Documentos Diocesanos

Boletín Eclesiástico

2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019

Volver Atrás

Circulares



CIRCULAR 44/2017

Fallecimiento del Señor Presbítero don Vicente Hernández Bernal (1931-2017)

A toda la comunidad diocesana:
Los saludo fraternalmente, deseando que la paz de Cristo Resucitado los anime en su vida y su apostolado. Hermanos, quiero notificarles que el Señor Presbítero don Vicente Hernández Bernal ha sido llamado a la vida en plenitud, como señala el apóstol san Pablo: “Nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde esperamos que venga nuestro Salvador Jesucristo. Él transformará nuestro cuerpo frágil en cuerpo glorioso como el suyo, en virtud del poder que tiene para someter a su dominio todas las cosas” (Flp. 3, 20-21).
Don Vicente Hernández Bernal nació en la ciudad de México el 5 de abril de 1931. Ingresó al Seminario Diocesano de Guadalajara el 17 de noviembre de 1944, cursó la filosofía y la teología en el Seminario de Montezuma y fue ordenado sacerdote el 21 de diciembre de 1957. Desempeñó su ministerio como Vicario Cooperador en la parroquia y director espiritual del Seminario Menor de Totatiche, Jalisco. Sirvió como Vicario en Nuestra Señora de Lourdes, en esta ciudad y fue director espiritual de Alcohólicos Anónimos y Vicario Cooperador en Getsemaní de la Cruz.
El día 15 de enero de 1985 hizo profesión de fe como primer párroco de Belén de Jesús, Guadalajara. Fue asesor eclesiástico del Equipo Diocesano del Encuentro Matrimonial en Guadalajara, representante ante el Consejo Presbiteral y asesor del Movimiento de Renovación Carismática en el Espíritu Santo en la zona periférica sur. Estuvo adscrito a San Sebastianito, del decanato de Toluquilla. Finalmente, el Padre Providente lo llama a la eternidad de su gracia en Guadalajara, Jalisco, alrededor de las 10:00 horas del 16 de octubre del 2017, a los 86 años de edad y 59 años de ministerio sacerdotal.
El padre Vicente fue un presbítero del todo dedicado a su ministerio, generoso y paciente. Fue un hombre pacífico, activo y alegre; firme de voluntad, humilde y formal. Un Pastor de convicciones, modesto y de espíritu eclesiástico, que cuidó siempre la formación de los agentes de pastoral y la organización parroquial dando vida y carisma a las comunidades donde sirvió.
Que Cristo Resucitado reciba en la Asamblea de los Santos al Señor Presbítero don Vicente Hernández Bernal y le otorgue el premio de los servidores fieles. Invito a todos los sacerdotes de la Arquidiócesis a ofrecer la Sagrada Eucaristía y a las Comunidades Religiosas a ofrecer sus oraciones en auxilio de nuestro hermano sacerdote.

Guadalajara, Jalisco, a 16 de octubre del 2017

Pbro. Dr. Javier Magdaleno Cueva
Secretario Canciller


CIRCULAR 45/2017

Jornada Diocesana de Oración y Penitencia por la Pureza de Costumbres.
DOMINGO 3 DE DICIEMBRE DE 2017

A toda la comunidad diocesana:
Les saludo fraternalmente con el amor que nos une en Jesucristo liberador.
“La pureza exige el pudor”, dice el Catecismo de la Iglesia Católica, afirmando que el pudor es parte integrante de la templanza porque preserva la intimidad de la persona, está orientado a la castidad y ordena las miradas y los gestos en conformidad con la dignidad de las personas y la relación que existe entre ellas. “El pudor protege el misterio de las personas”, es moderación y modestia, aun cuando las formas que tiene pueden variar de una cultura a otra; por ello es necesario fomentar el pudor en los niños y adolescentes, para despertar en ellos el respeto a la dignidad de la persona humana (cfr. 2521-2524).
La permisividad de las costumbres, defendida como signo de libertad, no hace más que encadenar la conciencia privándola de una visión clara del ser humano, manteniendo una imagen borrosa de quién es. La vida nueva en Cristo y la pureza de corazón permiten vivir en plenitud la alegría cristiana en la verdad y en la libertad. En este mismo tono, extiendo la invitación a toda la comunidad diocesana a la XXIX Jornada Diocesana de Oración y Penitencia por la Pureza de Costumbres, que desea ubicar la propuesta cristiana en sus razones de fe para ser fieles a deseo de libertad verdadera, que este año será, Dios mediante, el domingo 3 de diciembre, con el lema: “Alégrate”.
Insto a los párrocos, rectores de templos, formadores de Seminarios, superiores de casas religiosas y coordinadores de grupos apostólicos a que organicen la Semana de Oración por la Pureza de Costumbres.
Sabemos que el ayuno es de gran ayuda en la configuración de las virtudes; es conveniente ofrecerlo con el fin de alcanzar la pureza de corazón. La Jornada de Oración y Penitencia por la Pureza de Costumbres, a nivel diocesano, se llevará a cabo, Dios mediante, el domingo 3 de diciembre en la parroquia de San Bernardo, en avenida Plan de San Luis 1616, Mezquitán Country, de 9:00 a.m. a 7:00 p.m., incluyendo la Santa Eucaristía.
Que la presencia de la Virgen María, toda Bella, les acompañe.

Guadalajara, Jalisco, a 26 de octubre del 2017

+ José Francisco Card. Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara

Pbro. Dr. Javier Magdaleno Cueva
Secretario Canciller

Circular 46/2017

Memoria de los beatos Anacleto González Flores y compañeros mártires. Colecta en los templos: domingo 19 de noviembre. Memoria litúrgica: lunes 20 de noviembre. Fiesta popular: domingo 26 de noviembre

A toda la comunidad diocesana:
Los saludo con afecto y estimación y deseo que Cristo, vencedor de la muerte, los fortalezca para ser discípulos y misioneros.
La diócesis de Guadalajara ha sido siempre una Iglesia atenta a las periferias existenciales, como quiere su Santidad el Papa Francisco, puesto que se ha distinguido por un intenso compromiso con los pobres y desvalidos, con los huérfanos y enfermos, como lo atestigua su historia. Es una comunidad conocida por su acción caritativa, que dio origen a construcciones, monumentos, edificios y templos que hoy son emblemáticos de la tradición diocesana. Es heredera de tantos hombres y mujeres, laicos y consagrados que dedicaron valientes esfuerzos por vivir la fe desde la responsabilidad de la caridad, la solidaridad y la justicia. Uno de los periodos que han definido la personalidad eclesial en medio de los procesos sociales de México fue la persecución religiosa que comenzó en 1857 y no cesó oficialmente sino hasta 1932. Las injusticias que cometió el anticlericalismo durante este lapso fueron, entre otras, la supresión de las órdenes religiosas con el consiguiente expolio de su patrimonio, la suspensión de hospitales, escuelas y algunas obras asistenciales a cargo de la Iglesia. Guadalajara tuvo la fortuna de contar con una Iglesia unida y católicos dispuestos a defender la libertad religiosa aun a costa de la propia vida. Es el momento en que surgen los mártires que renuncian a la seguridad de la vida por la fidelidad pastoral desde la coherencia de la fe. «¡Viva Cristo Rey!, ¡Viva la Virgen de Guadalupe!» es el grito que ha resonado en la Iglesia universal como un credo y confesión de fe que desde el corazón han proclamado los mártires mexicanos. El 20 de noviembre celebramos la memoria litúrgica de los beatos mártires de la época de la cristiada Anacleto González Flores, Luis Padilla Gómez, Jorge Vargas González, Ramón Vargas González, Ezequiel Huerta Gutiérrez, Salvador Huerta Gutiérrez, Luis Magaña Servín, Miguel Gómez Loza. A este grupo de beatos perteneció el ahora santo José Sánchez del Río, canonizado el 16 de octubre de 2016.
Para fomentar y fortalecer la veneración de nuestros mártires, les pido que en todas las parroquias, iglesias, casas del Seminario, comunidades de vida consagrada y contemplativa se celebre su fiesta popular el domingo 26 de noviembre, dentro de la Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo con diferentes actividades pastorales, una especial mención en la homilía y en las intenciones de la Oración Universal de la Santa Misa. El mismo domingo 26 de noviembre, en el Santuario de los Mártires, a las 10:00, 12:00 y 18:00 horas se tendrá la celebración Solemne de la Eucaristía con esta intención.
En nuestra ciudad, la memoria de nuestros santos y beatos mártires se custodia y se promueve a través de su Santuario. Gracias a la cubierta del techo, este año ya se utilizó el interior para la celebración de las ordenaciones sacerdotales. La Solemnidad de Cristo Rey y la Memoria de nuestros Mártires nos ofrecen dos medios para avanzar decididamente en la construcción del Santuario: téngase la conciencia de que el 5% de la aportación parroquial es muy importante en esta obra diocesana; la colecta especial el domingo 19 de noviembre en todos los templos de la Arquidiócesis para impulsar la construcción en este momento requiere un apoyo importante, pues se ha visto necesario ir cerrando el espacio de la asamblea principal con el vitral que sirve de fondo al muro escultórico, ambos diseñados por fray Gabriel Chávez de la Mora.
Agradezco a toda la comunidad diocesana hacer llegar su colaboración para este importante baluarte testigo de fe y corona de los Mártires mexicanos.
Que Cristo Rey renueve el corazón de todos los creyentes, para que imitando a la Virgen María y a los Santos Mártires comuniquemos la alegre noticia que de la muerte ha brotado la vida plena.

Guadalajara, Jalisco, 24 de octubre del 2017

+ José Francisco Card. Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara

Pbro. Dr. Javier Magdaleno Cueva
Secretario Canciller


Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 52 (33) 3614-5504, 3055-8000 Fax: 52 (33) 3658-2300
© 2018 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis