Recibe nuestras Publicaciones

Lectura del Día

Lecturas



20 septiembre del 2017

20 miércoles
Rojo

Memoria, SAN ANDRÉS KIM TAEGON, Presbítero y SAN PABLO CHONG HASANG y Compañeros Mártires
MR p. 796 [826] / Lecc. II p. 799

Algunos laicos introdujeron la fe cristiana en Corea (siglo XVII) y formaron una vigorosa comunidad que se mantuvo firme y organizada, hasta que unos misioneros franceses penetraron secretamente en la región. De esta comunidad cristiana brotaron, durante tres épocas de persecución, 103 mártires, de entre los cuales destacan Andrés Kim Taegon, primer sacerdote y celoso pastor, y Pablo Chong Hasang, insigne apóstol laico. Los demás eran laicos de todas clases y estados, que con su muerte consagraron los generosos principios de la Iglesia en Corea.

ANTÍFONA DE ENTRADA

Los santos mártires derramaron su sangre por Cristo en la tierra; por eso han obtenido el premio eterno.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que has querido multiplicar el número de tus hijos de adopción en el mundo entero, y has hecho de la sangre de los santos mártires Andrés Kim Taegon y compañeros semilla muy fecunda de vida cristiana, concédenos la fuerza de su ayuda y el estímulo de su ejemplo. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

PRIMERA LECTURA

[Realmente es grande el misterio del amor de Dios.]
De la primera carta del apóstol san Pablo a Timoteo 3, 14-16
Querido hermano: Te escribo estas cosas con la esperanza de ir a verte pronto. Pero si tardo en llegar, quiero que sepas desde ahora cómo debes de actuar en la casa del Dios vivo, que es la Iglesia, columna y fundamento de la verdad. Realmente es grande el misterio del amor de Dios, que se nos ha manifestado en Cristo, hecho hombre, santificado por el Espíritu, contemplado por los ángeles, anunciado a todas las naciones, aceptado en el mundo mediante la fe y elevado a la gloria. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL del salmo 110, 1-2. 3-4. 5-6

R. Alabemos a Dios de todo corazón. Quiero alabar a Dios, de corazón, en las reuniones de los justos. Grandiosas son las obras del Señor y para todo fiel, dignas de estudio. R. De majestad y gloria hablan sus obras y su justicia dura para siempre. Ha hecho inolvidables sus prodigios. El Señor es piadoso y es clemente. R. Acordándose siempre de su alianza, él le da de comer al que lo teme. Al darle por herencia a las naciones, hizo ver a su pueblo sus poderes. R.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Cfr. Jn 6, 63. 68

R. Aleluya, aleluya. Tus palabras, Señor, son espíritu y vida. Tú tienes palabras de vida eterna. R.Aleluya.

EVANGELIO

[Tocamos la flauta y ustedes no bailaron, cantamos canciones tristes y no lloraron.]
Del santo Evangelio según san Lucas 7, 31-35
En aquel tiempo, Jesús dijo: “¿Con quién compararé a los hombres de esta generación? ¿A quién se parecen? Se parecen a esos niños que se sientan a jugar en la plaza y se gritan los unos a los otros: ‘Tocamos la flauta y no han bailado, cantamos canciones tristes y no han llorado’. Porque vino Juan el Bautista, que ni comía pan ni bebía vino, y ustedes dijeron: ‘Ese está endemoniado’. Y viene el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: ‘Este hombre es un glotón y un bebedor, amigo de publícanos y pecadores’. Pero sólo aquellos que tienen la sabiduría de Dios, son quienes lo reconocen”. Palabra del Señor.

REFLEXIÓN: • Pablo sigue refiriéndose a la conducta de los ministros de la comunidad o, todavía más, a lo más esencial de su vocación. De acuerdo al pensar del Apóstol, ellos deben considerar la comunidad como «casa del Dios vivo» y «columna y fundamento de la verdad». Ellos han de tener como principal afán la vivencia del misterio pascual de Cristo, a partir de una Eucaristía celebrada con un sentimiento alegre y festivo. Este ministerio requiere un corazón reconciliado, sólo movido por una ardiente pasión por Jesucristo… • Este pasaje sólo tiene sentido si se lee conjuntamente con los precedentes versículos de Lc 7, 24-30 [«¿Qué Salieron a ver en el desierto»...], desafortunadamente omitidos en el texto de la liturgia de este día. Jesús alude a un antiguo juego de los niños hebreos para condenar la indiferencia de los que permanecen insensibles a la proclamación de su mensaje. Lo que se quiere decir con esto es que los fariseos, en la práctica, se comportaron como niños caprichosos. Algo que no se les pudo reprochar ni siguiera a los despreciados publicanos.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Mira benignamente, Dios todopoderoso, las ofrendas de tu pueblo y concédenos, por la intercesión de tus santos mártires, llegar a ser un sacrificio agradable a ti, para salvación del mundo entero. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Mt 10, 32

A quien me reconozca delante de los hombres, yo también lo reconoceré ante mi Padre, que está en los Cielos, dice el Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Nutridos con el alimento de los fuertes, en esta celebración de los santos mártires coreanos, te pedimos humildemente, Señor, que, unidos fielmente a Cristo, trabajemos en la Iglesia para la salvación de todos. Por Jesucristo, nuestro Señor.


Copyright 2017. Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal. Apdo. Postal 61-33 Tels. 52 (33) 3614-5504, 3055-8000 Fax: 52 (33) 3658-2300 Powered by paxomnis
Arzobispo Directorios Tramites Curia Arquidiocesana Documentos Diocesanos Historia, Arte y Devocion Contacto