Documentos Diocesanos

Boletín Eclesiástico

2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020

Volver Atrás
CIRCULARES

CIRCULAR 32/2014

Peregrinación Arquidiocesana a la montaña de Cristo Rey. 17 de noviembre de 2014

A la comunidad diocesana:
Que la gracia y la paz de Cristo, Rey del Universo, estén con todos ustedes.
Con grande fe y profunda devoción, la Iglesia Universal celebrará el domingo 23 de noviembre del presente año la Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo. En la liturgia de dicha Solemnidad, Jesús se presenta como un Rey que llama benditos a quienes extendieron su mano al hermano necesitado, esforzándose así por ser semilla de fraternidad en el mundo. ”La misión de la Iglesia es la de anunciar e instaurar entre todos los pueblos el Reino de Dios inaugurado por Jesucristo” (Compendio del CEC 150). A este propósito el Papa Francisco nos dice: “En la medida en que Él logre reinar entre nosotros, la vida social será ámbito de fraternidad, de justicia, de paz, de dignidad para todos” (EG 180). Por este motivo, y con el deseo de renovar, tanto el vasallaje de amor a tan gran Señor como el compromiso de colaborar en la construcción de su Reinado, se organiza la peregrinación anual de la arquidiócesis de Guadalajara al emblemático cerro de El Cubilete, para el lunes 17 de noviembre próximo. Allí, en su santuario, puestos de rodillas le pediremos por la paz y la justicia en nuestro querido México y en nuestro Estado.
Pido a los señores párrocos y rectores de los templos, que motiven a los miembros de sus comunidades a unirse a esta peregrinación, proponiéndola como un verdadero acto de adoración a Cristo Rey. A los sacerdotes corresponde organizar a los feligreses de sus comunidades, ofreciéndoles anticipadamente los servicios espirituales del sacramento de la Penitencia, para que puedan participar plenamente en la Eucaristía.
He encomendado a la Vicaría Diocesana de Pastoral, a través de monseñor Rafael Hernández Morales, coordinar los actos de la peregrinación, en colaboración con el señor cura Miguel Ángel González Rodríguez, párroco de Cristo Rey en el fraccionamiento 8 de Julio, y con el señor cura Claudio Martín Aguirre, párroco de Jesucristo Rey del Universo, colonia Miramar.
La cita será en el Santuario de Cristo Rey en punto de las 12 horas para celebrar la solemne Eucaristía. Al finalizar la misa se renovará el acto de consagración de la nación mexicana a Cristo Rey, según se prometió por los obispos de México en 1924. Oremos a Cristo Rey, para que suscite en os corazones de todos los mexicanos, el anhelo de una patria unidad, que promueva la paz por medio de la justicia.

Guadalajara, Jalisco, a 15 de septiembre del 2014
+ José Francisco Card. Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara
Javier Magdaleno Cueva, Pbro.
Secretario Canciller

CIRCULAR 33/2014

Memoria de los beatos Anacleto González Flores y compañeros mártires cristianos laicos

A los sacerdotes, religiosos y fieles laicos:
Les saludo con grande alegría y esperanza en este Año Jubilar por el 150 Aniversario del Nacimiento de la Provincia Eclesiástica de Guadalajara.
Nuestra Iglesia de Guadalajara pasó por duras pruebas en los años de la persecución religiosa, los beatos Anacleto González Flores y sus siete compañeros mártires son contados entre aquellos que resplandecieron por la firmeza de su fe, fueron cristianos perseverantes y activos, en la vida de la Iglesia y de su sociedad, hasta el grado de derramar su sangre por ser fieles a su fe en Jesucristo.
Hoy es necesario tomar el ejemplo de nuestros mártires en su entrega y determinación por ser testigos de Jesucristo, para hacer de nuestra Iglesia, como nos aconseja el Papa Francisco, una Iglesia fecunda, donde se irradie la fe y el amor a Jesucristo; sobre todo en los lugares donde existe una desertificación espiritual, pues se ha pretendido construir una sociedad sin Dios. Es precisamente a partir de la experiencia de este desierto, como podemos descubrir nuevamente la alegría de creer, y se vuelve a descubrir el valor de lo que es esencial para vivir, para indicar el camino hacia la Tierra Prometida, manteniendo viva la esperanza, mediante el testimonio de vida, de hombres y mujeres de fe. (cfr. EG 86).
Para fomentar y fortalecer la veneración a nuestros mártires, les pido que en todas las parroquias, templos, casas del Seminario diocesano, comunidades de vida consagrada y contemplativa, se celebre su memoria litúrgica el jueves 20 de noviembre, y su fiesta popular el domingo 23 de noviembre, Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, con diferentes actividades pastorales, y especial mención en la homilía y las intenciones de la Oración Universal de la santa misa.
El mismo domingo 23 de noviembre, en el santuario de los Mártires y en la Catedral Metropolitana a las 12 horas, se tendrá la celebración solemne de la Eucaristía. Les pido que ese domingo se realice una colecta, en todos los templos, para continuar los trabajos de construcción del santuario, que se encuentra en una etapa decisiva: la colocación de la cubierta del techo, que deberá de estar terminada, con el favor de Dios, para el mes de marzo de 2015. Por ello les pido a que se reactive con mayor conciencia la cooperación del 5% del reporte mensual de economía para el santuario de los Mártires, y motiven a los fieles a aportar con generosidad.
Cristo Rey, que fortaleció el corazón de los beatos Anacleto González Flores y compañeros mártires, inunde nuestros corazones de amor y entrega generosa, y sea Él quien reine en nuestra sociedad.

Guadalajara, Jalisco, 27 de octubre del 2014.
+ José Francisco Card. Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara
Javier Magdaleno Cueva, Pbro.
Secretario Canciller

CIRCULAR 34/2014

Colecta Anual de la Cooperación Diocesana

A los sacerdotes, religiosos y fieles laicos:
Que Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, nos conceda un corazón generoso que nos lleve a compartir los dones espirituales y materiales que Él mismo nos ha dado.
La arquidiócesis de Guadalajara necesita seguir promoviendo las obras de caridad, la ayuda a templos en construcción, los subsidios a parroquias pobres y la previsión social de los sacerdotes. Al respecto, debemos recordar la exhortación del apóstol Pablo a los Corintios para ayudar a la comunidad cristiana cuando pasó grande necesidad: “Cada cual dé según el dictamen de su corazón, no de mala gana ni forzado, pues: Dios ama al que da con alegría. Y poderoso es Dios para colmarlos de toda gracia a fin de que teniendo, siempre y en todo, todo lo necesario, tengan aún sobrante para toda obra buena” (2 Cor 9, 7-8).
La Colecta Anual de la Cooperación Diocesana es una manifestación de auténtica caridad cristiana y de la comunicación de bienes forma en el fiel cumplimiento del 5º Mandamiento de la Santa Madre Iglesia: “Ayudar a la Iglesia en sus necesidades”, cada uno según sus posibilidades, mandato que encuentra sus raíces en el ejemplo de las primeras comunidades cristianas como lo atestigua San Lucas: “Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común; vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno” (Hch 2,44ss).
Exhorto, en primer lugar, a los párrocos y rectores de templos, a que ellos mismos sean conscientes de la importancia de esta colecta, que deben promover con diligencia y que deben entregar íntegramente, sepan que de esta colecta depende en gran medida el importante subsidio que se da a la Mutual del Clero y a las jubilaciones de los sacerdotes ancianos. Al promover en sus comunidades la Cooperación Diocesana Anual procuren exponer su sentido auténtico, a partir de la Palabra de Dios, y suscitar la comunión de bienes, para que sean corresponsables en ayudar a las necesidades económicas de la arquidiócesis de Guadalajara, y “disponga de lo necesario para el culto divino, las obras del apostolado y de la caridad y el conveniente sustento de los ministros”, según lo prescribe la Iglesia, (cfr. CIC, can. 222 y 1260). Les recuerdo los criterios que se han de tener en cuenta para la colecta: a los comerciantes, empresarios y profesionistas, se les solicita una aportación equivalente a un día de utilidades al año; lo mismo a los ganaderos y campesinos. A las personas que con su trabajo obtienen más del doble del salario mínimo, se les pide colaborar con el salario de un día. Las personas que obtienen ingresos menores al doble del salario mínimo general, no tienen esta obligación, pero pueden ofrecer lo que crean conveniente.
Esta colecta ha de ser organizada por los párrocos y rectores de templos, con toda dedicación, repartiendo los sobres en el templo a partir del 14 de diciembre; o, como hacen algunos párrocos, entregándolos a domicilio, con ayuda de los laicos, a fin de que los fieles puedan depositar su cooperación y llevarla al templo el domingo siguiente. Como en otros años, se pide que también la colecta que se hace en el templo ese día, se sume a la colecta diocesana, dejando en el templo, lo necesario para cubrir los gastos de la semana.
Ruego al Señor que inculque en todos nosotros el verdadero espíritu de generosidad y amor a la Iglesia, para compartir con alegría y amor, toda clase de bienes, materiales y espirituales.

Guadalajara, Jalisco, a 3 de noviembre del 2014.
+ José Francisco Card. Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara
Javier Magdaleno Cueva, Pbro.
Secretario Canciller

CIRCULAR 35/2014

Falleció el excelentísimo señor obispo don J. Refugio Mercado Díaz

A los miembros del presbiterio diocesano:
Reciban un saludo de paz en el Señor Jesús dueño de la vida. Como se hizo oportunamente vía celular a muchos de ustedes, ahora por este medio les comparto el sensible fallecimiento del excelentísimo señor obispo don J. Refugio Mercado Díaz, a quien encomendamos a la misericordia divina.
El excelentísimo señor obispo don J. Refugio Mercado Díaz nació en Ixtlahuacán del Río el 28 de julio de 1942. El 2 de abril de 1972 recibió la Ordenación Sacerdotal a los 29 años de edad y tuvo como primer destino pastoral la parroquia de Santa Ana Acatlán. Se desempeñó como vicario cooperador en las parroquias de: Santo Santiago en Ameca y de San Martín de Tours; fue capellán de los scouts en el año de 1978, sirvió como párroco en las comunidades de: San José en Ocotlán, San Andrés en Ajijic y San Antonio de Padua en Tlajomulco. Fue elegido como Vicario Episcopal en 1998 de la zona foránea poniente B y en 2001 de la zona foránea sur, hasta su Ordenación Episcopal el 15 de noviembre de 2003 para servir en la diócesis de Tehuantepec. Regresa a la diócesis de Guadalajara para ejercer su ministerio episcopal, y desde el 10 de junio de 2009 hizo de la parroquia de Santa Teresita su lugar de servicio y encuentro. Su figura en la última banca seguirá siendo recordada con cariño por cuantos disfrutamos de su sonrisa y cantamos junto con él la 9ª sinfonía de Beethoven. Muere en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el 15 de octubre de 2014.
El excelentísimo señor obispo don J. Refugio Mercado Díaz fue un obispo alegre, que disfrutaba de las celebraciones litúrgicas y del encuentro con los fieles, para quienes era un padre y un hermano, excelente confesor y consejero amable, puntual y espontáneo en la celebración Eucarística, que de manera cercana buscaba hacer comprensibles los misterios de la fe. Que Cristo resucitado, reciba en la asamblea de los santos al excelentísimo señor obispo don J. Refugio Mercado Díaz, pues sabemos que “las almas de los justos están en las manos de Dios” (Sb 3,1), y le otorgue el premio de los servidores fieles, que desempeñaron su servicio ministerial para el bien de la Iglesia.

Guadalajara, Jalisco, a 17 de octubre de 2014
Javier Magdaleno Cueva Pbro.
Secretario Canciller

CIRCULAR 36/2014

Falleció el señor canónigo don Felipe Buz Santoyo

A los miembros de la comunidad diocesana
Reciban un saludo fraternal en Jesucristo resucitado. Les comunico del fallecimiento de un hermano sacerdote, el señor canónigo don Felipe Buz Santoyo, que descanse en la paz de Dios.
El señor canónigo don Felipe Buz Santoyo nació en Lagos de Moreno, Jalisco, el 3 de febrero de 1926, ingresó al Seminario Auxiliar de San Juan de los Lagos en el año de 1939, fue Ordenado Sacerdote el día 1 de noviembre de 1953. Desempeñó su ministerio pastoral como Vicario cooperador en las parroquias de: Yahualica, Jalisco, El Sagrario Metropolitano, y capellán diocesano de los scouts; sirvió como capellán y primer párroco de: Nuestra Señora de Zapopan, ciudad, y párroco de Santa Mónica, La Barca, Jalisco En diversos decanatos se desempeñó como Representante al Consejo Presbiteral. Fue nombrado Canónigo Dean de la Catedral Metropolitana de Guadalajara, coordinador de la Mutual del Clero y miembro de la Formación Permanente del Clero; estuvo como sacerdote adscrito en la parroquia de San Judas Tadeo. Finalmente, habiendo ajustado los 61 años como sacerdote, después de unir su vida sacerdotal a la pasión de Nuestro Señor Jesucristo, en las pruebas de la enfermedad por la diabetes y el alzheimer, falleció en el Nuevo Trinitario Sacerdotal el 5 de noviembre de 2014, en Guadalajara, Jalisco.
El señor canónigo don Felipe Buz Santoyo fue un sacerdote muy edificante, entregado a su ministerio, modesto y humilde, con una vocación especial de ayudar al prójimo, dedicando tiempo de su ministerio a la enseñanza y educación de los jóvenes que recibieron el llamado de Dios para el sacerdocio, hombre respetuoso, buen compañero, piadoso, sencillo, alegre y de buen trato, preocupado siempre por la celebración digna de los sacramentos.
Que Cristo, Rey victorioso, reciba en la asamblea de los santos a nuestro hermano sacerdote don Felipe Buz Santoyo. Invito a todos los sacerdotes de la diócesis a celebrar los sagrados misterios en sufragio por nuestro apreciable hermano.

Guadalajara, Jalisco, a 7 de noviembre del 2014.
Javier Magdaleno Cueva Pbro.
Secretario Canciller

CIRCULAR 37/2014

Proceso Juvenil Vocacional

A toda la comunidad diocesana
Reciban un saludo fraternal en Jesucristo Buen Pastor, que nos ha llamado para seguir su voz y responder con generosidad en la vocación que nos ha dado.
La etapa de la juventud es importante en el discernimiento de esta opción, por tal motivo la pastoral juvenil y la pastoral vocacional han unidos sus fuerzas para brindar a los jóvenes mayores de 17 años, el “Proceso Juvenil Vocacional”. El proceso juvenil vocacional pretende ayudar a descubrir el sentido de la vida y el proyecto que Dios tiene para cada uno, acompañando a los jóvenes y ofreciendo elementos de discernimiento para favorecer la libertad de la repuesta vocacional.
Este proceso se realizará en cinco etapas, ingresando un viernes y saliendo el domingo al mediodía. Cada mes, a partir de enero, se tendrá la oportunidad de ofrecer un encierro para vivir esta experiencia que marcará el rumbo de la vida personal, tratando de descubrir “¿Qué quiere Dios de mí?”. La sexta etapa es exclusiva para aquellos jóvenes que descubrieron signos de vocación consagrada y desean realizar un Pre-seminario o un Pre-vida religiosa.

Las fechas a realizar este: “Proceso Juvenil Vocacional”.
1a Etapa “A” 23, 24, 25 enero 2015
1a Etapa “B” 6, 7, 8 febrero 2015
2a Etapa 13, 14, 15 marzo 2015
3a Etapa 28 de marzo al 5 de Abril 2015
4a Etapa 15, 16, 17 de mayo 2015
5a Etapa y 6a Etapa 12, 13, 14 de junio 2015
Finales de Julio 2015
* Entrada: Viernes 3:00 p.m. * Salida: domingo, en medio día
* Lugar: SEDEC, Calle Ramón Morales # 517, Sector Libertad, Guadalajara, Jalisco.
Invito a todos los sacerdotes a que motiven a los jóvenes de su parroquia a vivir esta experiencia vocacional que les ayudará a ser mejores hijos de Dios, comprometidos con la Iglesia, sacerdotes o consagrados para continuar la acción salvadora de Dios en el mundo actual. Que la Santísima Virgen María, Madre de las vocaciones, interceda ante su Hijo Jesucristo para que suscite vocaciones en la Iglesia, según su corazón.

Guadalajara, Jalisco, a 25 de noviembre del 2014
+ José Francisco Card. Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara
Javier Magdaleno Cueva Pbro.
Secretario Canciller

Circular 38/2014

Fallecimiento del señor presbítero David Campos Paredes, (1932-2014)

A los miembros de la comunidad diocesana:
Los saludo fraternalmente, deseando que la paz de Cristo Resucitado, los anime en el ejercicio de la caridad activa.
Hermanos, quiero notificarles que el señor presbítero David Campos Paredes, ha participado del triunfo de Cristo, como recuerda el apóstol san Pablo: “Nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde esperamos que venga nuestro Salvador Jesucristo. Él transformará nuestro cuerpo frágil en cuerpo glorioso como el suyo, en virtud del poder que tiene para someter a su dominio todas las cosas” (Flp. 3, 20-21).
El señor presbítero David Campos Paredes, nació en Tuxpan, Jalisco, el 21 de mayo de 1932, ingresó al Seminario Auxiliar de Zapotlán, el Grande, en el año de 1945 y continuó sus estudios en el Seminario de Montezuma, Nuevo México. Fue ordenado sacerdote el día 6 de mayo de 1957 en Guadalajara, Jalisco. Desempeñó su ministerio como vicario cooperador en las parroquias de: Nuestra Señora de la Paz, ciudad, en Santiago Apóstol, Tequila, Jalisco, además de ser director de la secundaria del mismo lugar, y fue vicario cooperador de Santa Teresita, en Guadalajara. Se desempeñó como confesor ordinario del Seminario Menor y padre espiritual en el Seminario Mayor, vicario cooperador de las parroquias de Cristo Rey y San Miguel del Espíritu Santo. Nombrado notario del Tribunal Regional de Occidente, capellán de las Hermanas Capuchinas, y finalmente capellán auxiliar de Nuestra Señora de las Mercedes. Falleció el 11 de noviembre del 2014 en Guadalajara, Jalisco.
El padre don David Campos Paredes fue un sacerdote entregado a su ministerio, callado, respetuoso y dócil a sus superiores, fue siempre buen compañero, correcto en su comportamiento, cumplido en sus deberes, piadoso, sencillo, alegre y edificante, con un carisma especial para el sacramento de la reconciliación y la formación de los fututos sacerdotes.
Que Cristo Resucitado, reciba en la Asamblea de los Santos al presbítero don David Campos Paredes, y le otorgue el premio de los servidores fieles, junto a su hermano el presbítero don Rubén Campos Paredes, quien ha compartido ya la alegría del Amor eterno en Cristo resucitado.
Invito a todos los sacerdotes de la Arquidiócesis a ofrecer la Sagrada Eucaristía en sufragio de nuestros hermanos sacerdotes.

Guadalajara, Jalisco, a 18 de noviembre del 2014
Javier Magdaleno Cueva Pbro.
Secretario Canciller

CIRCULAR 39/2014

Jornada de Oración por la Paz en México (del 30 de noviembre al 12 de diciembre 2014)

A toda la comunidad diocesana:
Queridos hermanos les saludo cordialmente, esperando que la Paz de Cristo reine en sus corazones y les colme de los frutos del Espíritu Santo. El día 12 de noviembre los obispos de México hemos dicho: “¡Basta ya! No queremos más sangre,” con ello, compartimos la aflicción y el sufrimiento de las familias cuyos hijos están muertos o desaparecidos, y por tantas víctimas anónimas que han fallecido a causa de la violencia, sin plegaria ni funeral, sin dignidad ni justicia.
Desde el año 2010 la Conferencia del Episcopado Mexicano advertía sobre el efecto destructor de la violencia y sus consecuencias en la economía y en la calidad de la democracia. Ahora, sigue el espiral de violencia, y su crecimiento nos invita a renovar la solidaridad eficaz y concreta con todos los mexicanos, cada uno en su propio lugar y comunidad, como lo acordamos en la reciente Asamblea de la Conferencia del Episcopado Mexicano.
Invito a todos los sacerdotes, religiosos, fieles y a todas las personas que tengan buena voluntad a unirse en oración en esta campaña en favor de la paz en México, que será del 30 de noviembre al 12 de diciembre de 2014, en todas las comunidades parroquiales, creyendo en la fuerza de la fe, como respuesta solidaria y fraterna. Se enviará, a todas las comunidades parroquiales, una estampita con la imagen de la Virgen de Guadalupe y la oración que unirá nuestros sentimientos en Jesucristo, y que la realización de acciones de solidaridad coincidan en las Eucaristías celebradas durante toda la Jornada de Oración por la Paz en México, especialmente unidos con la Santa Eucaristía que el Papa Francisco, celebrará el día 12 de diciembre en la basílica de San Pedro, en Roma, donde el Santo Padre pedirá por la Paz en México y en el mundo.
Que la protección amorosa de María, Nuestra Señora de Guadalupe, para quien todos somos sus hijos, interceda por nosotros, a fin de que seamos capaces de reconstruir una sociedad más honesta, justa y pacífica.

Guadalajara, Jalisco, a 24 de noviembre del 2014
+ José Francisco Card. Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara
Javier Magdaleno Cueva Pbro.
Secretario Canciller

Felicidades a nuestros Sacerdotes Campechano Méndez Javier · Ortiz Souza Miguel · Valerio Martínez Salvador ·


Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 33 3614-5504, 33 3055-8000 Fax: 33 3658-2300
© 2020 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis