Lectura del Día

Lecturas



26 mayo del 2018

26 sábado
Blanco

Memoria, SAN FELIPE NERI, Presbítero
MR p. 719 [738] / Lecc. II p. 366

Nació en Florencia, pero se educó en Roma. Supo tomar con alegría la austeridad de las bienaventuranzas. Era realmente confortante contemplar a este sacerdote extasiado ante la Eucaristía y entregado a los jóvenes, enfermos y encarcelados. Ésta fue la clave del éxito del Oratorio del Amor Divino, que fundó (1515-1595).

ANTÍFONA DE ENTRADA Rom 5, 5; cfr. 8, 11

El amor de Dios ha sido infundido en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que habita en nosotros.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que nunca dejas de glorificar la santidad de aquellos siervos tuyos que te son fieles, haz que el fuego del Espíritu Santo nos encienda en aquel mismo ardor que tan maravillosamente inflamó el corazón de san Felipe Neri. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

PRIMERA LECTURA

[Mucho puede la oración insistente del justo.]
De la carta del apóstol Santiago 5, 13-20
Hermanos míos: ¿Sufre alguno de ustedes? Que haga oración. ¿Está de buen humor? Que entone cantos al Señor. ¿Hay alguno enfermo? Que llame a los presbíteros de la Iglesia, para que oren por él y lo unjan con aceite, invocando al Señor. La oración hecha con fe le dará la salud al enfermo y el Señor hará que se levante; y si tiene pecados, se le perdonarán. Por tanto, confiesen sus pecados los unos a los otros y oren los unos por los otros para que se curen. Mucho puede la oración insistente del justo: Elías era un hombre igual a nosotros, y cuando oró con insistencia para que no lloviera, no llovió en tres años y medio; volvió a orar, y el cielo dio su lluvia, y la tierra, sus cosechas. Hermanos míos, si alguno de ustedes se desvía de la verdad y otro lo hace volver al buen camino, tengan presente que quien hace volver a un pecador de su extravío, salvará su propia alma de la muerte y sepultará una multitud de pecados. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL del salmo 140, 1-2, 3.8

R. Que sea, Señor, mi oración como el incienso.
A ti clamo, Señor, acude pronto; cuando te invoco, escucha mi plegaria.
Que sea mi oración como el incienso; como ofrenda, mis manos levantadas. R.
Pon, Señor, en mi boca un centinela, un vigía, a la puerta de mis labios.
En ti, Señor, están puestos mis ojos, no me niegues tu amparo. R.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Cfr. Mt 11, 25

R. Aleluya, aleluya.
Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla. R. Aleluya.

EVANGELIO

[El que no reciba el Reino de Dios como un niño, no entrará en él.]
Del santo Evangelio según san Marcos 10, 13-16
En aquel tiempo, la gente le llevó a Jesús unos niños para que los tocara, pero los discípulos trataban de impedirlo. Al ver aquello, Jesús se disgustó y les dijo: “Dejen que los niños se acerquen a mí y no se lo impidan, porque el Reino de Dios es de los que son como ellos. Les aseguro que el que no reciba el Reino de Dios como un niño, no entrará en él”. Después tomó en brazos a los niños y los bendijo imponiéndoles las manos. Palabra del Señor.

REFLEXIÓN: • El pasaje conclusivo de la carta de Santiago nos ofrece dos temas: el primero es el poder de la oración y el segundo es el valor salvífico del compromiso por ayudar a los extraviados. Esta oración insistente –que en su expresión culminante llega a convertirse en sacramento– es el secreto de esa fuerza misteriosa que sostiene al cristiano en lo individual y en lo comunitario. La unción de los enfermos, que tiene aquí su más sólido fundamento, por medio del dolor nos hace partícipes de la pascua de Cristo… • Este episodio lo refieren los tres evangelistas sinópticos, pero es San Marcos quien nos muestra a Jesús abrazando a los pequeños de forma tan tierna y enojándose con sus discípulos porque les impedían acercarse a Él. En su conducta con los niños Jesús hace patente el corazón amoroso de Dios. Vivir la experiencia filial –como niños e hijos que se sienten queridos por su Padre– equivale a abrirse ya a su Reino, y comenzar a ser destinatarios de esos “secretos” que únicamente gusta Él revelar a los que «son como ellos».

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Al ofrecerte, Señor, este sacrificio de alabanza, te rogamos que, a ejemplo de san Felipe, nos mostremos siempre alegres y bien dispuestos, para promover la gloria de tu nombre y el servicio del prójimo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Jn 15, 9

Así como el Padre me ha amado a mí, así yo los he amado a ustedes, dice el Señor; permanezcan, pues, en mi amor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Saciados, Señor, por este manjar celestial, te rogamos que, a imitación de san Felipe, nos hagas anhelar siempre este mismo sustento por el cual verdaderamente vivimos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ACTIVIDAD DIOCESANA

Encuentro Diocesano de Acólitos
Para niños, adolescentes y jóvenes acólitos.

Felicidades a nuestros Sacerdotes Estrada Cuéllar David · Gómez Moreno J. Rosario · Toscano González José Horacio ·

Lectura de día



Lectura del sábado,
26 de mayo de 2018

Agenda Litúrgica



Agenda litúrgica 2017-2018 en PDF

Visitas de la Virgen



Ver más...

CEM



Conferencia del Episcopado Mexicano

Circulares y Comunicados

1.Com. Notificación
2.Com. Estadística Anual
3.Com. Jornada Mundial del Enfermo
4.Com. Preseminarios 2018

Ingresos Diocesanos

Ingresos Diocesanos

Directorio - Horario de Misas



Directorio - Horario de misas

Eventos



Ver más...

Ministros Extraordinarios



Ingresa...


Tels. 52 (33) 3614-5504, 3055-8000 Fax: 52 (33) 3658-2300
© 2018 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by Powered by paxomnis