 39 pesos, 2 ½ reales.

Y el de la cofradía de Ánimas, sita en la misma iglesia parroquial, cuyo último prioste salió alcanzado en 27 pesos, ½ real, y sólo tiene de fondos en dos principales 2 900 pesos. Y reconocidos los ajustes y liquidaciones que de ellas se han hecho en cada un año por los Vicarios Jueces Eclesiásticos que han sido de aquella feligresía, los aprobó Su Señoría Ilustrísima, mandando se lleve a puro y debido efecto lo providenciado por el actual Cura y Vicario en sus últimos autos. Y mandó Su Señoría Ilustrísima que el propio Vicario junte a los mayordomos y cofrades de la cofradía del Santísimo Sacramento y las Ánimas y solicite su anuencia y consentimiento para tomar los ciento cincuenta y cuatro pesos, seis y medio reales, que entre ambas tienen de sobrantes, y condescendiendo desde luego los aplica Su Señoría Ilustrísima para la fábrica de la Iglesia parroquial de aquel pueblo, a fin de que con // ellos se haga los más preciso que necesitare la iglesia, llevando la cuenta y razón que corresponde para darla cuando convenga.

 

Licencias de los bachilleres don José Antonio Pérez y don José Manuel Flores [Al margen]

 

Asimismo presentó las licencias de decir misa, y asimismo de predicar, confesar y administrar sacramentos en lengua castellana pertenecientes a los bachilleres don José Antonio Pérez y don José Manuel Flores, presbíteros tenientes de Cura de aquella feligresía, y por estar corrientes, refundadas y en conveniente forma, se dieron por visitadas y pasadas en visita general, como también la de decir misa en las capillas de San Miguel y Nuestra Señora de la Candelaria, sita en el barrio de Tlaxcala del Pueblo de la Hedionda,[4] y la de administrar los Santos Sacramentos de bautismo, penitencia, comunión y matrimonio y enterrar los cuerpos difuntos en la hacienda de San Juan Zapehuaname, co-- // --mo ayuda de parroquia de aquel curato, para que se use de ellas según su expresión y forma con las mismas condiciones que se concedieron.

 

Título de Notario Público del Venado [Al margen]

 

Asimismo visitó Su Señoría Ilustrísima el título de Notario Público de dicho pueblo, perteneciente a don Gerónimo Lozano, ampliándoselo para el Real de Charcas, con la facultad de que pueda nombrar substituto a satisfacción del Vicario Juez Eclesiástico y Cura ministro de doctrina de dicho Real.  

Y mandó Su Señoría Ilustrísima se observe lo prevenido en los autos de visita de los Ilustrísimo Señores Obispos en cuanto a la enseñanza de la doctrina cristiana a los indezuelos e indezuelas por medio del Fiscal, y sobre que a los enfermos de fuera de la cabecera se les administre por viático el Santísimo Sacramento de la eucaristía en el rural, sin que sea necesario que lo pidan cuando llamaren, y también en cuanto a que no se permita a ningún eclesiástico decir misa en enramada, y que así el actual Vicario, como sus sucesores cui-- // --den de cobrar y recaudar la limosna correspondiente de las misas de cuarta funeral de testamentos y memorias, las cuales por derecho tocan a la Sagrada Mitra, y la importancia de lo que colectare la remita oportunamente a manos de Su Señoría Ilustrísima.

Asimismo concedió su licencia para que en los tres días de carnestolendas, en el día del Glorioso Mártir San Sebastián y en el del Gloriosísimo Patriarca Señor San José se pueda exponer patente a la pública veneración de los fieles el Santísimo Sacramento de la Eucaristía, procurándose el mayor culto y decencia, en cuyos días, usando Su Señoría Ilustrísima de las facultades sólitas que por el tiempo de diez años le confirió Su Santidad, concedía y concedió indulgencia plenaria a todas las personas que verdaderamente confesadas y comulgadas hicieren la oración acostumbrada delante del Santísimo Sacramento, teniendo la Bula de la Santa Cruzada; y puesto el sol se depositará a Su // Divina Majestad con la mayor solemnidad, acto y reverencia que posible sea. Y para que todo lo contenido en este auto tenga su debido cumplimiento, mandó Su Señoría Ilustrísima se le notifique al Cura, y se ponga testimonio de él en el libro de Bautismos de aquel curato; y así lo proveyó, mandó y firmó.

 

Fray Antonio, Obispo de Guadalajara [Rúbrica]

 

Ante mí

Joseph de Frutos [Rúbrica]

Secretario de visita

 

En el Real de Sierra de Pinos a quince de marzo de mil setecientos setenta y seis años. Notifiqué el auto antecedente al Licenciado don Asencio Palomera, Cura Vicario Juez Eclesiástico del pueblo del Venado, quien entendido de su contenido, dijo: lo oye, obedece y que cumplirá con lo que se le manda, y lo firmó, de que doy fe.

 

Asencio Palomera [Rúbrica]

 

Blas de Silva [Rúbrica]

Notario mayor //

 

 



[1] Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Guadalajara, Sección Gobierno, Serie Visitas Pastorales, caja 6. La transcripción es de Antonio Gutiérrez Cruz. La paleografía de esta parte comienza en la foja 146v y concluye en la 152 f.

[2] El municipio de Venado se encuentra localizado en la parte norte del estado de San Luis Potosí. Refieren los historiadores que según los escritos de los religiosos del siglo xvi el territorio donde ahora se asienta el municipio de Venado fue habitado por dos grupos: los guachichiles en la parte sur, y en el norte los llamados negritos. Se dice que el primer fraile doctrinero que estuvo en la región fue fray Diego de la Magdalena, en el año de 1554. En ese entonces se le dio el nombre de San Sebastián del Agua del Venado. Se le da la categoría de municipio  el 8 de octubre de 1827 por el decreto núm. 61.

[3] El original dice Matheguala.

[4] El pueblo de San Jerónimo del Agua Hedionda (1552), desde 1826 cabecera del municipio de Hedionda, en San Luis Potosí, cambió su nombre por el actual, Ciudad Moctezuma, en 1868, en recuerdo a un miliciano liberal, Esteban Moctezuma.



Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 33 3614-5504, 33 3055-8000 Fax: 33 3658-2300
© 2020 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis