Documentos Diocesanos

Plan de Pastoral


V Plan de Pastoral (Descargas)

Abir PDF

Descargar DOC

Descargar PDF


(haz clic con el botón secundario en la opción de
tu preferencia y selecciona Guardar como...)

Ver con los ojos del Padre


Ver la realidad con fe

14. En la planeación participativa, la mirada de la realidad no se hace desde una óptica ideológica ni aséptica; tampoco es un acercamiento científico a la realidad con intereses sociológicos. Es la mirada creyente, aquella que ve con los ojos de fe y, desde esta mirada, descubre el plan amoroso de Dios. «En todas las cosas interviene Dios para bien de los que lo aman» (Rm 8,28). La mirada de fe sobre la realidad reclama un ángulo desde el cual se observe todo con la exigencia de la conversión personal y pastoral, que nos lleve a asumir, con alegría, la voluntad de Dios expresada en los signos de los tiempos.

15. El presente plan pastoral recurre al marco de la realidad, reconociendo a ésta como un lugar teoló- gico, es decir, un espacio donde Dios se hace presente para ofrecer su salvación y en el cual interpela a la Iglesia sobre su identidad y misión, pues la Iglesia es el sacramento universal de salvación para el mundo, que, sin ser del mundo, con su acción y por la fuerza del Espíritu, pretende transformarlo en la civilización del amor. Hemos de pedir la luz del Espíritu que guía y conduce la historia hacia la plenitud, para que evitemos cualquier forma de ocultar la realidad, entre las que pueden estar: «los purismos angélicos, los totalitarismos de lo relativo, los nominalismos declaracionistas, los proyectos más formales que reales, los fundamentalismos ahistóricos, los eticismos sin bondad, los intelectualismos sin sabiduría» (EG 231).

16. Dios en su Plan de salvación se ha involucrado en la historia de los hombres, el Eterno se ha hecho temporal y ha vivido las vicisitudes de la historia humana. Con una profunda sensibilidad, ya desde el A.T., Dios ha visto el sufrimiento y ha escuchado el clamor de los pobres y se ha abajado para ofrecer libertad y salvación: «He visto la aflicción de mi pueblo en Egipto, he escuchado el clamor ante sus opresores y conozco sus sufrimientos. He bajado para liberarlo» (Ex 3,7-8). El Verbo Eterno ha puesto su morada en medio de nosotros para que podamos tener vida en abundancia. En su oración sacerdotal, antes de padecer por nosotros, no pidió al Padre para que los suyos fueran sacados del mundo, sino preservados del mal, a fin de que pudieran, siendo uno, ser fermento de un mundo nuevo (Cf Jn 17,11-20).

17. La dinámica metodológica, que parte del marco de la realidad, hunde sus raíces en la Encarnación, modelo de toda acción pastoral transformadora. Como el Verbo, la Iglesia se encarna en circunstancias particulares y desde ahí ofrece la salvación que viene de Dios. A diferencia de los diversos análisis sociológicos, la mirada creyente observa la realidad como gracia y salvación; por tanto, reconocemos con espíritu de fe, a pesar de todos los acontecimientos que ensombrecen la vida de los hombres, que vivimos un kairos, tiempo de gracia que exige una nueva manera de transmitir la fe en Cristo, «Camino, Verdad y Vida» (Jn 14,6) que es «el mismo ayer, hoy y por los siglos» (Heb 13,8).

ANTECEDENTES

Memoria agradecida

18. Los acontecimientos históricos nos recuerdan que «la memoria es una dimensión de nuestra fe… que el creyente es fundamentalmente “memorioso” y, por tanto, la alegría evangelizadora siempre brilla sobre el trasfondo de la memoria agradecida» (EG 13). Vemos la historia de nuestra Iglesia diocesana con alegre gratitud a Dios y a tantos hombres y mujeres que han respondido a la llamada divina a vivir el Evangelio. Desde la fundación de nuestra Iglesia de Guadalajara hasta hoy, se ha sembrado la semilla fértil del Evangelio y se han estado cosechando abundantes frutos de vida cristiana, entre los que se ha de resaltar el heroísmo martirial de nuestros santos, beatos, siervos de Dios y numerosos buenos cristianos, presbíteros y laicos.

19. Nuestro proceso pastoral actual hunde sus raíces en el celo misionero de los primeros franciscanos que llegaron a nuestras tierras, en el tino pastoral de los obispos y arzobispos, en la dedicación abnegada y testimonial de numerosos sacerdotes, especialmente de nuestros santos mártires, en el ejemplar testimonio de muchísimos religiosos y religiosas, así como en la vida cristiana y de compromiso social de innumerables seglares a lo largo de la historia de la Iglesia de Guadalajara. Reconocemos que la renovación del Concilio Vaticano II y su aplicación pastoral en nuestra Diócesis se llevó a cabo con prudencia y paciencia por el Sr. Cardenal José Salazar López, al proveer de una formación pastoral al clero y al crear las estructuras básicas de la pastoral orgánica y de conjunto.

20. Como antecedentes inmediatos de nuestro VI Plan Diocesano de Pastoral, hemos de mencionar la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano celebrada en el mes de mayo de 2007 en Aparecida, Brasil, en comunión con el Papa Benedicto XVI, que lanzó a la Iglesia Latinoamericana a la Misión Continental con carácter permanente, impulsada por el Espíritu Santo que suscita en nosotros, un encuentro vivo, existencial y transformador con Cristo que nos lleva a la conversión, al seguimiento de Cristo, a la vida en comunión y nos pone en estado de misión. El discipulado misionero es la categoría teológica que da la impronta al itinerario de la Misión. En este contexto, el Cardenal Juan Sandoval Íñiguez promulgó el V Plan Diocesano de Pastoral en el año 2008, y el 31 de mayo de 2009, domingo de Pentecostés, hizo la apertura de la Misión Continental en nuestra Diócesis.

21. Se buscó, casi inmediatamente, empezar la Misión Continental, guiándonos por el folleto de la «Misión Continental en la Arquidiócesis de Guadalajara», y realizando Jornadas de Pastoral, que reunieron las fuerzas vivas de la Iglesia (Vicarios Episcopales, Decanos, Comisiones Diocesanas y sus Secciones, Vida Consagrada y Seminario Diocesano). En éstas, se asumieron acuerdos que nos invitaban a la conversión personal y pastoral y a implementar, en comunión y participación, algunas exigencias comunes de acción pastoral.
Preparativos inmediatos para este plan

22. El 7 de febrero de 2012 comenzó su ministerio en esta Iglesia el Cardenal José Francisco Robles Ortega. Su primera acción fue encontrarse con el presbiterio, visitando las Vicarías Episcopales, y posteriormente las Comisiones y Secciones Diocesanas para conocer y escuchar a los agentes de pastoral; los resultados de estas visitas fueron discernidos en una jornada el 6 de septiembre de ese año. Ahí, el Sr. Cardenal propuso la implementación de un nuevo Plan Diocesano de Pastoral y pidió a la Vicaría de Pastoral que iniciara los preparativos. El Señor Cardenal señaló como criterio básico la participación de los distintos sectores del pueblo de Dios (Cf DA 371), porque «el que no participa, no asume»; este criterio marcó el rumbo de esta nueva etapa. Se llegó a la primera Asamblea Diocesana (11, 12 y 13 de junio de 2013) desde las asambleas parroquiales, decanales, vicariales, de las comisiones diocesanas de pastoral y de las comunidades de la Vida Consagrada.

23. Esta primera Asamblea Diocesana de Pastoral del episcopado del Cardenal Robles, llegó a asumir las prioridades diocesanas y a la elaboración del objetivo común. Se elaboró un subsidio, llamado “Glosa del Objetivo Diocesano” para que el fruto de esta Asamblea fuera socializado; posteriormente se realizaron las asambleas pastorales de todas las instancias para elaborar las metas y, de este trabajo, se llegó, en la Asamblea Diocesana del 2014 a tener 7 líneas comunes de acción. El trabajo pastoral de forma participativa, que llega a la Asamblea y después vuelve a las comunidades, se puede considerar como la metodología del VI Plan Orgánico Diocesano de Pastoral, que ahora se materializa en estas líneas, pero que se ha venido fraguando desde hace ya tiempo y que espera ser un paso más en el caminar de nuestra Iglesia diocesana.
Felicidades a nuestros Sacerdotes Ascencio Plascencia José Humberto · Carlos Esmerio Rodrigo · Salcedo Becerra Eduardo ·

Lectura de día



Lectura del lunes,
17 de diciembre de 2018

Agenda Litúrgica



Agenda litúrgica 2017-2018 en PDF

Visitas de la Virgen



Ver más...

CEM



Conferencia del Episcopado Mexicano

Circulares y Comunicados

1.Com. Notificación
2.Com. Estadística Anual
3.Com. Jornada Mundial del Enfermo
4.Com. Preseminarios 2018

Ingresos Diocesanos

Ingresos Diocesanos

Directorio - Horario de Misas



Directorio - Horario de misas

Eventos



Ver más...

Ministros Extraordinarios



Ingresa...


Aviso de privacidad | Condiciones Generales
Tels. 52 (33) 3614-5504, 3055-8000 Fax: 52 (33) 3658-2300
© 2018 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis