Documentos Diocesanos

Boletín Eclesiástico

2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021

Volver Atrás
CIRCULAR 17/2016


Celebración del Corpus Christi diocesano. Sábado 28 de mayo de 2016

A toda la comunidad diocesana:
La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre y la comunión con el Espíritu Santo les llenen de su misericordia y acrecienten su amor por la Eucaristía.
Invito atentamente a los sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles laicos a participar en la concelebración Eucarística de la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, que tendrá lugar en la explanada del templo Expiatorio el sábado 28 de mayo a las 19:00 horas. Al término de la Eucaristía saldrá la procesión diocesana del Corpus Christi.
El lema en esta ocasión es “Yo soy el Pan de Vida, Sacramento de Misericordia”. Nuestro Señor Jesucristo se ha hecho todo para nosotros, para mostrarnos el camino de la misericordia, como bellamente lo expone San Agustín: “Dios se ha hecho todo por ti, porque Él es para ti la suma de todo lo que tú amas (...) Si tú tienes hambre, Él es tu pan; si tú tienes sed, Él es tu agua; si tú estás en medio de la tinieblas, Él es la luz incorruptible; si tú estás desnudo, Él es el vestido de inmortalidad que te cubre” (Homilías sobre el Evangelio de San Juan, XIII, 5). Es Jesucristo el rostro amoroso del Padre, y la Eucaristía es una muestra clara de su misericordia y de su compasión, transformado en pan para fortalecer el camino de todos los fieles, peregrinos en este mundo.
Procuren los párrocos y rectores de templos facilitar la participación de los fieles de sus comunidades suspendiendo a esas horas los servicios de notaría y culto. El anhelo es que todos podamos ofrecer el culto y la adoración al Santísimo Sacramento como respuesta de amor a su misericordia; especialmente están convocados todos los miembros de la Adoración Nocturna para alentar al Pueblo de Dios en el fervor por la Santa Eucaristía.
Que María Santísima, que permaneció constante en la oración, nos inspire la fe y la misericordia, frutos de la adoración a Jesucristo en el Santísimo Sacramento del Altar.

Guadalajara, Jalisco, a 13 de mayo del 2016

+ José Francisco Card. Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara

Javier Magdaleno Cueva, Pbro.
Secretario Canciller


CIRCULAR 18/2016


Falleció el señor presbítero don Antonio Luna Cid

A toda la comunidad diocesana:
Los saludo fraternalmente, deseando que Cristo, quien vive eternamente, los aliente en su vida y en sus responsabilidades, y les notifico el deceso de nuestro hermano sacerdote el señor presbítero don Antonio Luna Cid. Sea suya la Pascua Eterna.
El presbítero don Antonio Luna Cid nació en Juchipila, Zacatecas, el 11 de junio de 1940. Ingresó al Seminario en el año 1954 y recibió la ordenación sacerdotal el día 23 de diciembre de 1967, en Guadalajara, Jalisco. Desempeñó su ministerio sacerdotal como vicario cooperador de la parroquia de Amatlán de Cañas, en Nayarit, y en Guadalajara en Nuestra Señora de Talpa, La Natividad de María, San Miguel del Espíritu Santo, San Bernardo, Nuestra Señora de Fátima y Nuestra Señora de las Victorias, donde posteriormente sería el primer párroco. Fue nombrado párroco de San Juan Bautista, Jesucristo Rey del Universo, El Divino Salvador, San Roberto Belarmino, y Capellán del Dulce Corazón de María y el Sagrado Corazón, en la Colonia Arenales Tapatíos. El Padre de la Misericordia le ha llamado a su presencia el día 2 de abril de 2016, en Guadalajara, Jalisco.
El padre Antonio fue un sacerdote amable, hombre trabajador, con gran capacidad para adaptarse a las necesidades y a las personas, buen compañero, responsable y dedicado al ministerio sacerdotal; sufrió con paciencia sus padecimientos, a imagen de Cristo, obediente incluso frente a la cruz de su enfermedad.
Que Jesucristo, Rey de la gloria, haga gozar de la felicidad eterna a nuestro hermano don Antonio Luna Cid, sacerdote, para que unido a los santos en el cielo alabe por siempre al Cordero inmolado por nuestra salvación. Les invito, hermanos, a ofrecer intenciones de Misa y oraciones por nuestro hermano sacerdote.

Guadalajara, Jalisco, a 4 de abril del 2016

Javier Magdaleno Cueva, Pbro.
Secretario Canciller


CIRCULAR 19/2016


Falleció el señor presbítero don Salvador Mora Medina (1933 -2016)

A toda la Comunidad Diocesana:
Los saludo fraternalmente, deseando que la paz de Cristo, que vive eternamente, los conforte en su vida y en sus labores.
Les escribo, con ocasión de la muerte de un hermano sacerdote, el señor presbítero don Salvador Mora Medina, quien ha llegado al término de su peregrinación por este mundo, como nos lo recuerda el autor sagrado: “Pues no tenemos aquí morada permanente, sino que buscamos la futura” (Hb 13, 14-15).
El señor presbítero don Salvador Mora Medina nació en Tepatitlán, Jalisco, el 24 de diciembre de 1933. Fue ordenado sacerdote el 28 de diciembre de 1962 en la Perla Tapatía. Desempeñó su ministerio sacerdotal como vicario cooperador de las parroquias de Amatlán de Jora y La Yesca, Nayarit, y Santa Cruz de las Flores, Jalisco, y posteriormente fue párroco de esa misma parroquia. Fue nombrado párroco de Puente Grande, Jalisco, San Joaquín, ciudad, San Juan Cosalá, Jalisco. Fue elegido Decano por varios años en diferentes decanatos. Falleció el 7 de abril del 2016 en Guadalajara, Jalisco.
El padre don Salvador Mora Medina fue un sacerdote obediente a la Iglesia; con prudencia, le tocó educar en las modificaciones que propuso el Concilio Vaticano II en materia de liturgia, logrando una inserción paulatina a la vida sacramental. Fue un hombre entusiasta y trabajador, fiel y dedicado a su ministerio, que celebraba con piedad y devoción los santos sacramentos. Se mostró correcto en su comportamiento, sencillo, alegre y de buen trato; fraterno con sus compañeros sacerdotes y responsable en lo que se le confió. Fue paciente con los niños y promovió a los jóvenes a través del deporte.
Que Cristo resucitado reciba en la Asamblea de los Santos a nuestro hermano sacerdote don Salvador Mora Medina y le otorgue el premio de los servidores leales. Invito a mis hermanos sacerdotes a ponerlo en las intenciones de Misa, a las Comunidades Religiosas a tenerlo presente en sus plegarias, y a todos a ofrecer sus oraciones en sufragio de nuestro hermano.

Guadalajara, Jalisco, a 12 de abril del 2016

Javier Magdaleno Cueva, Pbro.
Secretario Canciller


CIRCULAR 20/2016


Fiesta litúrgica y celebración popular de los santos Cristóbal Magallanes y compañeros mártires mexicanos. Sábado 21 y domingo 22 de mayo de 2016

A toda la Comunidad Diocesana:
Que la alegría de la Pascua de Jesucristo renueve sus corazones para ser testigos convencidos y convincentes de la Resurrección. Entre los años de 1926 a 1929 se recrudeció en nuestra patria la cruel persecución contra sacerdotes y fieles laicos a causa del odio a la fe. Algunos católicos se organizaron, incluso con las armas, para restaurar la libertad religiosa y el culto público. Los señores obispos de México y la mayoría de los sacerdotes se opusieron a la resistencia violenta y exhortaron a la búsqueda de la paz. “La religión ni se propagó, ni se ha de conservar por medio de las armas. Ni Jesucristo, ni los apóstoles, ni la Iglesia han empleado la violencia con ese fin. Las armas de la Iglesia son el convencimiento y la persuasión por medio de la palabra”, comentó en alguna ocasión el entonces señor cura de Totatiche, Jalisco, don Cristóbal Magallanes Jara. Muchos hombres y mujeres murieron en defensa de la fe y de su expresión como rasgo inequívoco del derecho a la libertad. Los mártires mexicanos encabezados por este insigne señor cura Cristóbal Magallanes fueron canonizados hace 16 años por el Papa san Juan Pablo II, en Roma, la Ciudad Eterna.
Para que la imitación de nuestros santos mártires se promueva y fortalezca, continúa la construcción del Santuario de los Mártires, donde se realizarán por primera vez las Ordenaciones Sacerdotales de la Arquidiócesis, a fin de que logremos hacer de nuestros mártires ejemplos de fe, de responsabilidad y solidaridad para la Iglesia Universal, y podamos expresar, en el trasfondo de la Evangelización, la memoria agradecida a aquellos siervos leales que la Providencia del Padre ha sembrado como semillas de fe (cfr. VI Plan Diocesano 18).
Es conveniente que en las parroquias, casas del Seminario y comunidades religiosas se celebre su Fiesta Litúrgica el sábado 21 de mayo. En el Santuario de los Mártires, el sábado 21 de mayo se tendrá la Eucaristía a las 18:00 hrs. y el domingo 22 de mayo se celebrará la Eucaristía a las 12:00 hrs. En la catedral metropolitana la Misa será a las 18:00 hrs. Se hace la invitación a los fieles. En el Santuario de los Mártires se podrá obtener la Indulgencia Plenaria por este Año Jubilar de la Misericordia cumpliendo las condiciones acostumbradas. Que la memoria de los Santos Mártires inspire la vida cristiana en las responsabilidades del presente, a fin de seguir cosechando para la Iglesia frutos de fidelidad a Jesucristo.

Guadalajara, Jalisco, a 19 de abril del 2016

+ José Francisco Card. Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara

Javier Magdaleno Cueva, Pbro.
Secretario Canciller


Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 33 3614-5504, 33 3055-8000 Fax: 33 3658-2300
© 2020 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis