Documentos Diocesanos

Boletín Eclesiástico

2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022

Volver Atrás

Circular 5/2012

 

Fallecieron el señor presbítero don Ramiro Regla Morelos (1925 - 2012) y monseñor Santiago Méndez Bravo (1928 - 2012)

A los miembros del presbiterio diocesano:

Los saludo con estimación y les deseo un fecundo ministerio sacerdotal. Me encomienda el eminentísimo señor cardenal don Juan Sandoval Iñiguez, notificarles que los señores sacerdotes don Ramiro Regla Morelos y monseñor don Santiago Méndez Bravo, han participado de la victoria Pascual de Cristo, como nos lo recuerda el Apóstol: “Cuando este ser corruptible se revista de incorruptibilidad y este ser mortal se revista de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: La muerte ha sido devorada en la victoria” (1 Cor 15,54).

El señor presbítero don Ramiro Regla Morelos, nació en Soyatlán del Oro, Jalisco, el 17 de octubre de 1926 y fue ordenado sacerdote el día 1 de noviembre de 1953. Desempeñó gran parte de su ministerio sacerdotal en la diócesis de Ciudad Guzmán, de 1972 a 1983. Fue vicario cooperador y párroco de la Yesca, Nayarit, párroco de San Gaspar de los Reyes, en Jalostotitlán, de Zacoalco de Torres, y San Antonio, en Ciudad Guzmán. Fue incardinado a esta diócesis el 14 de octubre de 1983, donde sirvió como administrador parroquial de la parroquia del Señor de la Ascensión, colonia Fábrica de Atemajac y posteriormente como párroco del mismo lugar. Estuvo como adscrito a María Madre de Cristo. Vivió sus últimos años en el Trinitario Sacerdotal. Falleció el 24 de enero de 2012 en Guadalajara, Jalisco.

El padre Ramiro Regla Morelos, fue un sacerdote entregado a su ministerio, trabajador, buen compañero y confesor, siempre integrado a las actividades decanales, vivió ejemplarmente la fraternidad sacerdotal, fue asiduo benefactor del Seminario y dedicado a la atención de los enfermos.

Mons. don Santiago Méndez Bravo, nació en La Piedad, Michoacán, el 12 de junio de 1928, ingresó al Seminario del Guadalajara en el año de 1941 y recibió la ordenación sacerdotal el día 1 de noviembre de 1952 en Guadalajara, Jalisco. Desempeñó su ministerio como vicario cooperador de Tonalá, La Santa Cruz (colonia Ladrón de Guevara), posteriormente fue enviado a realizar estudios de Humanidades en Salamanca, España, luego regresó a Guadalajara a trabajar como profesor y confesor en el Seminario Menor de Guadalajara; fue capellán del Colegio Libertad, socio fundador y secretario de la Mutual del Clero, abogado del Tribunal Eclesiástico y capellán de una Casa de Ancianos, después estuvo a cargo del Instituto Pío xii, fundó el Instituto Superior Autónomo de Occidente (ISAO) que fue la primera escuela de Periodismo, Ciencias de la Comunicación y Teología para laicos, y fundó el Instituto Superior del Valle de Atemajac (ISVA), que con el tiempo se convertiría en la Universidad del Valle de Atemajac (UNIVA) de la cual fue su fundador y rector. En octubre de 2001 fue nombrado prelado de honor de Su Santidad, por el Papa Juan Pablo ii, recibiendo el título de Monseñor. Falleció el 27 de enero del 2012, en Guadalajara, Jalisco.

Monseñor don Santiago Méndez Bravo, fue un buen sacerdote fiel al Señor, hombre de fe y de oración, responsable, piadoso, inquieto en el apostolado y de buenas costumbres, atento con los fieles, entregado a su trabajo, buen compañero, estudioso y emprendedor, gran parte de su ministerio sacerdotal lo dedicó a la Pastoral Universitaria y a la formación y educación de los jóvenes. Sufrió con paciencia las enfermedades que le aquejaron en sus últimos años de vida.

Que Cristo resucitado, reciba en la asamblea de los santos a nuestros hermanos sacerdotes Ramiro y Santiago y les otorgue el premio de los servidores fieles que desempeñaron su ministerio para el bien de los fieles.

Guadalajara, Jalisco, a 30 de enero del 2012.

Mons. Juan Pablo Preciado Ramírez

Secretario

 

Circular 6/2012

 

Día del Seminario de Guadalajara. Domingo 18 de marzo de 2012

A los sacerdotes, religiosos y fieles laicos:

La gracia y la paz de Jesucristo, nuestro Señor, estén con ustedes. Con gozo y gran esperanza, nuestra Iglesia diocesana se dispone a celebrar, el próximo domingo 18 de marzo, el Día del Seminario. El lema escogido para esta celebración es: “Serás pescador de hombres, ven y sígueme” (Cf. Mc 1,17) que nos recuerda la llamada de Cristo a sus primeros discípulos a seguirlo más de cerca.

En su mensaje con motivo de la xlix Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, a celebrarse el iv Domingo de Pascua, el Papa Benedicto xvi nos recuerda que toda vocación es don del amor de Dios: “En efecto, toda vocación específica nace de la iniciativa de Dios; es don de la caridad de Dios. Él es quien da el “primer paso” y no como consecuencia de una bondad particular que encuentra en nosotros, sino en virtud de la presencia de su mismo amor «derramado en nuestros corazones por el Espíritu» (Rm 5,5)”.Estas palabras del Santo Padre subrayan que en todo momento, en el origen de la llamada divina, está la iniciativa del amor infinito de Dios, que se manifiesta plenamente en Jesucristo. Toda vocación es una historia de amor en la que Jesús sale a nuestro encuentro y nos fortalece con su Palabra y los sacramentos, especialmente la Eucaristía.

                Pido a los párrocos y rectores de los templos que promuevan con entusiasmo la celebración del Día del Seminario, insistiendo ante todo en la oración por las vocaciones sacerdotales. Fomenten también el ofrecimiento de sacrificios y toda clase de obras buenas por esta intención. El domingo 18 de marzo se llevará a cabo en todos los templos y comunidades de la Arquidiócesis la colecta anual para el sostenimiento de nuestro Seminario Diocesano. Procuren los sacerdotes motivar a los fieles para que sean generosos en su ayuda económica, teniendo en cuenta las muchas necesidades materiales del “corazón de la diócesis”. Lo que se recabe se entregará directamente al Seminario a través de los mismos seminaristas que realizarán la colecta.

Que Jesucristo, Buen Pastor, siga suscitando en muchos niños, adolescentes y jóvenes, el sincero deseo de seguirlo por el camino del sacerdocio, y sostenga en la entrega fiel a quienes hemos sido ungidos para anunciar la Buena Nueva a nuestros hermanos.

Guadalajara, Jalisco, a 30 de enero del 2012.

+ Juan Card. Sandoval Iñiguez

            Administrador Apostólico de Guadalajara

Mons. Juan Pablo Preciado Ramírez

            Secretario

 

Circular 7/2012

 

Fallecieron los señores presbíteros don Manuel García Camacho (1925-2012) y don Emeterio Romo Pérez (1929-2012).

A los miembros del presbiterio diocesano:

Que la gracia y la paz de Cristo, que vive eternamente, los acompañen en la entrega cotidiana de su ministerio sacerdotal.

            Por encomienda del eminentísimo señor cardenal don José Francisco Robles Ortega, les notifico que los señores presbíteros don Manuel García Camacho y don Emeterio Romo Pérez, han regresado a la Casa del Padre, como nos prometió nuestro Señor Jesucristo: “En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones; si no, yo se lo habría dicho; porque voy a prepararles un lugar. Y cuando haya ido y les haya preparado un lugar, volveré y los tomaré conmigo, para que donde esté yo, estén también ustedes” (Jn 14,2-3).

El señor presbítero don Manuel García Camacho, nació en San Martín Hidalgo, Jalisco, el 25 de diciembre de 1925, ingresó al Seminario de Guadalajara en el año de 1939 y recibió la Ordenación Sacerdotal el día 1 de noviembre de 1951. Desempeñó su ministerio sacerdotal como vicario en las parroquias de Poncitlán y Nuestra Señora del Rosario, colonia El Retiro; San José de Analco y Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, en Ciudad Granja; fue párroco de San Pablo Oriente, Zapotlanejo y Ciudad Granja; además, fue confesor del Seminario de Guadalajara y estuvo como adscrito a la parroquia del Tepeyac. Falleció el 30 de enero del 2012, en Guadalajara, Jalisco.

El padre Manuel García Camacho,fue un hombre sencillo, afable, cordial, trabajador, responsable, piadoso, buen compañero, prudente, consagrado a su ministerio y a la salvación de las almas.

El señor presbítero don Emeterio Romo Pérez, nació en Trona, California, E. U., el 8 de agosto de 1929, ingresó al Seminario del Señor San José en Guadalajara, Jalisco en el año de 1945, recibió 

Volver Atrás



Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 33 3614-5504, 33 3055-8000 Fax: 33 3658-2300
© 2022 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis