Lectura del Día

Lecturas



8 septiembre del 2018

8 sábado
Blanco / Azul

Fiesta, NATIVIDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
MR p. 788 [818] / Lecc. II p. 1116

Aun antes del nacimiento del Bautista, el de la Virgen María es un anuncio del nacimiento de Jesús, el preludio de la Buena Nueva. La llegada de esta niña al hogar de Joaquín y Ana significa para el mundo la verdadera esperanza y la aurora de la salvación.

ANTÍFONA DE ENTRADA

Celebremos con júbilo el nacimiento de la santísima Virgen María, de quien nació el sol de justicia, Cristo, nuestro Señor.
Se dice Gloria.

ORACIÓN COLECTA

Concede, Señor, a tus siervos el don de la gracia celestial, para que, a cuantos hemos recibido las primicias de la salvación por la maternidad de la Virgen María, la fiesta de su nacimiento nos traiga un aumento de paz. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

PRIMERA LECTURA

[A quienes Dios conoce de antemano, los predestina.]
De la carta del apóstol san Pablo a los romanos 8, 28-30
Hermanos: Ya sabemos que todo contribuye para bien de los que aman a Dios, de aquellos que han sido llamados por él, según su designio salvador. En efecto, a quienes conoce de antemano, los predestina para que reproduzcan en sí mismos la imagen de su propio Hijo, a fin de que él sea el primogénito entre muchos hermanos. A quienes predestina, los llama; a quienes llama, los justifica, y a quienes justifica, los glorifica. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL del salmo 12, 6ab. 6cd

R. Me llenaré de alegría en el Señor.
Confío, Señor, en tu lealtad, mi corazón se alegra con tu salvación. R.
Cantaré al Señor por el bien que me ha hecho, tocaré mi música en honor del Dios altísimo.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO

R. Aleluya, aleluya.
Dichosa tú, santísima Virgen María, y digna de toda alabanza, porque de ti nació el sol de justicia, Jesucristo, nuestro Dios. R. Aleluya.

EVANGELIO

[Ella ha concebido por obra del Espíritu Santo.]
Del santo Evangelio según san Mateo 1, 18-23
Cristo vino al mundo de la siguiente manera: Estando María, su madre, desposada con José, y antes de que vivieran juntos, sucedió que ella, por obra del Espíritu Santo, estaba esperando un hijo. José, su esposo, que era hombre justo, no queriendo ponerla en evidencia, pensó dejarla en secreto. Mientras pensaba en estas cosas, un ángel del Señor le dijo en sueños: “José, hijo de David, no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás el nombre de Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados”. Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el Señor por boca del profeta Isaías: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios con nosotros. Palabra del Señor.

REFLEXIÓN: • Como casi todas las principales solemnidades de María, también la Natividad es de origen oriental. En la Iglesia latina la habría introducido un Papa proveniente precisamente del oriente, San Sergio I. Originalmente debió haber sido la fiesta de la dedicación de la actual basílica de Santa Ana en Jerusalén. Hay una tradición que ubica este sitio como la sede de la humilde morada de Joaquín y de Ana, descendientes lejanos de David y padres de María Santísima. La devoción cristiana ha querido venerar en ellos las personas y los acontecimientos que prepararon el nacimiento del Salvador. • Hay que descubrir en este culto una profunda verdad: la venida del hombre Dios a la tierra fue larga y cuidadosamente preparada por el Padre a lo largo de los siglos. La historia de la humanidad fue como un lento y difícil parto de las condiciones necesarias para la Encarnación del Hijo de Dios e Hijo de María, «aurora» de la redención. La verdadera devoción a María conduce siempre a su divino Hijo, Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Al celebrar el nacimiento de la Virgen María, te presentamos, Señor, nuestras ofrendas y te pedimos humildemente que nos auxilie la bondad de tu Hijo, que se dignó encarnarse en el seno de la Virgen. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I de santa María Virgen (Natividad), p. 526 [527] o II o V, pp. 527, 530 [528, 531] o III o IV (Festividad), pp. 528-529 [529-530]
ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Is 7, 14: Mt 1, 21

La Virgen dará a luz un hijo, que salvará al pueblo de sus pecados.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que se alegre, Señor, tu Iglesia, alimentada con tus sagrados misterios y se regocije por la natividad de la Virgen María, esperanza y aurora de la salvación para el mundo entero. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Puede utilizarse la fórmula de bendición solemne, p. 601 [609]

Felicidades a nuestros Sacerdotes Aguirre Solís Eduardo · Álvarez Mayoral Adrián · García Zamora Jesús · García Zavala Ramiro · González Hermosillo Renato · Silva Pérez Daniel ·

Lectura de día



Lectura del martes,
18 de septiembre de 2018

Agenda Litúrgica



Agenda litúrgica 2017-2018 en PDF

Visitas de la Virgen



Ver más...

CEM



Conferencia del Episcopado Mexicano

Circulares y Comunicados

1.Com. Notificación
2.Com. Estadística Anual
3.Com. Jornada Mundial del Enfermo
4.Com. Preseminarios 2018

Ingresos Diocesanos

Ingresos Diocesanos

Directorio - Horario de Misas



Directorio - Horario de misas

Eventos



Ver más...

Ministros Extraordinarios



Ingresa...


Aviso de privacidad
Tels. 52 (33) 3614-5504, 3055-8000 Fax: 52 (33) 3658-2300
© 2018 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis