Documentos Diocesanos

Boletín Eclesiástico

2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017
2018

Volver Atrás

Circulares

 

Circular 14/2013

 

Fallecimiento del señor presbítero don Salvador Montoya Ramos

A los miembros del presbiterio diocesano:

Los saludo fraternalmente, deseando que Jesús, triunfador del pecado y de la muerte, los renueve con la fuerza de su resurrección en su ministerio sacerdotal.

Me encomienda el eminentísimo señor cardenal don José Francisco Robles Ortega les informe del fallecimiento del señor presbítero don Salvador Montoya Ramos. Las palabras del Apóstol, sin embargo, nos animan: “Cristo resucitó de entre los muertos como primicia de los que murieron” (1Cor 15, 20).

El señor presbítero don Salvador Montoya Ramos, nació en Etzatlán, Jalisco, el 23 de octubre de 1919, ingresó al Seminario de Guadalajara en 1949, fue ordenado sacerdote el 28 de mayo de 1959, en Guadalajara, Jalisco. Desempeñó su ministerio pastoral como vicario en las parroquias de San Felipe de Jesús, La Divina Providencia, San Miguel de Mezquitán, El Santuario de Guadalupe, Nuestra Señora de Zapopan y La Santa Cruz. Estuvo como adscrito en la parroquia de El Calvario (Jardines del Bosque) y del templo Expiatorio; fue asesor de los Caballeros de la Corte de Honor de María Guadalupe. Fue el primer capellán de los Santos Ángeles. Falleció en Guadalajara Jalisco, el 5 de abril del 2013.

El padre don Salvador Montoya Ramos, fue un sacerdote alegre, trabajador, piadoso, reflexivo, sencillo, obediente, responsable en las actividades a él encomendadas, varón apostólico y servicial, buen compañero, dedicado al ministerio, fue un gran promotor de grupos de pastoral juvenil.

Pidamos a Jesucristo Resucitado que haga entrar en su gloria a nuestro hermano Salvadorsacerdote, para que unido al coro de los ángeles y los santos en el cielo, alabe para siempre al Cordero, inmolado por nuestra salvación.

Guadalajara, Jalisco, a 10 de abril del 2013.

Javier Magdaleno Cueva, Pbro.

Secretario Canciller

 

Circular 15/2013

 

Circular de la fiesta litúrgica y celebración popular de los santos Cristóbal Magallanes y compañeros mártires mexicanos

A los sacerdotes, religiosos y fieles laicos:

Los saludo con afecto, deseando que el gozo de la Pascua nos renueve interiormente, para que seamos testigos creíbles con nuestra vida, de la alegre noticia de la Resurrección del Señor.

A trece años de la canonización de los santos mártires mexicanos, Cristóbal Magallanes y veinticuatro compañeros, recordamos las hermosas palabras del beato Papa Juan Pablo II: “Muchos sacerdotes y laicos, conscientes del gran peligro que corrían, permanecieron en sus puestos y entregaron su vida por sus hermanos en el martirio, convirtiéndose en ejemplo de caridad heroica. Entre aquellos que siguieron a Cristo en el camino de la cruz, se cuentan veintidós clérigos diocesanos, entregados a las obras pastorales y tres laicos que colaboraban en el apostolado”(Cf. Decreto de Canonización de los Santos Cristóbal Magallanes y veinticuatro compañeros, 21 de mayo del 2000). Este grupo de veinticinco hombres virtuosos, encabezado por el párroco de Totatiche, fueron capaces de sacrificar su vida por su fe en Dios, su amor a Cristo Rey y a Santa María de Guadalupe, su fidelidad a la Iglesia hasta dar la vida por ella y su esperanza cierta en la vida eterna, llegando a derramar su sangre con valentía. Como ha dicho el Papa Francisco: “el Espíritu de Cristo resucitado ahuyenta el miedo del corazón de los apóstoles y les da el valor de salir del Cenáculo para difundir el Evangelio. Tengamos también nosotros el valor de dar testimonio de la fe en Cristo resucitado. ¡No debemos tener miedo de ser cristianos, ni de vivir como cristianos!”(Regina Coeli, 7 de abril del 2013).

Para que la imitación de nuestros santos mártires se promueva y fortalezca, y sean reconocidos e invocados en nuestra arquidiócesis, he considerado conveniente que en todas las parroquias, templos, casas del Seminario Diocesano, comunidades de religiosos y religiosas, se celebre su fiesta litúrgica el martes 21 de mayo del presente año con el material litúrgico para la Eucaristía y la Liturgia de las Horas que ha ofrecido la Comisión Diocesana de Causas de Canonización, con subsidios diversos para la misa, hora santa y homilías. El domingo 26 de mayo se celebrará la Eucaristía con motivo de esta fiesta, en el Santuario de los Mártires, a las 12 horas, y en la Catedral Metropolitana a las 18:00 horas.

Pido a los encargados de los templos, que el martes 21 de mayo hagan mención de esta conmemoración litúrgica en la homilía y oración de los fieles, al igual que organicen ese día y el domingo 26 de mayo, diferentes actividades pastorales, devocionales y culturales para fomentar en los fieles el conocimiento y aprecio de los santos mártires en sus respectivas comunidades celebrando su fiesta popular. En el Santuario de los Mártires se podrá obtener la indulgencia plenaria, cumpliendo las condiciones acostumbradas. Con oportunidad se les harán llegar los carteles alusivos a esta celebración.

Que el Señor Jesús, triunfador de la muerte, suscite en el corazón de todos, el deseo de imitar a los Santos Mártires, testimoniando la gozosa noticia de la Resurrección para que en él tengamos vida nueva.

Guadalajara, Jalisco, a 15 de abril del 2013.

+ José Francisco Card. Robles Ortega

Arzobispo de Guadalajara

Javier Magdaleno Cueva, Pbro.

Secretario Canciller

Volver Atrás

Felicidades a nuestros Sacerdotes Aguirre Solís Eduardo · Álvarez Mayoral Adrián · García Zamora Jesús · García Zavala Ramiro · González Hermosillo Renato · Silva Pérez Daniel ·


Aviso de privacidad
Tels. 52 (33) 3614-5504, 3055-8000 Fax: 52 (33) 3658-2300
© 2018 Arquidiocesis de Guadalajara / Todos los derechos reservados.
Alfredo R. Plascencia 995, Chapultepec Country C.P. 44620 Guadalajara, Jal.
Powered by paxomnis