Documentos Diocesanos

Boletín Eclesiástico

2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022

Volver Atrás

Libro de Visita de fray Antonio Alcalde, 1776

19ª parte

El acta de la visita episcopal a los pueblos del Gobierno de las Frontera de San Luis de Colotlán ofrece de esos confines una panorámica de alto valor sociológico.[1]

 

 

Salida de Jerez y llegada al pueblo de Huejúcar feligresía de Colotlán distante 10 leguas [Al margen][2]

 

En el día miércoles diez y siete de abril de mil setecientos setenta y seis años, como a las seis horas de la mañana, salió Su Señoría Ilustrísima en su coche de la villa de Jerez, en prosecución de su actual y general visita, acompañado del bachiller don Juan Antonio Cyprián Solís, Cura interino y Vicario Juez Eclesiástico de dicha villa, de los alcaldes ordinarios y regidores // y vecinos principales de ella, quienes habiéndose despedido como a distancia de más de cuatro leguas, siguió su camino para el pueblo de Huejúcar de la feligresía del curato de Colotlán, que dista de la citada villa poco más de diez leguas de buen camino, a cuyas inmediaciones salió el bachiller don Miguel Antonio Gómez, Cura Beneficiado y Vicario Juez Eclesiástico de él, los Alcaldes indios, Regidores y principales y demás común y naturales del referido pueblo, a donde llegó como a las once y media del día, y habiendo entrado en la iglesia y hecho oración, dio su bendición al pueblo, y luego se retiró a la casa que esta prevenida para su hospedaje.

 

Confirmaciones 1 540 [Al margen]

 

Y habiendo celebrado en la tarde de este día el Santo Sacramento de la Confirmación, lo confirió a un mil quinientos cuarenta y ___ personas.

 

Salida de Huejúcar y llegada al curato del pueblo de Colotlán que dista 8 leguas de camino bastante pedregoso [Al margen]

 

Y el día siguiente jueves diez y ocho de abril, como // a las seis de la mañana, salió Su Señoría Ilustrísima del referido pueblo de Huejúcar para el de San Luis Colotlán, acompañado del Cura Beneficiado y de toda su familia, y como a distancia de dos leguas salieron a cumplimentar a Su Señoría Ilustrísima los Gobernadores, Alcaldes indios, Regidores y Principales, y demás común y naturales de dicho pueblo de Colotlán, que dista del antecedente ocho leguas; y como a las once del día llegó a la iglesia parroquial, a cuya puerta fue recibido en la forma que dispone el Ceremonial Romano, y habiendo entrado y hecho oración, dio su bendición al pueblo y luego se retiró a la casa que estaba prevenida para su hospedaje y habitación.

 

Auto general de visita [Al margen]

En el pueblo de San Luis Colotlán, en veinte y un días del mes de abril de mil setecientos setenta y seis años: Su Señoría Ilustrísima y Reverendísima el Señor Maestro don // fray Antonio Alcalde, del sagrado Orden de Predicadores, Obispo de Guadalajara, Nuevo Reino de la Galicia y de León, Provincias del Nayarit, Californias, Coahuila y Texas, del Consejo de Su Majestad, etcétera, mi Señor; Habiendo llegado a este pueblo el día diez y ocho del corriente, en prosecución de su actual y general visita, hoy día de la fecha pasó a la iglesia parroquial acompañado del bachiller don Miguel Antonio Gómez, Cura propio y Vicario Juez Eclesiástico de esta feligresía, de los Alcaldes indios y principales, y a efecto de visitar el local de ella, y habiendo entrado y hecho oración, se revistió y dijo misa, la cual acabada en presencia de todos los concurrentes, visitó el Sagrario y depósito del Santísimo Sacramento, donde halló un vaso de plata sobredorado, con for//mas, la custodia asimismo de plata sobredorada y el rural en que se suministra a los enfermos el Santísimo Sacramento, dio a adorar al pueblo a su Divina Majestad y lo volvió a depositar en el mismo Sagrario, hallando éste con la debida decencia y aseo correspondiente.

            Visitó la lámpara que está delante del mismo Sagrario, y la halló ardiendo con aceite de coco, en conveniente forma.

            Visitó el altar mayor y demás que hay en la iglesia, con sus aras troncales y demás paramentos, que halló con la decencia necesaria. Pasó al bautisterio y en él visitó la pila bautismal, concha y crismeras, que halló bien proveídas y en conveniente forma.

            Luego con capa negra dio la conmemoración de los fieles difuntos y responsos acostumbrados, con lo cual, habiendo dado gracias, se retiró a la casa de su habitación.

 

Personal del Cura Beneficiado [Al margen]

Inmediatamente el dicho bachiller don Miguel Antonio Gómez // presentó sus títulos de Cura Beneficiado y Vicario Juez Eclesiástico de este pueblo, sus términos y jurisdicciones, despachados en debida forma por el Ilustrísimo Señor doctor don Diego Rodríguez de Rivas, de buena memoria, Obispo que fue de esta Diócesis, y refrendado el de Vicario por Su Señoría Ilustrísima, por lo cual los dio por visitados y mandó se le devolvieran al citado cura, a quien se le devolvieron para su resguardo.

 

Libros parroquiales [Al margen]

Presentó asimismo los libros parroquiales de su administración, en que constan asentadas las partidas de los que se bautizan, casan y entierran en esta iglesia parroquial y en las demás de su jurisdicción; y asimismo el libro en que se asientan las informaciones matrimoniales de libertad y soltura de los indios de pueblo que se casan en este curato, en los cuales proveyó Su Señoría // Ilustrísima los autos que tuvo por convenientes, dándolos por visitados.

            Presentó asimismo una copia de los aranceles común del Obispado y el de indios del pueblo, que no dan tasación, y por no estar auténtico ni en conveniente forma, mandó Su Señoría Ilustrísima se le diese testimonio de él, autorizado en manera que haya fe, y sacando una copia, firmada de su puño y autorizada por el Notario Público de este partido, se ponga en la iglesia parroquial donde todos los feligreses lo vean y sepan lo que deben pagarle por sus obvenciones.

 

Padrón de 6 470 [Al margen]

 

Igualmente presentó el Libro de Gobierno en que se copian los edictos, cartas pastorales y demás despachos superiores, en cuyo principio se halla un testimonio de las Constituciones Sinodales de este Obispado; y asimismo el padrón de este pueblo, y los de // Huejúcar, Santa María y Tlalcosahua y demás de su jurisdicción, con una lista individual de todos los ranchos y puestos de que se compone esta feligresía, con declaración de las distancias y vientos en que se hallan respecto a la cabecera, y número de personas que las habitan, que por todas componen el número de seis mil cuatrocientas y setenta personas de confesión y comunión, y mandó Su Señoría Ilustrísima que quedándose con una copia de los padrones que formare en cada un año, remita los originales a la Secretaría de Cámara y Gobierno de Su Señoría Ilustrísima con certificación a su pie de si cumplieron o no con el precepto anual de Nuestra Santa Madre Iglesia de confesión y comunión.

 

Fábrica [Al margen]

Presentó el libro y cuentas de la fábrica espiritual de esta iglesia parroquial, que ha corrido a su // cargo desde noviembre del año pasado de setecientos sesenta y ocho en que entró a este curato, y reconocidas sus cuentas de cargo y data, en que consta haber recibido 1 822 pesos, 4 reales, y gastado 1 080 pesos, 3 reales, por lo que resultó alcanzado en 742 pesos, 1 real, representando necesitar la Iglesia parroquial de unas albas, un ornamento negro y una capa, cuyo alcance declaró Su Señoría Ilustrísima por legítimo, dándole las gracias al citado Cura por el esmero y actividad con que se ha manejado en esta administración; y concedió su licencia para que del referido sobrante, sacados los precisos gastos, pueda el enunciado Cura costear las albas, ornamento y capa negra que necesita la parroquia.

 

Cofradía de Ánimas [Al margen]

Visitó el libro y cuentas de la cofradía las Benditas Ánimas del Purgatorio, sita en el pueblo de Santa María de los Ángeles de esta feligresía, cuyo Mayordomo tiene a su favor el alcance de 12 pesos, 7 ½ reales, y esta cofradía tiene de fondos 51 bestias caballares y ochenta y una cabezas de ganado mayor.

            Los de la cofradía de la Santísima Trinidad, fundad en esta // iglesia parroquial, cuyos fondos son 878 reses de fierro arriba, 206 bestias mulares y caballares.

            El de la cofradía de la Purísima Concepción de Nuestra Señora, fundada en la iglesia y hospital de dicho pueblo de Santa María, la cual tiene de fondos 465 reses de fierro arriba y 451 bestias caballares y mulares.

            El de la cofradía del Santísimo Sacramento, fundada en esta parroquia, cuyos fondos son 741 reses de fierro arriba y 281 bestias mulares y caballares.

            El de la cofradía de Nuestra Señora de la Concepción del pueblo de Huejúcar, de esta feligresía, la cual tiene hoy existentes 534 reses de fierro arriba y 75 caballos y mulas.

            El de la cofradía de Nuestra Señora de la Concepción, sita y fundada en la iglesia y hospital de este pueblo, cuyos fondos son 127 cabezas de ganado mayor, 41 de menor y 71 caballares y mulares. //

            Y el de la cofradía del Señor San Diego, la cual tiene de fondos 577 reses de fierro arriba y 212 bestias caballares y mulares. Y reconocidos los ajustes y liquidaciones que de sus respectivas cuentas se han hecho en cada un año por el bachiller don Miguel Antonio Gómez, Cura y Vicario Juez Eclesiástico de este pueblo y de su feligresía, los aprobó Su Señoría Ilustrísima, dando las gracias a los respectivos Mayordomos, así por la remisión que han hecho de los alcances que a su favor han resultado, como por el esmero y actividad con que han aplicado a servir a estas cofradías; y mandó que el expresado Vicario no omita visitar en cada un año las distintas cofradías, para reconocer el aumento o disminución que tuvieren sus fondos, sin pasar en data a los Mayordomos los gastos superfluos que hicieren ni menos las reses que vendieren, mataren o enajenaren sin su especial licencia in scriptis, y que comprue//ben en bastante forma la certidumbre y legitimidad del descargo que dieren de reses muertas o comidas de lobo, procurando que la elección de Mayordomo se verifique en personas de buena conducta, de modo que no disipen los bienes de las cofradías, sino que procuren su conservación y mayor aumento.

 

Licencias de los bachilleres Gómez y Legaspi [Al margen]

Los bachilleres don Nicolás Gómez Ramírez y don José Julián Gutiérrez de Legaspi, clérigos Presbíteros domiciliarios de este Obispado y Tenientes de Cura de este pueblo, presentaron sus licencias de decir misa y asimismo de predicar, confesar y administrar sacramentos en lengua castellana; y por haberse cumplido el término de las de dicho bachiller Gómez, habiéndose examinado y aprobado, mandó Su Señoría Ilustrísima se le devolviesen refrendadas por el tiempo de diez y ocho meses, y sin perjuicio del derecho par//roquial, dando por visitadas las de dicho bachiller Legaspi, como también las de decir misa en las capillas de los pueblos de Santa María de los Ángeles y Tlacosahua de esta feligresía, mandando se use de ellas según su expresión y forma por el tiempo de la voluntad de Su Señoría Ilustrísima, y con la calidad de que se explique la Doctrina cristiana en la conformidad que se previene en el despacho general de cordillera.

 

Título de Notario Público [Al margen]

Visitó asimismo el título de Notario Público de este pueblo y su feligresía, que presentó don Juan Nepomuceno Castañeda, por haberlo hallado en conveniente forma, y mandó se le devolviese para su resguardo.

 

Pliegos matrimoniales [Al margen]

Y habiéndose reconocido las informaciones matrimoniales de los españoles, mestizos, mulatos y otras castas y también de los indios de pueblo, mandó Su Señoría Ilustrísima que en lo de adelante en las declaraciones se asiente con individualidad el tiempo de la vecindad de los contrayentes en este territorio; y en las de los testigos // se exprese el tiempo prefijo que ha que conocen a los contrayentes, dónde y con qué motivo; y siendo viudos den razón de su dicho expresando cómo les consta la viudez, si de vista o por oídos, de manera que no declarando de vista a lo menos dos testigos fidedignos, no se proceda a la celebración del matrimonio hasta que se justifique la viudez con la partida de entierro del marido o la mujer, y en los demás de fuera de esta feligresía, aunque tengan en ella cuatro o más años de vecindad, una vez que sus declaraciones conste haber salido en edad competente para contraer impedimento, libre requisitorio para que sean amonestados en la parroquia de su origen.

            Y habiéndose visitado los ornamentos, ropa blanca, // alhajas de plata y demás paramentos de la iglesia parroquial y su sacristía, reconocidos por el orden de su inventario, se halló estar acordes con él, y aunque hay algunas maltratadas, pueden reformarse, a excepción de la capa negra, algunas albas y el ornamento negro; por lo cual se le ha concedido licencia para que lo haga nuevo todo con el sobrante que hoy tiene la fábrica, llevando cuenta y razón para darla cada que convenga.

 

Doctrina cristiana

Asimismo mandó Su Señoría Ilustrísima que se observe lo prevenido en los autos de visita de los Ilustrísimos Señores Obispos sus predecesores en cuanto a la enseñanza de la Doctrina cristiana y oraciones a los indezuelos e indezuelas por medio del Fiscal, todos los días, y también en cuanto a que se administre el Santísimo Sacramento de la Eucaristía por viático en el rural a los enfermos de fuera de la cabecera // sin que sea necesario que lo pidan cuando llamaren. Y asimismo sobre que no se permita a ningún Eclesiástico secular ni regular que diga misa en enramada. Y que así el actual Vicario Juez Eclesiástico como sus sucesores cuiden de recaudar la limosna correspondiente a las misas de cuarta funeral de testamentos o memorias, que éstas por derecho tocan a la Sagrada Mitra, y la importancia de las que colectare la remita oportunamente a manos de Su Señoría Ilustrísima.

            Asimismo declaró el citado Cura no tener esta parroquia más legados que uno a sesenta pesos que paga cada año don Tomás López, vecino del Monte de Escobedo, para cinco misas por la alma del bachiller don Francisco López, y otra de doce pesos que debe pagar Antonio // Talavera, vecino del mismo partido, para cuatro misas cantadas, sin que de uno ni otro haya otorgado escrituras, por lo cual mandó Su Señoría Ilustrísima que el mencionado Cura ponga todos los medios posibles para que se otorguen las correspondientes escrituras y se paguen los réditos que se deben y no carezcan las almas de los fundadores de los sufragios respectivos.

            Últimamente se procedió a la visita particular y secreta, examinándose privadamente los testigos que fueron necesarios en la forma acostumbrada, de la cual no resultó cosa digna de especial corrección o reforma.

            Y en los días que Su Señoría Ilustrísima se ha mantenido en este curato ha conferido el Santo Sacramento de la confirmación a 6 780 personas con inclusión // de los 1 547 que se confirmaron en la iglesia del pueblo de Huejúcar, y todos se asentaron en un cuaderno que, firmado de Su Señoría Ilustrísima, se entregó al citado Cura para que lo ponga con los demás de su administración. Y para la observancia de todo lo contenido en este auto, mandó Su Señoría Ilustrísima se le notifique al Cura, y se ponga testimonio de él en el libro de Bautismos. Así lo proveyó, mandó y firmó.

 

Fray Antonio, Obispo de Guadalajara [Rúbrica]

 

Ante mí

Joseph de Frutos [Rúbrica]

Secretario de visita

 

En // el pueblo de Colotlán a veinte y uno de abril de mil setecientos setenta y seis años. Yo, el infrascrito Notario mayor y de visita, notifiqué el auto que antecede al bachiller Miguel Antonio Gómez, Cura propio y Vicario Juez Eclesiástico de este pueblo, quien entendido de su contenido, dijo: lo oye, obedece y que cumplirá con lo que se le manda, y lo firmó, de que doy fe.

 

Bachiller Miguel Antonio Gómez [Rúbrica]

 

Blas de Silva [Rúbrica] //

 

 

 

 



[1] Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Guadalajara, Sección Gobierno, Serie Visitas Pastorales, caja 6. La versión paleográfica es de Antonio Gutiérrez Cruz y esta parte va de la foja 220f a la 229f.

[2] El municipio que desde 1952 se denomina oficialmente Jerez de García Salinas, al centro del estado de Zacatecas y a 2 000 metros sobre el nivel del mar, con 60 000 vecinos, tiene por cabecera la ciudad de ese nombre, una de las más importantes de esa entidad federativa. La fundaron en 1569 Pedro Carrillo Dávila, Martín Moreno y Cristóbal Caldera, para defensa del camino de Guadalajara a Zacatecas y bajo el nombre de Jerez de la Frontera, en recuerdo de la peninsular. Es la cuna del bardo supremo Ramón López Velarde (1888-1921).



Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 33 3614-5504, 33 3055-8000 Fax: 33 3658-2300
© 2022 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis