Recibe nuestras Publicaciones

Lectura del Día

Lecturas



20 de febrero del 2017

20 lunes
Verde

Misa por la Iglesia Universal “C”
MR p. 1041 [1085] / Lecc. I p. 636

ANTÍFONA DE ENTRADA Mt 18, 20

Donde dos o tres se reúnen en mi nombre, ahí estoy yo en medio de ellos, dice el Señor.

ORACIÓN COLECTA

Te pedimos, Dios todopoderoso, que tu Iglesia sea siempre un pueblo santo reunido en la unidad del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, para que manifieste el misterio de tu santidad y de tu unidad al mundo y lo lleve a la perfección de tu amor. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

PRIMERA LECTURA

[Antes que cualquier otra cosa fue creada la sabiduría.]
Del libro del Eclesiástico (Sirácide) 1, 1-10
Toda sabiduría proviene del Señor y está con él eternamente. ¿Quién puede contar las arenas de la playa, las gotas de la lluvia o los días de los siglos? ¿Quién puede explorar la altura del cielo, la extensión de la tierra y la profundidad de los abismos? Antes que cualquier otra cosa fue creada la sabiduría; y la luz de la inteligencia, desde la eternidad. ¿A quién se le ha revelado la fuente de la sabiduría? ¿Quién ha conocido sus recursos inagotables? Uno solo es sabio, temible en extremo: el que está sentado en su trono, el Señor.
El creó la sabiduría, la contempló y la midió; la ha derramado sobre todas sus obras y sobre todos los hombres, según su generosidad; la ha derrochado entre aquellos que lo aman. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL del Salmo 92, 1abc, 1d-2, 5

R. El Señor es un rey magnifico.
Tú eres, Señor, el rey de todos los reyes. Estás revestido de poder y majestad. Tú mantienes el orbe y no vacila. Eres eterno, y para siempre está firme tu trono. R.
Muy dignas de confianza son tus leyes y desde hoy y para siempre, Señor, la santidad adorna tu templo. R. El Señor es un rey magnifico.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO 2 Tim 1, 10

R. Aleluya, aleluya.
Jesucristo, nuestro salvador, ha vencido la muerte y ha hecho resplandecer la vida por medio del Evangelio. R. Aleluya.

EVANGELIO

[Creo, Señor, pero dame tú la fe que me falta.]
Del santo Evangelio según san Marcos 9, 14-29
En aquel tiempo, cuando Jesús bajó del monte y llegó al sitio donde estaban sus discípulos, vio que mucha gente los rodeaba y que algunos escribas discutían con ellos. Cuando la gente vio a Jesús, se impresionó mucho y corrió a saludarlo. Él les preguntó: “¿De qué están discutiendo?” De entre la gente, uno le contestó: “Maestro, te he traído a mi hijo, que tiene un espíritu que no lo deja hablar; cada vez que se apodera de él, lo tira al suelo y el muchacho echa espumarajos, rechina los dientes y se queda tieso. Les he pedido a tus discípulos que lo expulsen, pero no han podido”. Jesús les contestó: “¡Gente incrédula! ¿Hasta cuándo tendré que estar con ustedes? ¿Hasta cuándo tendré que soportarlos? Tráiganme al muchacho”. Y se lo trajeron. En cuanto el espíritu vio a Jesús, se puso a retorcer al muchacho; lo derribó por tierra y lo revolcó, haciéndolo echar espumarajos. Jesús le preguntó al padre: “¿Cuánto tiempo hace que le pasa esto?” Contestó el padre: “Desde pequeño. Y muchas veces lo ha arrojado al fuego y al agua para acabar con él. Por eso, si algo puedes, ten compasión de nosotros y ayúdanos”.
Jesús le replicó: “¿Qué quiere decir eso de ‘si puedes’? Todo es posible para el que tiene fe”. Entonces el padre del muchacho exclamó entre lágrimas: “Creo, Señor; pero dame tú la fe que me falta”. Jesús, al ver que la gente acudía corriendo, reprendió al espíritu inmundo, diciéndole: “Espíritu mudo y sordo, yo te lo mando: Sal de él y no vuelvas a entrar en él”. Entre gritos y convulsiones violentas salió el espíritu. El muchacho se quedó como muerto, de modo que la mayoría decía que estaba muerto. Pero Jesús lo tomó de la mano, lo levantó y el muchacho se puso de pie.
Al entrar en una casa con sus discípulos, éstos le preguntaron a Jesús en privado: “¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo?” Él les respondió: “Esta clase de demonios no sale sino a fuerza de oración y de ayuno”. Palabra del Señor.

REFLEXIÓN: • El libro del Eclesiástico –cuya lectura comenzamos hoy– se inicia con una clara afirmación acerca del origen divino de la «Sabiduría» (Cfr. Prov 2, 6; Sab 7, 25ss). La capacidad de encuadrar armónicamente la propia existencia en el ámbito del universo creado y de la sociedad humana es, sin duda, signo de una sabiduría que viene de Dios, a partir del reconocimiento previo de que sólo Él es verdaderamente sabio. Todo este libro busca darnos esta lección: la verdadera sabiduría Dios la hace brillar en sus obras y se la concede a los que lo aman… • Los discípulos no pudieron sanar a un muchacho epiléptico, popularmente considerado un endemoniado. Entonces interviene Jesús reprochándoles su falta de confianza en el poder de Dios que actúa en Él. Sólo cuando el padre afirma sin vacilaciones: «Creo, Señor; pero dame tú la fe que me falta», es cuando se realiza el milagro. Esta fe auténtica es capaz de hacer maravillas y su poder transfigurante llega hasta nosotros a través de la «sacramentalidad» de la Iglesia del Verbo Encarnado

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Señor Dios, al celebrar el memorial del inmenso amor de tu Hijo, te suplicamos que el fruto de su acción salvadora contribuya, por el ministerio de tu Iglesia, a la salvación del mundo entero. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Cfr. 1 Cor 10, 17

El pan es uno, y aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo, porque participamos de un mismo pan y de un mismo cáliz.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Dios nuestro, que por este admirable sacramento fortaleces y consuelas a la Iglesia, concede a tu pueblo unirse más a Cristo, para que, a través de las tareas temporales, vaya construyendo, en libertad, tu Reino eterno. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ACTIVIDAD DIOCESANA

Jubileo circular: Lunes 20, Martes 21 y Miércoles 22: Ntra. Sra. de Bugambilias, Ntra. Sra. de la Esperanza, La Candelaria, Sagrado Corazón (Lomas del Verde), Ntra. Sra. del Tepeyac (Atemajac), San Francisco de Asís (Juchipila), El Espíritu Santo (Ocotlán), San Pedro Itzicán (Ocotlán).


Copyright 2017. Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal. Apdo. Postal 61-33 Tels. 52 (33) 3614-5504, 1036-5605 Fax: 52 (33) 3658-2300 Powered by paxomnis
Arzobispo Directorios Tramites Curia Arquidiocesana Documentos Diocesanos Historia, Arte y Devocion Contacto