Documentos Diocesanos

Boletín Eclesiástico

2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020

Volver Atrás

CIRCULARES

CIRCULAR 46/2016


Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos (18 al 25 de enero 2016)

A toda la comunidad diocesana:

Reciban un fraternal saludo con motivo de la Solemnidad del Nacimiento de Cristo, fuente de gracia y de misericordia.
La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos se llevará a cabo del 18 al 25 de enero de 2016 y lleva por lema “Reconciliación. El amor de Cristo nos apremia” (cfr. 2 Co 5,14-20).
En 1517 Martín Lutero levantó preocupaciones acerca de lo que él consideraba abusos en la Iglesia de su tiempo haciendo públicas sus 95 tesis. El año 2017 será el aniversario número 500 de este acontecimiento crucial en el movimiento de la Reforma, que ha marcado la vida de la Iglesia occidental a lo largo de muchos siglos y que ha sido un tema controvertido en la historia de las relaciones intereclesiales. Después de extensos y a veces difíciles debates, las iglesias de Alemania han alcanzado el acuerdo de que la forma de conmemorar ecuménicamente la Reforma debía ser con una Christus Fest, una celebración de Cristo. Si se pone el énfasis en Jesucristo y en su obra reconciliadora como centro de la fe cristiana, los interlocutores ecuménicos de la EKD (católicos romanos, ortodoxos, baptistas, metodistas, menonitas y otros) podrían participar en las celebraciones del aniversario.
La Comisión Luterano-Católico Romana sobre la Unidad ha trabajado mucho para llegar a un entendimiento compartido. En su importante informe del conflicto a la Comunión reconoce que las dos tradiciones se acercan a este aniversario en una época ecuménica, con los logros de 50 años de diálogo y con una comprensión nueva de su propia historia y de la teología.
De este contexto ecuménico surge el potente tema de este año de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos: “Reconciliación. El amor de Cristo nos apremia” (2 Co 5, 14). (cfr. Mensaje para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2016, en la versión digital de su correo electrónico diocesano se puede acceder a otros datos relacionados con la Semana de Oración:

clic para acceder

En este contexto se realizará una Jornada de Adoración, el jueves 19 de enero de 2017, en el Templo Expiatorio de Guadalajara de, 9:00 a 19:00 horas. Pido a los párrocos, rectores de templos, capellanes de casas religiosas y formadores del seminario que promuevan este día de adoración y la Semana de Oración, y los animo a utilizar el material que se presenta para esta ocasión, que es una invitación a reflexionar sobre la unidad querida por el mismo Cristo, Nuestro Señor.
Que Jesucristo, Rey de paz, nos ayude a ser promotores de unidad, reconociendo los dones que Dios nuestro Padre otorga a todos los creyentes, y nos impulse al encuentro de la unidad a través de la misericordia activa.

Guadalajara, Jalisco, a 21 de noviembre del 2016

+ José Francisco Card. Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara

Javier Magdaleno Cueva, Pbro.
Secretario Canciller


CIRCULAR 47/2016


Falleció el señor presbítero don Fidel Miramontes Ramírez (1937-2016)

A toda la comunidad diocesana:

Reciban un saludo fraternal en Jesucristo resucitado. Les comunico el fallecimiento de nuestro hermano sacerdote el Señor Presbítero don Fidel Miramontes Ramírez.
Don Fidel Miramontes Ramírez nació en Totatiche, Jalisco, el 16 de abril de 1937. Fue ordenado sacerdote el día 21 de diciembre de 1965. Desempeñó su ministerio como Vicario cooperador en las parroquias de Zapotlanejo en Jalisco; Nochistlán en Zacatecas; Santa Cecilia, San Pablo y San Ildefonso en Guadalajara y en San José en Ocotlán. Luego fue nombrado Párroco de Nuestra Señora de la Defensa, en la colonia Prados del Nilo en Guadalajara. Después de ocho años, fue nombrado Vicario cooperador de la misma parroquia, donde sirvió hasta su defunción. En Guadalajara, Jalisco, el día 3 de noviembre de 2016, a los 79 años de edad, fue llamado a la vida eterna, donde terminará de celebrar sus bodas de oro sacerdotales en la presencia del Señor Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote. El Padre Fidel fue una persona humilde, servicial, prudente en sus juicios, un sacerdote de oración y muy devoto de la Santísima Virgen María. Fue un ejemplo de frescura sacerdotal para quienes lo conocimos. Siempre estuvo atento a las circunstancias de la vida social y eclesial, llevando el Evangelio a estas realidades en la expresión de sus homilías, constantemente actualizadas. Dejó una grata huella humana y sacramental en muchas familias, haciendo conciencia de la fidelidad a la Iglesia y el debido respeto a sus Pastores. Fue un sacerdote convencido de la acción de la Providencia en su vida, que pasaba a través de los acontecimientos, incluso de sus enfermedades como la insuficiencia cardiaca, pulmonar y renal. Recibió de parte de la Mutual y del Trinitario Sacerdotal la ayuda digna y oportuna para sobrellevar sus padecimientos y ahí experimentó la solicitud de sus hermanos sacerdotes y la caridad fraterna.
Que Cristo resucitado reciba en la Asamblea de los Santos a nuestro hermano sacerdote don Fidel Miramontes Ramírez y le otorgue el premio de los servidores fieles. Les invito, hermanos sacerdotes, a celebrar la Santa Eucaristía y ofrecer sus oraciones en sufragio de nuestro hermano, y a las comunidades religiosas a elevar sus plegarias con la misma intención.

Guadalajara, Jalisco, a 4 de noviembre del 2016

Javier Magdaleno Cueva, Pbro.
Secretario Canciller


CIRCULAR 48/2016


Fallecimiento del Ilustrísimo y Reverendísimo Señor Obispo don Rafael Martínez Sáinz (1935-2016)

A toda la comunidad diocesana:

Reciban un saludo fraternal en Jesucristo, Pastor Misericordioso. Les escribo con motivo del fallecimiento del Ilustrísimo señor Obispo emérito don Rafael Martínez Sáinz, que sirvió a la Iglesia de Guadalajara durante 57 años, 43 como sacerdote y 14 como Obispo auxiliar de nuestra querida arquidiócesis. Que descanse en la paz de Dios.

Don Rafael Martínez Sainz nació el 25 de septiembre de 1935, en Arandas, Jalisco, hijo de don Jesús Martínez y de doña María Trinidad Sáinz. En 1946 ingresó al Seminario Diocesano de Guadalajara de Señor San José, a la edad de doce años. El Señor Arzobispo don José Garibi Rivera lo envió a Roma a continuar su formación en el Colegio Pío Latino. Fue ordenado sacerdote en la Basílica de San Pedro en el Vaticano, el 25 de octubre de 1959, a la edad de 24 años de edad. Obtuvo las licenciaturas de Teología Dogmática y de Ciencias Sociales por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

A su regreso a México laboró en la Curia Arzobispal de Guadalajara. Posteriormente fue nombrado Vicario cooperador de Tecualtitán, de 1962 a 1970. En este lugar gestionó la introducción del agua potable, la electrificación y la construcción de la plaza del pueblo. Posteriormente fue nombrado párroco de San Miguel del Espíritu Santo, y en 1971 del Señor de la Misericordia en Ocotlán, Jalisco, con la misión de implementar la renovación del Concilio Vaticano II. En Ocotlán construyó el edificio del Asilo de Ancianos y la Casa Pastoral, fundó el orfanato y la guardería. Fortaleció el Hospital de San Vicente y la Escuela Hogar a través de patronatos. También gestionó la ubicación y construcción del Centro Universitario de la Ciénega, el Cbtis 49, el Instituto Tecnológico de Ocotlán, así como fundar el sistema de secundaria y preparatoria en la Escuela Parroquial Hogar. En 1998 fue nombrado párroco de la Madre de Dios, en la colonia Providencia en Guadalajara. El Papa San Juan Pablo II lo nombró Obispo auxiliar para Guadalajara, y fue consagrado el 16 de julio de 2002. Tiempo después, en ceremonia privada en el Vaticano, el Papa San Juan Pablo II lo nombró Prelado de su Santidad. Fue llamado a la Casa del Padre, en este Año Jubilar de la Misericordia, en el Hospital de San Francisco de Asís, en Guadalajara, el domingo 6 de noviembre de 2016, a la edad de 81 años.

Monseñor don Rafael fue un ser humano muy querido y respetado por todos, un sacerdote que hizo de la caridad y de la solidaridad humana un reflejo fiel de su amor por Jesucristo y su Iglesia, a través de un carisma sacerdotal de sencillez y disponibilidad. Fue un Pastor que recordaremos por su magnanimidad y su noble e incansable labor, a pesar de sus padecimientos. Fue para la grey un guía y un amigo cercano, había entendido que la santidad es cercanía a Dios Misericordioso y que el pueblo de Dios está necesitado de Misericordia.

Que Jesucristo, Rey eterno, reciba en la Asamblea de los Santos a nuestro querido Obispo don Rafael Martínez Sainz y le conceda el laurel de los servidores leales que han sembrado y cosechado los frutos del Reino a través de la predicación de la Palabra y de la caridad activa. Les invito, hermanos sacerdotes, a celebrar la Santa Eucaristía y ofrecer sus preces en favor de don Rafael, y a las comunidades religiosas a tenerlo presente en sus oraciones.

Guadalajara, Jalisco, a 9 de noviembre del 2016

Javier Magdaleno Cueva, Pbro.
Secretario Canciller


CIRCULAR 49/2016


Falleció el Señor Presbítero don Juan Medina Sandoval

A toda la comunidad diocesana:

Los saludo fraternalmente, deseando que Cristo, quien vive eternamente, los aliente en su vida y en su labor pastoral, y les notifico el deceso de nuestro hermano sacerdote el Señor Presbítero don Juan Medina Sandoval; sea suya la felicidad perdurable. Don Juan Medina Sandoval nació en Guadalajara, Jalisco, el 17 de junio de 1967. Ingresó al Seminario en el año de 1984 y recibió la ordenación sacerdotal el día 22 de mayo de 1994. Desempeñó su ministerio sacerdotal como Vicario cooperador de la parroquia de San Isidro, en las Pintas, y después fue elegido Capellán de San José en Palmarejo, Zacatecas, y nombrado Vicario cooperador de El Señor de la Ascensión y de El Señor de los Rayos, ambas en Huentitán el Bajo. Fue luego el primer Párroco de Nuestra Señora del Monte Carmelo en Guadalajara y más tarde Vicario parroquial de las parroquias de San Juan de los Lagos, en esa ciudad, San Francisco de Asís en la colonia Jalisco, y la Natividad de María, en Guadalajara. El Padre de la Misericordia le ha llamado a su presencia el 28 de noviembre de 2016, en Guadalajara, Jalisco.

El padre Juan fue un sacerdote amable, cordial, franco, con gran disponibilidad para administrar el sacramento de la confesión; sufrió con paciencia sus padecimientos, lo que no impidió que fuera siempre trabajador y servicial, pronto para servir a los demás. Que Jesucristo, Rey de misericordia, haga recrearse en la contemplación eterna del Amor Verdadero a nuestro hermano don Juan Medina Sandoval, Sacerdote, para que unido a los santos en el cielo alabe para siempre al Cordero inmolado por nuestra salvación. Les invito, hermanos, a ofrecer sus intenciones de misa y oraciones por nuestro hermano el Padre Medina Sandoval.

Guadalajara, Jalisco, a 4 de diciembre del 2016

Javier Magdaleno Cueva, Pbro.
Secretario Canciller

Felicidades a nuestros Sacerdotes Flores Terríquez Rafael · González Reynoso Rafael · Hernández Aviña José Luis · Migoya Vázquez Ignacio Martín ·


Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 52 (33) 3614-5504, 3055-8000 Fax: 52 (33) 3658-2300
© 2020 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis