Documentos Diocesanos

Boletín Eclesiástico

2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021

Volver Atrás

Libro de Visita de Fray Antonio Alcalde, 1776

29ª parte

 

En la embocadura del camino de la plata

y de la ruta prehispánica de Chicomoztoc,

la Villa Gutierre del Águila se asoma como la capital agrícola

de esta comarca minera,

según lo advierte uno en la descripción que sigue de ese ámbito.[1]

 

 

Visita a la Villa Gutiérrez de la Águila[2]

 

En el día lunes veinte y nueve de abril de mil setecientos setenta y seis años, como a las seis horas de la mañana, en prosecución de su actual y general visita salió Su Señoría Ilustrísima del pueblo de Tlaltenango, acompañado del bachiller don Domingo Cavero y Castro, Cura y Vicario de dicho pueblo, del Juez Real //  y vecinos honrados, para el pueblo de Colotlán, que dista diez leguas de buen camino, y como a las once y media llegó a él, donde habiendo comido, tomado un rato de siesta y celebrado el acto Pontifical del Santo Sacramento de la Confirmación, como a las tres y media de la tarde salió Su Señoría Ilustrísima de dicho pueblo de Colotlán para el de Santa María de los Ángeles, que dista como tres leguas, y llegó como a las cinco de la tarde, donde asimismo celebró confirmaciones y se quedó a dormir. Y al día siguiente, martes treinta de abril, como a las cinco y media de la mañana, salió Su Señoría Ilustrísima del expresado pueblo para la hacienda nombrada Señor San José de Buenavista, que tiene en arrendamiento don Salvador de la Torre, en jurisdicción de la villa de Jerez, que dista del citado pueblo doce leguas, las seis de camino pedregoso y las otras seis de buen camino, y llegó a ella // como a las doce y media del día, donde comió; a la tarde hizo confirmaciones y se quedó a dormir en la expresada hacienda; y el día siguiente, miércoles primero de mayo de mil setecientos setenta y seis, habiendo oído misa, Su Señoría Ilustrísima y toda la familia, como a las cinco y media de la mañana, salió de la expresada hacienda para el Beneficio Curado de la Villa Gutierre de la Águila, que dista seis leguas de no mal camino, y a distancia de tres salieron a cumplimentar a Su Señoría Ilustrísima el doctor don Manuel Esteban Gutiérrez de Hermosillo, Cura propio y Vicario Juez Eclesiástico de la citada villa, el Teniente de Alcalde Mayor, vecinos honrados y demás común de ella, en cuya conformidad siguió su caminata y llegó a la expresada villa como a las nueve y cuarto de la mañana, y habiéndole recibido el expresado Cura en la puerta de la iglesia parroquial conforme a lo dispuesto por el Ritual Romano, entró en ella, hizo oración y dio la bendición al pueblo, y luego se retiró a la casa destinada para su hospedaje y habitación. //

 

Auto general de visita [al margen]

 

En la Villa Gutierre de el Águila, en tres días del mes de mayo de mil setecientos setenta y seis años: Su Señoría Ilustrísima y Reverendísima, el Señor Maestro don fray Antonio Alcalde del Sagrado Orden de Predicadores, Obispo de Guadalajara, Nuevo Reino de la Galicia y de León, Provincias del Nayarit, Californias, Coahuila y Texas, del Consejo de Su Majestad, etcétera, mi Señor; habiendo llegado a esta villa el día primero del corriente en prosecución de su actual y general visita, hoy día de la fecha, como a las siete de la mañana, pasó Su Señoría Ilustrísima a la iglesia parroquial a efecto de visitar lo local de ella, y habiendo hecho oración, dijo misa rezada, la cual acabada en presencia del Teniente de Alcalde mayor, vecinos principales y demás concurso, revestido de medio pontifical con capa blanca visitó el Sagrario y depósito del Santísimo Sacramento, //  donde halló dos vasos de plata sobredorados, la custodia también de plata sobredorada y el rural, todo con el aseo y limpieza correspondientes; dio a adorar al pueblo a Su Divina Majestad y lo volvió a depositar en el mismo sagrario.

 

Lámpara [al margen]

Visitó la lámpara que está delante del propio altar, y la halló ardiendo con aceite de olivo.

 

Bautisterio y altares [al margen]

Pasó al bautisterio y en él visitó la pila bautismal y crismeras, que halló bien proveídas, y uno y otro con buenas cerraduras y concha de plata, todo en conveniente forma; visitó el altar mayor y los demás que hay en la Iglesia, y los halló pobremente adornados, pero en conveniente forma.

 

Conmemoración [al margen]

Y luego, con capa negra, dio la conmemoración a los fieles difuntos y responsos acostumbrados, con lo cual, habiendo dado gracias, se retiró a la pieza de su habitación.

Inmediatamente, el referido doctor don Manuel Esteban Gutiérrez de Hermosillo presentó el Real título y Provisión de su presentación a este Beneficio Curado, la colación //  y canónica institución que de él se le hizo y el que se le despachó de tal Cura beneficiado y Vicario Juez Eclesiástico por el Ilustrísimo Señor doctor don Diego Rodríguez Rivas de Velasco, de buena memoria, y por haberse hallado en conveniente forma los dio Su Señoría Ilustrísima por visitados y pasados en esta visita general, y mandó se devolviesen originales a dicho doctor Gutiérrez para su resguardo, como se le devolvieron.

 

Libros parroquiales [al margen]

Presentó los libros parroquiales de su administración de bautismos, casamientos y entierros que se hacen, así en esta iglesia parroquial como en las demás de su jurisdicción, y reconocidas sus partidas por menor desde la última visita hasta la presente, proveyó Su Señoría Ilustrísima en cada uno de los expresados libros el auto que tuvo por conveniente.

 

Sinodales [al margen]

Presentó un testimonio de las Constituciones Sinodales // de este Obispado, y otro del despacho general de cordillera librado por el Ilustrísimo Señor Parada, de buena memoria, en que se contienen los Aranceles común del Obispado, el de Indios de Pueblo que no dan tasación, y el de roturas de tierra, con sus declaraciones hechas por el mismo Señor Ilustrísimo; y dando Su Señoría Ilustrísima uno y otro por visitado, mandó que de los citados Aranceles se ponga una copia autorizada en debida forma en la iglesia parroquial de esta villa, donde todos vean lo que deben pagar a su Cura por razón de sus obvenciones.

 

Libro de Gobierno y Padrón [al margen]

Presentó igualmente el libro de Gobierno en que se copian los edictos, cartas pastorales y demás despachos superiores e igualmente el Padrón de sus fieles de confesión y comunión, hecho en el presente año, así de las personas que habitan en los términos de esta villa como de las que se hallan avecindadas en las haciendas, ranchos y puestos de que compone su jurisdicción, de que presentó una lista puntual y expresiva de las distancias y vientos en //  que se hallan respecto de la cabecera; y reconocido, consta todo el vecindario se compone de 1 135 familias, en que se incluyen 6 761 individuos, en vista de lo cual mandó Su Señoría Ilustrísima que quedándose el citado Cura con una copia de los Padrones que formare en cada un año, remita los originales a la Secretaría de Cámara y Gobierno de Su Señoría Ilustrísima, como está mandado en la décima de las Constituciones Sinodales, con certificación a su pie de si cumplieron o no los que debieron con el precepto anual de Nuestra Santa Madre Iglesia de confesión y comunión.

Juntamente presentó varios legajos de los pliegos e informaciones matrimoniales de españoles, mestizos, mulatos y demás castas, con los requisitorios librados para que sean amonestados en esta parroquia los que en ésta han contraído matrimonio con poca vecindad en //  ella; y reconocido uno y otro se halló en conveniente forma, y mandó Su Señoría Ilustrísima que en las de los viudos cuyos consortes hubieren fallecido fuera de esta jurisdicción, en no justificándose a lo menos con dos testigos de vista fidedignos, no se proceda a la celebración del matrimonio hasta que se presente la partida de entierro del marido o la mujer.

 

Fábrica [al margen]

Igualmente se presentaron los libros y cuentas de la fábrica espiritual de esta Iglesia parroquial, que corrió a cargo de don Faustino de San Juan Hermoso desde 15 de enero de 766 hasta 13 de noviembre de 775, y habiéndose reconocido y purificado todos los yerros que en las sumas se advirtieron, resultó ser el cargo 3 273 pesos, ½ real, y la data 2 313 pesos, 1 real, por lo que salen a favor de la fábrica 959 pesos, 7½ reales, a que agregados 22 pesos, 4 reales, en que resulta alcanzado el enunciado Cura y Vicario de la cuenta que llevó desde dicho día 13 de noviembre de 775 hasta 22 del corriente, y 646 pesos, 4 reales, que existen en poder de don Pedro Rivera por las obvenciones causadas en su hacienda de Tayagua, quedan sobrantes a favor de la fábrica 1 628 pesos, 7½ reales, sin inclusión de los 222 pesos, 2 reales // que se restan debiendo por varios individuos constantes en la lista presentada; y aprobando Su Señoría Ilustrísima las referidas cuentas, declaró por legítimos los alcances relacionados, dando su licencia al expresado Cura y Vicario para que, con la expresada cantidad sobrante de 1 628 pesos, 7 ½ reales, pueda mandar hacer dos ornamentos enteros, uno encarnado y otro blanco, los ciriales, caña de la Cruz, tres sobrepellices, un Misal, un cáliz y dorar dos casullas blancas, dos encarnadas, una ventana al coro, dos atriles de pie, un par de cajones de ornamentos y una pieza contigua a la Iglesia para guardar el monumento y demás utensilios correspondientes a ella, y un Misal, y no alcanzando, se haga lo que fuere más preciso y necesario para el culto de la Iglesia; y asimismo mandó se cobren los 222 pesos, 2 reales, que según la lista presentada se están debiendo por varios individuos. //

Visitó el libro y cuentas de la Archicofradía del Santísimo Sacramento, fundada en esta iglesia parroquial, que presentó doña María Isabel Sarmiento, su última Mayordoma, quien en las últimas cuentas que dio en 6 de enero del presente año alcanzó en 224 pesos, 7 reales, de que hizo cesión y voluntaria donación a favor de la cofradía, la cual tiene de fondos 1 280 pesos en varios principales y un sitio nombrado de Belén, que se remató a doña María Prudencia del Río y Loza en 1 900 pesos, que reconoce sobre las mismas tierras.

 

Cofradía de Ánimas [al margen]

El de la cofradía de Ánimas, fundada en la misma iglesia parroquial, cuyo Mayordomo, que lo es don Alejandro González de Zevallos, en las últimas cuentas que dio en el propio día, mes y año fue alcanzado en 35 pesos, 4 ½ reales, a favor de la cofradía, y ésta tiene de fondos varias cabezas de ganado mayor que se arriendan en 46 pesos cada año, 15 pesos que producen sus fincas anualmente, sus fincas y jornales y limosnas que dan los cofrades.

 

Cofradía de San Judas Tadeo [al margen]

Y las cuentas de la cofradía de San Judas Tadeo, fundada en la referida iglesia parro-/-quial, de la cual es también Mayordoma doña María Isabel Sarmiento, y en las últimas cuentas que dio en el propio día, alcanzó en 31 pesos, 6 ½ reales, que remitió a favor de la cofradía, y ésta tiene de fondos tan solamente 1 648 pesos impuestos a réditos de cinco por ciento. Y reconocidos los ajustes y liquidaciones de esas respectivas cuentas que se han hecho por el doctor don Manuel  Esteban Gutiérrez de Hermosillo, y por los demás Vicarios sus antecesores, los aprobó Su Señoría Ilustrísima, declarando por legítimos los alcances que quedan relacionados, y dando las debidas gracias a la citada doña María Isabel Sarmiento por la remisión que ha hecho de los alcances que a su favor han resultado y por el esmero y exactitud con que se ha aplicado al servicio de ambas cofradías, como también al expresado don Alejandro González, encargándoles continúen con igual celo y // actividad con que podrán conseguir su mayor aumento y conservación, y que a ese fin omitan todo gasto superfluo u excesivo, sujetándose en los ordinarios cuanto sea posible, principalmente en los fuegos y luminaciones, cuyo gasto prohibió Su Señoría Ilustrísima enteramente, como no conducente al culto, y asimismo mandó se procure el cobro de lo que se debe a las citadas cofradías; y que los 35 pesos, 4 ½ reales, que sobran de las Ánimas se depositen en la arca de tres llaves que para este efecto está mandada hacer en el despacho general de cordillera librado por Su Señoría Ilustrísima.

 

Licencias de los eclesiásticos de esta villa [al margen]

El bachiller don Pedro Parga y Ulloa, clérigo Presbítero domiciliario de este obispado, presentó sus licencias corrientes de decir misa y asimismo de confesar generalmente hombres y mujeres en lengua castellana.

El bachiller don Manuel Barrón presentó sus licencias de decir misa y asimismo de predicar, confesar y administrar sacramentos con adscripción a esta villa.

El bachiller don José Antonio Esteves también Presbítero Teniente de Cura de esta villa presentó sus licencias cumplidas de decir misa y asimismo de predicar, confesar y adminis-/-trar sacramentos.

El bachiller don Juan Antonio Saldaña, Presbítero capellán de la hacienda nombrada La Quemada, presentó sus licencias de decir misa, predicar, confesar y administrar sacramentos en lengua castellana corrientes en su término.

El bachiller don Luis Gonzaga Escobedo, Presbítero, presentó un título de capellán propietario de una de las capellanías fundadas de la obra pía que dejó don Juan Manuel de Bárcena, de 4 mil pesos de principal, que hoy se hallan depositados en la Clavería de la Santa Iglesia Catedral de Guadalajara, con cargo de 25 misas rezadas en cada un año; y asimismo sus licencias de decir misa y asimismo de predicar, confesar y administrar sacramentos en lengua castellana, cumplidos en su término.

El bachiller don José Cándido López de Nava, Teniente de Cura del pueblo de Tabasco, presentó sus licencias también cumplidas, de decir misa y asimismo de predi-/-car, confesar y administrar sacramentos en lengua castellana; y el bachiller don Juan José Flores, clérigo Diácono, presentó un título de capellán propietario de una de las capellanías fundadas de la misma obra pía de cuatro mil pesos de principal, que reconoce doña Ana María García Lazcano, vecina de Tecolotlán, sobre sus haciendas nombradas Santa María Corrales y San Pedro Nogales, con la fianza del bachiller don Ignacio Corona y de don Juan Echevarría, con cargo de veinte y cinco misas rezadas anualmente. Y habiéndose examinados los dichos bachilleres don José Antonio Esteves, don Luis Gonzaga Escobedo y don José Cándido López, y salido aprobados en las materias morales, mandó Su Señoría Ilustrísima se les refrendasen sus licencias por el tiempo de quince meses, y sin perjuicio del derecho parroquial, dando por visitadas las de los demás eclesiásticos, como también las de decir misa en las capillas de las haciendas nombradas San Juan de Troncoso, en jurisdicción de la villa de Ojocaliente, Nuestra Señora de Guadalupe de la Quemada, La Encarnación y San José de Toyagua, sitas en esta jurisdicción, //  para que se use de ellas según su expresión y forma, y con la misma condición que aparecen refundadas por Su Señoría Ilustrísima, e igualmente el título de Notario Público de esta villa que presentó don José Joaquín González de Zevallos, que se halló refrendado en conveniente forma.

 

Testamento [al margen]

Visitó Su Señoría Ilustrísima el testamento so cuya disposición falleció doña Juana de Olague vecina que fue de la villa de Jerez, instituyendo por sus albaceas a don Pedro Nolasco y a don José Mateo Carlos de Godoy, y por herederos a sus hijos; y reconocidas sus cláusulas y recibos presentados: dijo que debía mandar y mandó que el Cura interino y Vicario Juez Eclesiástico de dicha villa se le entregue dicho testamento para que proceda a que los albaceas le manifiesten el inventario que se debió formar de los bienes de la testadora, para venir en conocimiento del residuo del quinto, para que éste se convierta en misas por la alma de la instituyen-- //  --te conforme a sus voluntad, de que sacará la cuarta funeral, como también los seis pesos que mandó se dieren a la cofradía del Santísimo Sacramento, y los entregará a su Mayordomo y el importe de las mandas forzosas.

Y en cuanto a la consulta que hace el enunciado Cura y Vicario sobre el cobro y exacción de los derechos correspondientes a la fábrica por razón de insignia, mandó Su Señoría Ilustrísima que el expresado Cura los cobre y exija con puntual arreglo a lo que se previene en el Arancel común del Obispado.

Asimismo mandó que se observe y guarde lo mandado en los autos de visita de los Ilustrísimos Señores Obispos sus predecesores en cuanto a que se administre el Santísimo Sacramento de la Eucaristía por viático en el rural a los enfermos de fuera de la cabecera, sin que sea necesario que lo pidan cuando llamaren. Y también en cuanto a que no se permita a ningún eclesiástico secular o regular decir misa en enramada. Y que así el actual Vicario Juez Eclesiástico de esta feligresía como sus sucesores cuiden //  de cobrar y recaudar la limosna correspondiente a las misas de cuarta funeral de testamento o memorias, las cuales por derecho tocan a la Mitra, y la importancia de lo que colectare la remita oportunamente a manos de Su Señoría Ilustrísima para su celebración.

Asimismo presentó las escrituras correspondientes a los legados que se han fundado a favor de esta iglesia parroquial, que componen la cantidad de cinco mil pesos, en que se incluyen dos mil destinados para la manutención de un Maestro que enseñe la doctrina y los artes de leer y escribir, como se ha ejecutado hasta la presente según informa el expresado Cura y Vicario, y que el expresado Maestro es de arreglada conducta y suficiente capacidad para la enseñanza de los niños, que según expresa ocurren hasta el número de treinta, verificándose más que mediano aprovechamiento. // 

Y habiéndose visitado las alhajas de plata, ropa blanca y demás ornamentos y utensilios de la Iglesia y sacristía, llamados por el orden de su inventario, se hallaron acordes con él, y que hay los suficientes para celebrar con decencia los divinos oficios, a excepción de una capa blanca y un amito, que por viejo y maltratado uno y otro se dio por consumido.

Y en vista del escrito presentado por don Antonio José González, patrono de la obra pía que dejaron don Juan Manuel Barrera y doña Catarina Fernández de Castro, concedió  Su Señoría Ilustrísima su licencia para que se pueda celebrar el Santo Sacrificio de la Misa en la capilla de la hacienda nombrada San Buenaventura de Guacasco, siendo primero reconocida y visitada por el Cura y Vicario Juez Eclesiástico, del pueblo de Colotlán, y con la calidad de que se explique la doctrina cristiana, por el tiempo de la voluntad de Su Señoría Ilustrísima y sin perjuicio del derecho parroquial.

En los días que Su Señoría Ilustrísima se ha mantenido en este Curato // ha conferido el Santo Sacramento de la Confirmación a ____ personas, que se asentaron en un cuaderno, y firmado de Su Señoría Ilustrísima, se entregó al citado Cura para que lo guarde con los libros de su administración.

Últimamente se procedió a la visita particular y secreta en la forma acostumbrada, de que no resultó cosa digna de especial corrección o reforma. Y para el cumplimiento de todo lo expresado, mandó Su Señoría Ilustrísima que este auto se le notifique al Cura, y se ponga testimonio de él en el libro de Bautismos. Y así lo proveyó, mandó y firmó.

 

Fray Antonio

Obispo de Guadalajara [rúbrica]

 

En //  la villa de Gutierre de el águila, a cuatro de abril de mil setecientos setenta y seis años, notifiqué el auto que antecede al doctor don Manuel Gutiérrez, Cura propio y Vicario Juez Eclesiástico de esta villa, quien entendido de su contenido, dijo: lo oye, obedece y que cumplirá con lo que se le manda, y lo firmó, de que doy fe.

 

Doctor Manuel Esteban Gutiérrez de Hermosillo [rúbrica]

Blas de Silva [rúbrica]

Notario mayor



[1] Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Guadalajara, Sección Gobierno, Serie Visitas Pastorales, ff. 287v-291v, aquí separadas con //; caja 6. La versión paleográfica es del licenciado en Historia Antonio Gutiérrez Cruz.

[2] Hoy Villanueva, Zacatecas; se fundó el 4 de febrero de 1692 con el nombre de Villagutiérrez del Águila, en honor al presidente de la Real Audiencia de Guadalajara, don Alonso de Ceballos y Villagutiérrez, y del alcalde mayor de Juchipila, don Pedro Salazar y Águila. Poco más tarde se le agregó el nombre del santo patrono del lugar: Villa de San Judas Tadeo de Villagutierrez del Águila. Al ser la última fundada en Zacatecas, fue conocida también como Villa Nueva, nombre que a la postre, en tiempos de hispanofobia, prevaleció sobre los otros.



Felicidades a nuestros Sacerdotes Meléndrez García Francisco Javier · Rosas López Arnoldo · Toriz Rentería José Carmen ·


Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 33 3614-5504, 33 3055-8000 Fax: 33 3658-2300
© 2020 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis