Documentos Diocesanos

Boletín Eclesiástico

2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022

Volver Atrás

Circulares

 Circular 51/2011

 

Falleció el señor presbítero don  Herminio Cervantes Ruiz (1920-2011)

A los miembros del presbiterio diocesano:

Les envío un saludo fraterno, deseando que en este tiempo de Adviento se avive la esperanza en la venida del Salvador.

Me encomienda el Emmo. Sr. Cardenal don Juan Sandoval Iñiguez, notificarles que el señor presbítero don Herminio Cervantes Ruíz, ha participado del  triunfo de Cristo, como nos recuerda el Apocalipsis: “Dichosos los que mueren en el Señor. Que descansen ya de sus fatigas, pues sus obras los acompañan” (14, 13).

El señor presbítero don Herminio Cervantes Ruíz, nació en Hostotipaquillo, Jalisco, el 25 de abril de 1920, ingresó al Seminario de Guadalajara en 1934 y recibió la ordenación sacerdotal el 5 de abril de 1947. Desempeñó su ministerio sacerdotal como Vicario cooperador en las parroquias de Cocula, El Saucillo, La Divina Providencia, San Juan de Dios y Santo Niño de Atocha; además, fue capellán de San Antonio, Ameca; San Pedro, La Barca; Hospital Sagrado Corazón, San Francisco en Tetlán, Hospital Alcalde, Jesucristo Rey del Universo y estuvo como Adscrito en el templo de los Ángeles. Falleció en Guadalajara, Jalisco, el 3 de diciembre del 2011.

El padre Herminio Cervantes Ruíz fue un sacerdote entregado a su ministerio, obediente, responsable, sencillo, piadoso, buen compañero, prudente y dedicado a la atención de los enfermos en diferentes hospitales de la ciudad.

Que Jesucristo, Rey de la gloria, haga gozar de la felicidad eterna a nuestro hermano Herminio, sacerdote, para que unido a los santos en el cielo, alabe para siempre al Cordero, inmolado por nuestra salvación.

Guadalajara, Jalisco, a 5 de diciembre del 2011

Mons. Juan Pablo Preciado Ramírez

Secretario

 

Circular 52/2011

 

Fallecieron los señores sacerdotes don Nicolás Mejía Sosa (1924-2011) y don Ignacio Martínez de la Torre (1932-2011)

A los miembros del presbiterio diocesano:

Los saludo fraternalmente y deseo que la venida de nuestro Señor Jesucristo, colme de paz y alegría nuestro ministerio sacerdotal.

Por encomienda el eminentísimo señor cardenal don Juan Sandoval Iñiguez, les comunico que los señores presbíteros son Nicolás Mejía Sosa y don Ignacio Martínez de la Torre, han llegado al término de su peregrinación por este mundo, como nos lo recuerda el autor sagrado: “Pues no tenemos aquí morada permanente, sino que buscamos la futura. Por medio de Él, ofrezcamos sin cesar un sacrificio de alabanza” (Hb 13, 14-15).

El señor presbítero don Nicolás Mejía Sosa, nació en Unión de Guadalupe, Jalisco, el 5 de diciembre de 1924, ingresó al Seminario auxiliar de San Juan de los Lagos, Jalisco, en 1942 y fue ordenado sacerdote el día 1 de noviembre de 1952 en Guadalajara, Jalisco. Desempeñó su ministerio como vicario cooperador en la parroquia de Hostotipaquillo, fue párroco de Amatlán de Jora, Totatiche y Hostotipaquillo; vicario fijo de San Luis Soyatlán y posteriormente primer párroco del mismo lugar; párroco de San Martín Obispo, Ciudad Granja; capellán auxiliar del templo Expiatorio y adscrito al Inmaculado Corazón de María. Por varios periodos fue decano de diferentes decanatos. Falleció el 11 de diciembre de 2011 en Guadalajara, Jalisco

El padre don Nicolás Mejía Sosa, fue un hombre íntegro, sacerdote obediente, de buenas costumbres, de comportamiento edificante, consagrado a su sacerdocio y a la salvación de las almas, trabajador y llevó con paciencia su enfermedad.

El señor presbítero don Ignacio Martínez de la Torre, nació en Mazamitla, Jalisco, el 22 de enero de 1932, ingresó al Seminario de Guadalajara en 1948, se ordenó sacerdote el 23 de diciembre de 1961 en Guadalajara, Jalisco. Desempeñó su ministerio como vicario cooperador en las parroquias de San Ignacio Cerro Gordo y Jocotepec, fue párroco de Zapotitán de Hidalgo y Atotonilquillo, también fue capellán de Santa Catalina de Siena, vicario de San Cristóbal Mártir y de María Reina de México. Estuvo como adscrito a la parroquia de San Andrés.  Falleció en Guadalajara, Jalisco, el 13 de diciembre del 2011.

El padre don Ignacio Martínez de la Torre, fue un hombre trabajador, piadoso, dedicado a su ministerio, responsable en las actividades a él encomendadas, servicial y buen compañero.

Que Cristo Resucitado, reciba en la asamblea de los santos a nuestros hermanos sacerdotes Nicolás e Ignacio, y les otorgue el premio de los servidores fieles.

Guadalajara, Jalisco, a 15 de diciembre del 2011

Mons. Juan Pablo Preciado Ramírez

Secretario

 

Circular 53/2011

 

Semana de Oración  por la Unidad de los Cristianos. Del 18 al 25 de enero de 2012

A la comunidad diocesana:

A punto de celebrar el misterio de la Navidad, les manifiesto mis más sinceros deseos de alegría y paz en el Señor Jesús.

La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos del año 2012, presenta el tema: “Todos seremos transformados por la victoria de nuestro Señor Jesucristo” (cf. 1 Co 15,51-58), y propone a las comunidades cristianas la reflexión y la oración a partir de la Primera Carta de San Pablo a los Corintios, que recuerda que la plena unidad visible de la Iglesia solo será posible participando de la “victoria” de nuestro Señor Jesucristo, a través de la cual es posible la transformación espiritual y la conversión.

Durante este Octavario debemos tener presentes las palabras de Jesucristo “si alguno quiere ser el primero, colóquese en último lugar y hágase servidor de todos” (Mc 9,35). Estas palabras hablan de victoria a través del servicio mutuo, ayudando, incrementando la autoestima de los “últimos”, los olvidados, los excluidos. Para todos los cristianos la mejor expresión de este servicio humilde es Jesucristo, su victoria sobre la muerte y su resurrección. Es en su vida, sus actos, su enseñanza, su sufrimiento, su muerte y su resurrección donde queremos buscar inspiración para una vida moderna victoriosa de fe que se expresa a través del compromiso social en un espíritu de humildad, servicio y fidelidad al Evangelio. Y mientras aguardaba el sufrimiento y la muerte que se avecinaba, oró por sus discípulos, para que sean uno y el mundo crea. (Pontificio Consejo Para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, Mensaje para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2012).

Pido a los párrocos, rectores de templos, capellanes de casas religiosas y formadores del seminario, que promuevan esta Semana de Oración en todas sus actividades pastorales, siguiendo el programa y los materiales que se les enviarán oportunamente. Se puede celebrar la misa por la Unidad de los Cristianos, según lo permita el calendario (cf. Misal Romano pp. 746-750) y para cada día en la predicación, se recomienda tomar en cuenta el temario de esta Semana de Oración.

Pidamos a Jesucristo, fundamento único de la Iglesia, que todos seamos trasformados por su victoria y podamos así vivir la plena unidad en la fe y en la caridad.

Guadalajara, Jalisco, a 19 de diciembre de 2011

+ Juan Card. Sandoval Íñiguez

Administrador Apostólico de Guadalajara

Mons. Juan Pablo Preciado Ramírez

            Secretario

  


Volver Atrás



Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 33 3614-5504, 33 3055-8000 Fax: 33 3658-2300
© 2022 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis