Lectura del Día

Lecturas



12 septiembre del 2018

12 miércoles
Verde / Blanco

Feria o SANTÍSIMO NOMBRE DE MARÍA
MR p. 790 [820] / Lecc. II p. 776

El Papa Inocencio XI adopta esta festividad para la Iglesia de Occidente en 1683, como una acción de gracias por el fin del sitio de Viena y la derrota de los turcos por las fuerzas de Juan Sobieski, rey de Polonia. En esta celebración los fieles encomiendan a Dios, por la intercesión de nuestra Santa Madre, las necesidades de la Iglesia, y dan gracias por su maternal protección y sus innumerables beneficios.

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Jdt 13, 18-19

Virgen María, el Altísimo te ha bendecido más que a todas las mujeres de la tierra; porque de tal manera te ha glorificado que la humanidad no cesa de alabarte.

ORACIÓN COLECTA

Concede, Dios todopoderoso, que a todos los que celebramos el glorioso nombre de la santísima Virgen María, ella misma nos obtenga los dones de tu misericordia. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

PRIMERA LECTURA

[¿Estás casado? No te separes de tu esposa. ¿Eres soltero? No te cases.] De la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios 7, 25-31 Queridos hermanos: En cuanto a los jóvenes no casados, no he recibido ningún mandamiento del Señor; pero les voy a dar un consejo, pues por la misericordia del Señor, soy digno de confianza. Yo opino que, en vista de las dificultades de esta vida, lo que conviene es que cada uno se quede como está. ¿Estás casado? No te separes de tu esposa. ¿Eres soltero? No te cases; pero si te casas, no haces mal, y si una joven se casa, tampoco hace mal. Sin embargo, los que se casan sufren en esta vida muchas tribulaciones, que yo quisiera evitarles. Hermanos, les quiero decir una cosa: la vida es corta. Por tanto, conviene que los casados vivan como si no lo estuvieran; los que sufren, como si no sufrieran; los que están alegres, como si no se alegraran; los que compran, como si no compraran; los que disfrutan del mundo, como si no disfrutaran de él; porque este mundo que vemos es pasajero. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL del salmo 44, 11-12. 14-15. 16-17

R. El rey está prendado de tu belleza. Escucha, hija, mira y pon atención: olvida a tu pueblo y la casa paterna; el rey está prendado de tu belleza; ríndele homenaje, porque Él es tu señor. R. Con todos los honores entra la princesa, vestida de oro y de brocados, y es conducida hasta el rey; un cortejo de doncellas la acompaña. R. Entre alegría y regocijo van entrando en el palacio real. A cambio de tus padres, tendrás hijos, que nombrarás príncipes por toda la tierra. R.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Lc 6, 23

R. Aleluya, aleluya. Alégrense ese día y salten de gozo, porque su recompensa será grande en el cielo. R. Aleluya.

EVANGELIO

[Dichosos los pobres. - ¡Ay de ustedes, los ricos!] Del santo Evangelio según san Lucas 6, 20-26 En aquel tiempo, mirando Jesús a sus discípulos, les dijo: “Dichosos ustedes los pobres, porque de ustedes es el Reino de Dios. Dichosos ustedes los que ahora tienen hambre, porque serán saciados. Dichosos ustedes los que lloran ahora, porque al fin reirán. Dichosos serán ustedes cuando los hombres los aborrezcan y los expulsen de entre ellos, y cuando los insulten y maldigan por causa del Hijo del hombre. Alégrense ese día y salten de gozo, porque su recompensa será grande en el cielo. Pues así trataron sus padres a los profetas. Pero, ¡ay de ustedes, los ricos, porque ya tienen ahora su consuelo! ¡Ay de ustedes, los que se hartan ahora, porque después tendrán hambre! ¡Ay de ustedes, los que ríen ahora, porque llorarán de pena! ¡Ay de ustedes, cuando todo el mundo los alabe, porque de ese modo trataron sus padres a los falsos profetas!”. Palabra del Señor.

REFLEXIÓN: • San Pablo hace un elogio maravilloso del celibato y de la virginidad consagrada como testimonios proféticos de un futuro divino, tan pleno y definitivo, que llega a relativizar todas las experiencias humanas actuales, como sería el mismo estado matrimonial. No se trata, por supuesto, de un simple replegamiento egoísta ni mucho menos de un cálculo mezquino que –frente a la supuesta brevedad de la vida– busca una falsa escapatoria para evitarse molestias. Se trata, en cambio, de una generosa consagración en orden a una sumisión radical a la voluntad de Dios… • Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre, proclama ahora “bienaventurados” a quienes tratan de vivir como Él eligió vivir. En San Lucas las muy conocidas Bienaventuranzas tienen, por cierto, una forma más escueta de lo que nos es reportado en San Mateo (5, 3-11). Sin embargo, ambos autores coinciden en lo esencial: la comunidad cristiana está llamada a vivir bajo la cruz de Cristo –no esperando nada valioso de este mundo– y totalmente confiada en el pleno cumplimiento de las promesas de un Reino que está por venir.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Te pedimos, Señor, que la intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María haga dignas nuestras ofrendas, y que, al venerar su santo nombre, seamos agradables a ti. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Lc 1, 49

Me llamarán dichosa todas las generaciones, porque Dios puso sus ojos en la humildad de su esclava.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que por intercesión de María, la Madre de Dios, obtengamos, Señor, la gracia de tu bendición, para que cuantos celebramos su venerable nombre recibamos su auxilio en todas las necesidades. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Felicidades a nuestros Sacerdotes Villanueva Ramírez Marcos ·

Lectura de día



Lectura del miércoles,
19 de septiembre de 2018

Agenda Litúrgica



Agenda litúrgica 2017-2018 en PDF

Visitas de la Virgen



Ver más...

CEM



Conferencia del Episcopado Mexicano

Circulares y Comunicados

1.Com. Notificación
2.Com. Estadística Anual
3.Com. Jornada Mundial del Enfermo
4.Com. Preseminarios 2018

Ingresos Diocesanos

Ingresos Diocesanos

Directorio - Horario de Misas



Directorio - Horario de misas

Eventos



Ver más...

Ministros Extraordinarios



Ingresa...


Aviso de privacidad
Tels. 52 (33) 3614-5504, 3055-8000 Fax: 52 (33) 3658-2300
© 2018 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis